Primer bimestre

Salarios deben trepar casi 19% para empatar la suba de la canasta alimentaria desde fines de 2019

Ese aumento debería registrarse en el bimestre enero-febrero, ya que el índice que lo mide se publica con un rezago de dos meses.

La aceleración inflacionaria de los últimos meses superó considerablemente la evolución de los salarios que completaron otro año con un deterioro en términos reales. No obstante, la distancia es más grande todavía con las canastas básicas que se utilizan para medir los niveles de pobreza y de indigencia.

Tal es así que en el año la canasta básica alimentaria (CBA) superó por 12 puntos la variación del índice de salarios del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), mientras que la canasta básica total (CBT) la rebasó por seis unidades, lo que marca la preponderancia de los alimentos en el proceso inflacionario.

Pero los datos de ambas canastas en enero y en febrero no aflojaron y estiraron la diferencia, por lo que el índice de salarios, que se publica con un rezago de dos meses (el último dato oficial es de diciembre), debería trepar 18,67% en el primer bimestre para empatar la suba que tuvo la CBA desde diciembre de 2019.

  En tanto, respecto a la CBT, la suba que debería experimentar el índice salarial es algo menor, de 11,72%, pero no por eso alcanzable, dado que las remuneraciones deberían trepar casi 5,7% cada mes. En toda la serie del Indec, solamente alcanzó un aumento similar en enero de 2020, gracias a los bonos extraordinarios que ordenó el Gobierno.    

Dentro del universo de los salarios, los que más cerca quedaron de la inflación anual de 36,1% fueron los del sector privado no registrado, aunque en los momentos más estrictos de la pandemia fueron los más golpeados dada la flexibilidad. Aumentaron un 39% y requiere en el primer bimestre una suba de 6,8% para igualar el avance de la CBT y de 13,5%, para la de la CBA.

El sector privado registrado, en tanto, subió 34% en 2020 y necesita en enero y febrero de 10,6% para empatar a la CBT y de 17,5% para la CBA. El peor desempeño lo registraron los salarios del sector público, que aumentaron solo 26% y requiere para igualar a la CBT y a la CBA subas de 17,2% y 27,5%, respectivamente.

Suba real de salarios, una misión difícil

Que los salarios mejoren en términos reales es uno de los objetivos que se planteó el Gobierno, con la meta de apaciguar el creciente descontento del electorado e impulsar el consumo para reactivar, al menos a corto plazo, la actividad en el mercado interno.

Uno de los grandes instrumentos que persigue es el tan mentado acuerdo económico y social, con el que busca consensuar con empresarios y gremios un pacto para que precios y paritarias salariales converjan a un 30% en el año, con el fin de anclar expectativas inflacionarias.

Es que el equipo económico sostiene todavía el 29% pautado en el Presupuesto 2021, algo que las consultoras ya descartan: proyectan cerca de 20 puntos más que dejarían obsoleto el acuerdo de precios y salarios. Todo indica que en el primer trimestre la inflación rondará el 12% e incluso algunas previsiones apuntan que la meta oficial sería superada en agosto, por lo que el panorama es oscuro.

Además, para los salarios medios el Gobierno busca que los sueldos brutos de hasta $ 150.000 queden exentos de tributar el impuesto a las Ganancias. 

Si bien es una medida que aliviará el bolsillo del año que viene, al ser un proyecto retroactivo obligará a las empresas a reintegrar las retenciones de los primeros tres meses del año a estos contribuyentes, una masa de $ 15.000 millones que el Ejecutivo pretende que se vuelque al consumo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios