EFECTOS DE LA INFLACION

Escalada sin fin: una familia tipo ya necesita $ 58.000 mensuales para no ser pobre

La canasta básica total, que establece el umbral debajo del cual se cae en esa situación, creció 2,7%, informó esta tarde el Indec. La canasta de alimentos, que fija el límite para la indigencia, avanzó 3,6% en el mes, en línea con la inflación general.

Suele afirmarse que la inflación le pega más a los más pobres, y la inflación en alimentos y bebidas, le pega esencialmente a los más pobres entre los pobres, los indigentes. 

De alguna manera, es lo que refleja el último relevamiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sobre valorización de las canastas básica alimentaria (CBA) y básica total (CBT) para el Gran Buenos Aires. 

La canasta básica de alimentos, que determina la línea de la indigencia, llegó en febrero a 7.953,14 (según los hábitos de consumo a partir de la EPH), incrementándose 3,6% en el mes y con un acumulado de 46,4% en los últimos doce meses. 

Por su parte, la canasta básica total, que fija la línea de la pobreza por ingresos y que además de alimentos mide la evolución de los precios de calzado, vestimenta o algunos servicios como educación, salud, transportes y comunicaciones, trepó a 18.769,41, un avance de 2,7% en febrero y 42,2% en el último año.

Así, para una familia de tres miembros, compuesta por una mujer adulta, una persona mayor y un adolescente, la canasta básica alimentaria quedó fijada en $ 19.565 mientras que la canasta total trepó a $ 46.173. 

En el caso de una familia de cuatro miembros -dos adultos con dos hijos menores- la línea de la indigencia (CBA) quedó en $ 24.575 mensuales y la línea de la pobreza en $ 57.997. 

En cuanto a familias de cinco miembros -dos adultos jóvenes, con tres chicos- la canasta básica alimentaria llegó a $ 25.848 en el mes, mientras que la canasta básica total alcanzó los $ 61.001. 

Si bien en ambos casos se observa una ligera baja en los últimos tres meses, lo cierto es que en segmentos de la población que destinan todo su ingreso o gran parte de él a la alimentación, cada aumento supone una complicación a la hora de llenar un plato de comida.   

 

     

Tags relacionados

Compartí tus comentarios