Covid-19

Qué pasará con las clases presenciales: PBA pide suspender por distrito, pero Nación y Ciudad resisten

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo hoy que no descartan volver a la virtualidad en las localidades donde empeore la situación epidemiológica. En la cartera educativa nacional, por ahora, ratifican la presencia en las aulas.

Mientras la Nación y la Ciudad de Buenos Aires evitan por ahora hablar de una posible marcha atrás de la presencialidad en las aulas, desde la provincia de Buenos Aires advirtieron hoy que en aquellos municipios donde la situación epidemiológica y sanitaria empeore no descartan restringirlas.

El retorno a las aulas había sido impulsado a mitad de 2020 por la administración de Horacio Rodríguez Larreta y si bien en un principio el Ministerio de Educación Nacional resistió la idea, finalmente se acopló a la iniciativa y estableció que en 2021 las clases arrancarían de forma presencial.

El ministro Nicolás Trotta y su par de Salud Carla Vizzotti se reunieron hoy y determinaron que, por el momento, se mantiene el esquema de presencialidad. En declaraciones a Télam, el funcionario descartó la "suspsensión absoluta" de la modalidad e hizo un llamado a "restringir las demás actividades".

"No se van a cerrar las escuelas", indicó el ministro, a la vez que consideró que "sí pueden ser afectadas en la mínima unidad geográfica posible" por restricciones de circulación.

Trotta y Vizzotti volverán a encontrarse mañana en una actividad que compartirán, en tanto que el miércoles el ministro reunirá a todos sus pares en la reunión del Consejo Federal de Educación.

Las declaraciones de Trotta coincidieron con las afirmaciones que esta mañana realizó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, quien advirtió por un posible incremento de la "carga virtual en las escuelas" y una reducción de la presencia en las aulas si se mantuviera el ritmo de crecimiento de los contagios.

"Tenemos sistema mixto de virtualidad y presencialidad", recordó y explicó que si aumentara la circulación viral, la alternativa es "aumentar la carga virtual y reducir la presencialidad". Aclaró que por el sistema de fases que maneja la provincia las restricciones podrían aplicarse por distrito.

En la Ciudad de Buenos Aires, precisaron fuentes porteñas, "tenemos la premisa de hacer lo imposible para sostener la presencialidad". "Por ahora sigue todo como esta", indicaron a El Cronista.

Aunque en las últimas semanas aumentó el nivel de testeo del personal educativo a partir de permitir que puedan hacerlo en horario laboral (se examinaron 67.226 de un universo de 110.000), se frenó la vacunación de los docentes. 

"Se vacunó a una parte cuando tuvimos una partida de vacunas Sinopharm y aun no estaba aprobada para mayores de 60 años. Ese lote se repartió entre personal docente y de salud menor de 60 años. Pero con la aprobación de la Anmat para mayores de 60 se continuó con el curso normal de la campaña de vacunación con los grupos de riesgo de mayor edad", explicaron fuentes sanitarias.

El único sector que rechaza aún hoy la presencialidad son los sindicatos docentes. Mientras que en un inicio la negativa se hacía sentir con fuerza solo desde los gremiso porteños, hoy CTERA emitió un comunicado donde solicitó al Ministerio de Educación Nacional y a los provinciales "la suspensión temporal de la presencialidad en aquellas localidades donde el aumento de casos ha sido exponencial en los últimos 14 días".

"Este nuevo escenario debe considerarse de alto riesgo sanitario para toda la población y deben tomarse las medidas restrictivas en los distintos ámbitos que impidan la propagación del virus en resguardo de la salud de la población. Por tal motivo CTERA solicita, en esos lugares de alto riesgo, volver temporalmente a las actividades a distancia hasta que estén dadas las condiciones óptimas de resguardo sanitario", indicaron.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JR

    Jorge Rivero

    14/04/21

    No hace falta que digan si van o no , vivo frente a un colegio , antes no se podía estacionar , hace tres años o mas que los sindicatos vaciaron las aulas , lo único que funciona es el comedor escolar , síntoma de una brutal decadencia

    Ver más

    0
    0
    Responder