FINANCIAL TIMES

Tapering: economistas prevén que la Reserva Federal terminará las compras de bonos a fines de marzo

La encuesta de FT-IGM muestra que las expectativas han cambiado en medio de la suba de la inflación y la caída del desempleo. La Fed podría empezar a subir las tasas entre el primer y el segundo trimestre del año.

La Reserva Federal pondrá fin a su programa de compra de bonos a fines de marzo y subirá las tasas de interés en Estados Unidos poco después, según un sondeo realizado entre los principales economistas académicos para el Financial Times.

La última encuesta, realizada en colaboración con el FT por la Iniciativa sobre Mercados Globales (IGM) de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago, marca un cambio brusco en las expectativas de los economistas en un momento de aumento de la inflación y caída del desempleo.

Sus respuestas ponen de manifiesto la rapidez con la que ha evolucionado la situación económica en Estados Unidos en apenas unos meses, así como el giro que está dando el banco central estadounidense al reducir rápidamente su apoyo por pandemia para centrarse en la lucha contra la suba de precios.

La dura advertencia de Paul Singer: "Los riesgos están en los niveles más altos de la historia del mercado"

Más de la mitad de los 48 economistas encuestados dijeron que era "algo" o "muy" probable que la Fed acelerara la retirada de sus estímulos en varios meses, poniendo fin completamente a las compras de bonos a finales de marzo.

Un ritmo más rápido podría permitir a la Fed subir las tasas de interés ya en el primer trimestre del próximo año, una medida que espera el 10% de los encuestados. Un endurecimiento tan brusco podría sacudir los mercados financieros, que no esperan que el banco central actúe hasta junio.

La mitad de los economistas encuestados prevén una alza de tasas en el segundo trimestre. Hace apenas tres meses, cuando se realizó la última encuesta, menos del 20% de los economistas consideraba probable una suba de tasas en los primeros seis meses del próximo año.

"La combinación de la alta tasa de inflación y la rigidez del mercado laboral sugiere que no es necesario aplicar políticas fuertemente expansivas de la Fed, como las compras [de bonos]", dijo Jonathan Parker, profesor de economía financiera del Instituto Tecnológico de Massachusetts. "Enviar la señal de que [ellos] están normalizando la política es importante".

Los mercados son más frágiles de lo que los inversores creen

Jay Powell, el presidente de la Fed, y otros altos funcionarios han adoptado en las últimas semanas una postura más asertiva contra la inflación, subrayando el creciente riesgo de que los precios altos se arraiguen y la voluntad del banco central de actuar si es necesario.

El posterior descenso de la tasa de desempleo, que en noviembre bajó al 4,2%, también sugirió una fortaleza subyacente en la recuperación del mercado laboral, después de meses de paralización debido a la escasez de trabajadores.

"La Fed se está guiando por los datos", dijo Karen Dynan, profesora de economía de la Universidad de Harvard, que anteriormente trabajó en el banco central. "Todo el tiempo la Fed ha entendido que hay mucha incertidumbre sobre lo que depara el futuro".

Los economistas, encuestados entre el 3 y el 6 de diciembre, esperan que la inflación siga siendo elevada hasta bien entrado el próximo año, y que el indicador preferido de la Fed -el Índice de Precios del Gasto en Consumo Personal (PCE, por sus siglas en inglés)- se modere sólo ligeramente hasta el 3,5% en términos interanuales en diciembre de 2022, según el promedio de las previsiones. Actualmente se sitúa en el 4,1%.

Estados Unidos: por qué el anuncio de la Reserva Federal sobre el tapering tuvo poco impacto en los mercados

Casi dos tercios de los encuestados prevén que el PCE básico seguirá estando por encima del objetivo del 2% de la Fed a fines de 2023.

Sin embargo, casi el 70% dijo que la principal tasa de la Fed no superaría el 1,5% a fines de 2023, lo que sugiere un ritmo gradual de aumentos de la tasa de interés desde los niveles actuales cercanos a cero.

La encuesta del FT-IGM sugiere que la Fed procederá a subir la tasa antes de que el mercado laboral se haya recuperado a los niveles pre-pandemia.

La previsión promedio de los encuestados sobre la tasa de desempleo fue de 4% para fines del próximo año, y aproximadamente el 70% predijo que volvería a su nivel de febrero de 2020 (3,5%), en la primera mitad de 2023 o antes.

Casi una cuarta parte de los economistas afirmó que la tasa de participación de la población activa, que registra la proporción de personas empleadas o que buscan un trabajo, nunca volverá al nivel de principios de 2020 (63,3%). Sólo el 19% cree que se recuperará en 2023.

La tasa de participación, que actualmente se sitúa en el 61,8%, apenas ha mejorado desde junio del año pasado, lo que los economistas atribuyen a las persistentes preocupaciones relacionadas con la crisis y a los problemas de cuidado de los niños.

Tara Sinclair, de la Universidad George Washington, señaló que muchos estadounidenses también tienen un "colchón financiero" gracias a los ahorros acumulados, reforzados por los importantes programas de estímulo fiscal aprobados desde el inicio de la pandemia.

"Los trabajadores no se están moviendo tan rápido como lo habrían necesitado en un entorno político diferente", dijo.

Tags relacionados

Comentarios

  • GA

    guillermo acosta

    Hace 2 días

    los 2 pròximos meses, los indicadores de inflaciòn seràn decisivos...creo que seerà un tsunami històrico..

    0
    0
    Responder