Encuesta EMEC

Siete gráficos que marcan el rumbo de la economía hasta las elecciones de 2023

Al cierre de un año realmente complicado en términos económicos, los consultores prevén un 2023 crítico: alta inflación, salto del dólar, menor crecimiento y un agujero fiscal levemente menor, pero con balance en rojo al fin.

En esta noticia

Con las elecciones presidenciales a menos de un año, los principales números de las variables económicas que ganan cada vez mayor atención en el arco político pasan por la inflación, el dólar, la actividad económica y las cifras fiscales, que continuarán representando puntos de dolor tanto para las familias y las empresas.

Así se desprende de la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC), de la que participaron ocho consultoras y centros de estudios durante la segunda mitad de noviembre.

Inflación

En materia de inflación, las expectativas de todos los participantes prácticamente rondan el 100% para 2022, el doble de las que se esperaban en abril, por ejemplo. Se trata de otra suba respecto a la proyección del mes previo: desde octubre de 2021 los analistas mes a mes elevan sus previsiones para el índice de precios al consumidor.

Y para 2023 el panorama luce casi tan sombrío como este año que termina, dado que la mediana de respuestas de las consultoras apunta a un 83% de inflación anual. Es cierto que es una baja respecto a la encuesta de octubre, muy leve, pero ya van tres meses consecutivos en los que las previsiones se mantienen por encima del 80%. 

Y esta inflexibilidad para la baja de la inflación se ve reflejada en las proyecciones mensuales de corto plazo. Así como para noviembre estiman un 5,9% y calculan para diciembre un 6,1% según la mediana de respuestas, en todo el primer semestre no vislumbran una tasa menor al 5% por mes.

Es que los analistas esperan un 5,7% para enero, un 5,4% para febrero, un 5,7% para marzo, un 5,3% para abril, un 5,2% para mayo y un 5,1% para junio, con lo que el primer semestre totalizaría un 37%. En comparación, en el primer semestre de 2022 acumuló un 36%.

Se trata de un mes crítico, dado que presumiblemente sea el último dato disponible previo a las elecciones primarias, si es que se llevan a cabo días antes a que se difunda el dato de julio.

De cualquier manera, 2022 y 2023 serán los dos años con la mayor inflación desde la salida de la última híper hace poco más de 30 años.

Dólar

Las proyecciones sobre el tipo de cambio también anticipan varias dificultades y tensiones para el año que viene. 

Sobre el dólar oficial, las proyecciones de los analistas apuntan a que el año termine con una cotización de $ 181 y 2023, con una de $ 331, valores similares a los dos meses previos, que representaron un salto discreto de las expectativas respecto a los primeros ocho meses del año.

Pero teniendo en cuenta el cada vez más restringido acceso a las divisas para familias y empresas, las previsiones sobre las cotizaciones paralelas también adelantan que el dólar seguirá siendo otro de los focos de preocupación de la agenda económica.

Respecto al dólar blue, la mediana de las previsiones apuntan a $ 330 para fin de 2022 y $ 488 para fin de 2023, un escalón más bajo que la cotización del dólar contado con liquidación esperada, de $ 342 y $ 586, respectivamente.

 PBI y déficit fiscal

La actividad económica también será parte relevante de la agenda económica en el año electoral, luego del desplome y el posterior rebote en los dos primeros años de la pandemia. Y tampoco será muy auspicioso.

Si bien las proyecciones apuntan a un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de 5% para este año, para 2023 las expectativas caen a un 1%, lo que configuraría una dinámica extraña dada la regularidad con la que Argentina presenta caídas en los años pares y ciertas mejorías con anabólicos en los años impares, debido a los comicios de turno.

  En tanto, las cifras fiscales también suelen tensarse en los años electorales dadas las necesidades del oficialismo de extender lo que pueda el gasto público y lanzar algunos beneficios impositivos que impactan en los ingresos. 

En medio del ajuste fiscal que se está llevando a cabo con los cambios ministeriales, las previsiones sobre el resultado fiscal primario para 2022 bajaron a 2,5% del PBI, cuando en el segundo trimestre rondaba el 3% del PBI.

Y para el año que viene los especialistas esperan que baje un poco más, a 2% del PBI, aunque continuaría siendo una cuenta en rojo que dificulta la estabilización y crecimiento de la economía.

Sobre la EMEC

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

En la edición de este mes participaron LCG, ACM, Seido, Abeceb, Management & Fit, PGK Consultores, FIDE, el IDEPI-UNPAZ. 

Temas relacionados
Más noticias de EMEC

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.