NEGOCIACIÓN DE LA DEUDA

Sobrecargos del FMI: llega un sorpresivo apoyo de un rival para ahorrar u$s 10.000 millones

Los bonistas de la reestructuración pidieron que el Fondo Monetario Internacional (FMI) colabore con la Argentina. Es que el organismo cobra ahora tasas más altas que los acreedores privados.

Un grupo de acreedores privados de la deuda externa argentina, que ya pasó por el proceso de dos reestructuraciones (2005/2010 y 2020), envió un sorpresivo apoyo a Martín Guzmán y su equipo en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los bonistas que conforman el Argentina Exchange Bondholders Group consideran que el FMI debe eliminar los sobrecargos que cobra, que en el caso de la Argentina son de 300 puntos básicos y elevan la tasa de interés del préstamo a 4,05% anual.

De lograrlo, esto implicaría para la Argentina un ahorro de 1000 millones de dólares por año o de u$s 10.000 millones a lo largo de un programa de Facilidades Extendidas (EFF).

Asesorados por el abogado Dennis Hranitzky, ex colaborador del "fondo buitre" de Paul Singer, los fondos comandados por Monarch comunicaron que coinciden con el economista Patrick Honohan, que escribió un artículo para el Peterson Institute for International Economics (PIIE) acerca de la necesidad de eliminar las sobretasas que el FMI cobra a los países "agobiados" por la deuda.

El abogado Dennis Hranitzky asesora a bonistas y fondos de inversión en problemas con la Argentina

Los bonistas también le dieron la derecha al reclamo del ministro de Economía y del Frente de Todos en general.

"El FMI es prestamista senior y aun así recibe la tasa más alta entre acreedores de Argentina. ¡Indefendible y contraproducente!", plantearon.

Es que ellos están cobrando una tasa de interés de 3,07% en promedio por sus títulos, a lo largo de toda la vida útil de los bonos, frente al 4,05% que percibe el FMI en estos momentos.

"Reducir sobretasas a cambio de un plan económico serio es el camino", indicaron los acreedores, que en su desesperación por el desplome del valor de sus activos vienen siendo muy duros contra el Gobierno.

Sin ir más lejos, en las últimas semanas, los fondos de inversión criticaron los subsidios y la caída de reservas y se atrevieron a llamar al país como "Argenzuela".

Los bonos argentinos cotizan a paridades por debajo de los u$s 30 y rinden hasta un 25% anual en dólares, por la incertidumbre en torno a las negociaciones con el FMI y un posible default.

Desde que salieron en septiembre de 2020, estos activos perdieron casi la mitad de su valor y el mercado asigna altísimas probabilidades a un escenario de cesación de pagos o nueva reestructuración en los próximos años, cuando el perfil de vencimientos de deuda en dólares se vuelve a empinar hasta más de u$s 10.000 millones por año.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios