Interna PRO

Obsesionado con Quilmes, Mauricio Macri le disputa el Conurbano a Horacio Rodríguez Larreta

Con agenda permanente en el conurbano bonaerense, Mauricio Macri arrastra una obsesión contra el ex intendente de Quilmes Martiniano Molina, quien logró más votos que el ex presidente en el 2019. Motivos de la interna.

Hace 15 días los dirigentes del PRO en el conurbano que conforman el espacio que alguna vez se llamó los "sin tierra" se reunieron con Mauricio Macri. Fue para hablar de la estrategia a seguir para ganar las intendencias que hoy están en manos del peronismo. Algunos dicen que convocó el ex presidente, pero otros lo niegan. Estos últimos afirman que ellos pidieron la cita para aclarar los pormenores de un encuentro previo algo polémicos que realizaron con dirigentes peronistas en un club de la Ciudad.

  Martiniano Molina haciendo campaña en Quilmes, que espera volver a ganar  

Parece que al ex presidente le molestan mucho los diálogos del PRO con peronistas. Macri considera que no sirve para nada, porque siempre terminan jugando para el peronismo, un diagnóstico que parece compartir con Elisa Carrió, quien salió a criticar a los dirigentes del PRO y la UCR que mantienen ese tipo de vínculos con el Frente de Todos, incluidos algún diputado de vínculo estrecho con Macri, como el caso de Cristian Ritondo.

Lo concreto es que lo que más le molesta a Macri es el armado de Horacio Rodríguez Larreta en el conurbano. ¿Por qué? Porque esa construcción incluye dirigentes del PRO que buscan despegarse de Macri a raíz de otro diagnóstico: que es imposible ganar la provincia de Buenos Aires si el ex Presidente vuelve a postularse de candidato. Incluso dirigentes formados con Macri tienen esa lectura y se alinearon con la candidatura del Jefe de Gobierno porteño y la candidatura a gobernador de Diego Santilli.

La opción Manes: pese a Elisa Carrió, los radicales siguen coqueteando con el peronismo

Horacio Rodríguez Larreta da un giro para alejarse de la interna de Juntos por el Cambio

Reunidos los "Sin Tierra" con el ex presidente, Macri fue muy crítico con los intendentes que sumaron peronistas a su gestión, como es el caso de Martiniano Molina. Macri fue especialmente duro con el ex intendente de Quilmes. "Esos peronistas le impidieron a Martiniano gestionar durante tres años, hasta que finalmente pudo rearmar su gabinete", se quejó el ex presidente. Entre los presentes dijeron que el fundador del PRO, en las casi dos horas que duró el encuentro, mencionó tres veces el caso de Molina, quien era uno de los presentes.

Macri con su primo Jorge, durante una recorrida previa en Vicente López

Entre los dirigentes del PRO revelan un dato del pasado: "Martiniano fue el candidato a intendente que tuvo mayor corte de boleta en Quilmes a su favor en el 2019". En ese municipio bonaerense del sur Alberto Fernández obtuvo 210 mil votos, contra los 110 mil que alcanzó Macri. En cambio, Molina perdió frente a Mayra Mendoza por solo 15 mil votos, porque logró casi 295.000 votos. Cualquiera podría alegar que Macri quedó herido por ese corte de boleta en contra de su candidatura.

DESOPILANTE INTERNA POR EL LIDERAZGO EN EL PRO


Lo curioso es que Martiniano es el candidato del PRO en el conurbano con mayores posibilidades de ganarle al peronismo en su distrito, donde "la intendenta del Frente de Todos tiene 60% de imagen negativa y él, por su lado, 55% de imagen positiva", según admite un dirigente macrista que conoce el clima del conurbano. Por eso pocos entienden que el ex presidente exponga sus críticas a Molina.

Cerca de Macri, sin embargo, niegan que haya pronunciado algo semejante. Y dan otras precisiones. Por ejemplo, que las críticas estuvieron dirigidas al Molina de 2015, que se dejó condicionar por el peronismo del distrito, y no al 2019. "Que no nos pase lo que le pasó en el 2015 a Martiniano, tienen que ser como el Martiniano de 2019", dijo el ex presidente.  Agregan que está diseñando una capacitación para candidatos a intendentes y que "Mauricio convocará a Martiniano para que la abra".   .

Dirigentes vinculados a Rodríguez Larreta, por su lado, cuentan que en el almuerzo del PRO en Happening de la semana pasada, Macri volvió a hablar sobre Martiniano diciendo una frase que trascendió. "Hay que dejar de traer esos inventos a la provincia", habría dicho, en relación a que es alguien que viene desde afuera de la política. Tanto fue así que Santilli le habría pedido que deje de hablar sobre el asunto. "Cortála con Martiniano, Mauricio", aseguran que dijo el "Colo".

Mientras esta desopilante disputa por el liderazgo del PRO continúa, siguen armándole a Macri visitas al conurbano sin definir si será o no candidato, algo que disfruta especialmente el ex presidente por la incógnita que generan sus movimientos. La última "bajada" la hizo a Tres de Febrero, de la mano de Diego Valenzuela. Que fue seguida, al otro día, por una recorrida que hizo Rodríguez Larreta en Lomas de Zamora con Guillermo Viñuales, que fue jefe de gabinete de Martín Insaurralde. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios