OPERATIVO CONTENCIÓN

Tras los rumores de quiebre de la CGT, Pablo Moyano cena en Olivos con Alberto Fernández

El dirigente del gremio de los camioneros tendrá su cita con el Presidente Alberto Fernández a 48 horas del asado del mandatario con el sector más afín de la central del cual había sido marginado

Finalmente, el triunviro de la Confederación General del Trabajo (CGT) y dirigente del gremio de los camioneros, Pablo Moyano, tendrá su cena en Olivos hoy por la noche. El encuentro con el Presidente Alberto Fernández se concretará 48 horas después del asado del mandatario con el sector más afín de la central -entre ellos los otros dos co-secretarios, Héctor Daer y Carlos Acuña- del cual había sido marginado.

Junto a Moyano concurrirán hoy a la Quinta de Olivos otros dirigentes del espacio cegetista que se referencia con el líder camionero dentro de la conducción tripartita. Entre ellos, el representante de los Vendedores de Diarios y Revistas, Omar Plaini, y el de SMATA, Mario ‘Paco' Manrique, ambos con funciones en el organigrama de la central a cargo de la Secretaría de Políticas Económicas y Sociales y la Secretaría Gremial, respectivamente.

Operativo 'Bono': un sector de la CGT y la CTA presionan por un refuerzo de fin de año

Pablo Moyano se queda en la CGT: qué razones lo llevaron a evitar el portazo

Ayer, luego de una reunión de Moyano con los gremios que se enmarcan dentro del denominado Frente Sindical, Plaini y Manrique oficiaron de voceros para desactivar los rumores de quiebres que se habían multiplicado durante la mañana posterior al primer asado. El lunes por la noche, concurrieron junto a Daer y Acuña otros dirigentes de los llamados ‘gordos', barrionuevistas e independientes, con roles institucionales en la estructura de la central, como Gerardo Martínez (UOCRA) y Andrés Rodríguez (UPCN).

"Ni Pablo Moyano ni los cincuenta y pico de gremios que integramos el Frente Sindical planteamos irnos de la CGT. Sería una irresponsabilidad de nuestra parte", sostuvo Manrique a la salida del encuentro en el gremio de los Camioneros. Asimismo, negó que Moyano hubiera hablado con los medios acerca de una renuncia a la CGT. "El Presidente puede comer asado con quien quiera".

Los cortocircuitos dentro de la conducción tripartita no son nuevos y una ruptura no hubiera hecho más que sincerar las diferencias que separan las visiones de los co-secretarios generales. No obstante, desde el Frente Sindical y la Corriente Federal, que nuclean a decenas de gremios, siempre se ocuparon de sostener que la apuesta es, desde el congreso normalizador de 2021, a sostener esa unidad, aún pese a las fricciones.

Y es que las diferencias no son solo de alineamientos políticos -con el espacio moyanista y de la Corriente Federal más cercano al kirchnerismo y los encolumnados detrás de Acuña y Daer, con la Rosada- sino también de estrategias. Mientras que el líder camionero y otros referentes aliados enarbolaron una voz más crítica contra la actitud del Gobierno en lo que refiere a la falta de políticas redistributivas, desde el otro sector siempre apostaron más eludir los choques con el Ejecutivo alegando la necesidades de evitar la conflictividad.

Con esto en mente, hoy por la noche Moyano, Manrique y Plaini llevarán al Presidente su propia agenda de propuestas para que el Gobierno tome. En rigor, cinco puntos que detalló Manrique en las últimas horas: aumentar el salario familiar, subir los niveles del impuesto a las Ganancias, un nuevo incremento del salario mínimo vital y móvil y un control de precios más exhaustivo para evitar que toda la puja redistributiva se evapore en los supermercados.

Asimismo, el quinto punto es el que genera más ruido aún hoy dentro de la CGT. La posibilidad de una suma fija que suba el piso de las paritarias antes de su reapertura. "Sabemos que es el punto más conflictivo. Nosotros sostenemos que las paritarias libres son innegociables pero sabemos también que se necesita por afuera una suma fija", expresó Plaini hoy. Un punto que genera roces con las otras dos patas de la conducción cegetista que siguen apostando de lleno a las paritarias para corregir el desfasaje de los bolsillos. 

Desde la Casa Rosada, al ser consultados sobre el cortocircuito con la CGT, explicaron a El Cronista que el Presidente no había cursado las invitaciones tampoco el lunes, sino que la iniciativa había partido desde la representación de los trabajadores y trabajadoras de visitar al mandatario. También remarcaron entonces que el vínculo entre Fernández y Moyano era óptimo al punto de que hablaban con frecuencia. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.