La rebelión de Apple: empleados rechazan la orden de volver a la oficina

Algunos empleados aseguran que son 'más felices y más productivos' en casa, según una petición interna

Los empleados de Apple rechazaron la orden del fabricante del iPhone de regresar a la oficina el próximo mes, argumentando que han demostrado durante más de dos años que pueden realizar un "trabajo excepcional" con un modelo flexible.

Apple Together, un grupo de trabajadores que se formó el año pasado cuando las oficinas de todo el mundo se vieron forzadas a trabajar de forma remota debido a la pandemia, comenzó a distribuir una petición interna este domingo que exige "un trabajo flexible en la ubicación".

La petición, a la que ha tenido acceso Financial Times, es una respuesta a la orden del consejero delegado Tim Cook que comunicó la semana pasada a los empleados de la sede de Cupertino y sus alrededores que debían regresar a la oficina tres días a la semana a partir del 5 de septiembre. Con esta medida, Cook aseguraba que quería preservar la "colaboración en persona que es tan esencial para nuestra cultura".

Apple Together ha respondido que se trata de un "mandato uniforme de la alta dirección" que no respeta las "muchas razones convincentes" por las que algunos empleados son "más felices y más productivos" trabajando fuera de las condiciones de trabajo de una oficina tradicional.

El grupo ha exigido a Apple que permita a los empleados negociar con su "superior inmediato" para decidir sus condiciones de trabajo, y que no deben estar sujetos a "autorizaciones de alto nivel" y "procedimientos complejos" o tener que proporcionar información privada.

Un empleado del área corporativa en ingeniería de hardware en Cupertino que está ayudando a organizar la petición ha explicado a Financial Times que Apple Together tenía la intención de recoger firmas esta semana antes de verificar y enviar los resultados a los directivos.

"En este momento no daremos a conocer públicamente ningún nombre específico para proteger a nuestros compañeros, especialmente a la luz de la degradación de los sindicatos del sector minorista y los informes recientes de denuncias de represalias por parte de Recursos Humanos", ha indicado este empleado.

Apple se negó a comentar esta información.

Las empresas de Silicon Valley, incluidas Facebook y Google, permitieron a sus ingenieros quedarse en casa cuando el Covid obligó a los empleados a trabajar de forma remota en marzo de 2020. En algunos casos, a los empleados se les permitió mudarse a otras partes del país sin que eso afectara sus salarios.

Si el trabajo debe ahora volver a la situación previa al Covid se ha convertido en un tema polémico, con algunas empresas llevando a cabo políticas flexibles para atraer y retener talento.

El año pasado, Spotify introdujo una política de "Trabajar desde cualquier lugar", asegurando que apoyaría la conciliación entre la vida laboral y personal dando a sus empleados "la libertad de elegir" dónde trabajar.

En cambio, el jefe de Tesla, Elon Musk, les dijo a los trabajadores que "el trabajo remoto ya no es aceptable". A excepción de los "colaboradores particularmente excepcionales", escribió Musk a los empleados en junio, que se supondrá que los empleados que no se presenten en persona a sus puestos de trabajo "han renunciado".

Cook no se ha mostrado tan contundente como Musk (en marzo reconoció que el regreso a la oficina podría ser "un cambio inquietante" para algunos), pero desde junio de 2021 ha intentado repetidamente que los trabajadores regresen a la oficina, y solo ha retrasado estos planes debido a las nuevas olas de casos de Covid.

Apple ha prosperado durante la pandemia y su valor de mercado se ha duplicado para pasar de 1,4 a 2,8 billones de dólares desde febrero de 2020. Algunos empleados argumentan que eso demuestra que estar menos en la oficina no está afectado a su trabajo.

En Slack, la plataforma de mensajería interna utilizada por Apple, más de 10.000 empleados se han unido al grupo "Defensa del trabajo remoto". Y en Blind, la plataforma de mensajería anónima para empleados tecnológicos, las discusiones sobre el regreso al trabajo se encuentran entre los temas más frecuentes y populares entre los empleados de Apple.

En mayo, un destacado científico informático, Ian Goodfellow, dejó Apple por DeepMind, una empresa de Google, y supuestamente les dijo a sus compañeros que la política de regreso al trabajo de Apple fue una de las principales razones por las que se fue.

La franqueza de algunos empleados de Apple parece haber tenido cierto impacto. En junio, Cook pidió a los empleados que regresaran a la oficina los lunes, martes y jueves. Sin embargo, en el memorando de la semana pasada la política se relajó a martes y jueves, más un tercer día que será determinado por cada equipo.

"Creemos que Apple debería alentar, no prohibir, el trabajo flexible para construir una empresa más diversa y exitosa donde podamos sentirnos cómodos para 'pensar diferente' juntos", decía la petición de Apple.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.