Reunión opositora

Almuerzo del PRO en Happening: el macrismo buscó cerrar las heridas que abrió Elisa Carrió

Con Mauricio Macri a la cabeza, los principales dirigentes del PRO se reunieron en el restaurante de la costanera para limar las asperezas que dejó el huracán Carrió. Rodríguez Larreta se retiró antes, visiblemente molesto

"Damos por terminado el debate en torno a las declaraciones de Lilita Carrió", dijo Fernando de Andreis, virtual vocero del almuerzo que hoy compartieron los principales dirigentes del PRO en un restaurante de la Costanera. Y agregó:  "Juntos por el Cambio no se rompe".

El ex secretario general de la presidencia de Macri ya había actuado esta semana en un hilo de tuits como representante del pensamiento del ex presidente, cuando tomó distancia de los dichos de la líder de la Coalición Cívica. "Creemos que hay que encontrar formas de marcar nuestras diferencias sin descalificar a terceros. No nos distraigamos del objetivo fundamental de rescatar a la Argentina", señaló.

En el almuerzo, además de Macri y de Andreis, participaron Horacio Rodríguez Larreta (que se fue antes de que terminara, visiblemente molesto), el ministro de Gobierno porteño Jorge Macri, la presidenta del PRO Patricia Bullrich, el titular del bloque PRO en Diputados Cristian Ritondo, el diputado Diego Santilli, el ex vicepresidente del Senado Federico Pinedo, el titular del bloque PRO en el Senado Humberto Schiavoni y Federico Angelini, diputado y vicepresidente del PRO. 

Mauricio Macri se mostró con Martín Palermo y prometió: "Vamos a volver en 2023"

Juntos por el Cambio contra Elisa Carrió: ¿y Mauricio Macri? 

LA PELEA ENTRE BULLRICH Y RODRIGUEZ LARRETA

La última vez que la cúpula del PRO se reunió en Happening fue el 12 de abril, por la noche, cuando la discusión que dominaba  era qué hacer con Javier Milei, que no paraba de subir en las encuestas. Este almuerzo, en cambio, obligó al partido opositor a discutir su propia identidad, ya que muchos de los dirigentes cuestionados por Carrió son elementos sustanciales del PRO. Se trata de políticos que mantuvieron diferencias con Macri en la presidencia. Por ejemplo, Emilio Monzó, Rogelio Frigerio y María Eugenia Vidal (que hoy no estuvo en el almuerzo).

Algunos pudieron recomponer el vínculo con el ex presidente, otros no tanto. Pero siguen en el PRO buscando un lugar en el partido que consideran propio, por el que trabajaron esforzadamente cuando estaban lejos del poder. Quizás por eso, la primer pregunta que se hicieron hoy fue: ¿Tanto nos sobra para que dirigentes de otro partido de la coalición cuestionen a los nuestros?

La pregunta que rondaba, claro, es cuánto tuvo que ver Macri con las apariciones de Carrió. Pero como él mismo se encargó de llamar uno por uno de los que fueron mencionados por ella y estaban sentados a la mesa, la pregunta hoy fue evitada. Prefirieron enfocarse en lo principal: trabajar para que un eventual gobierno de Juntos por el Cambio de las respuestas que la sociedad reclama.  

La reunión fue convocada la semana pasada por Mauricio Macri, quien quiso recordar la derrota en las PASO que sufrió Juntos por el Cambio hace tres años, cuando el Frente de Todos hizo una elección aplastante al alcanzar 47.79% contra apenas 31.80%  que obtuvo el por entonces el oficialismo. "Era un resultado que ningún funcionario esperaba. A pesar de eso, al otro día Macri dio una conferencia de prensa que sirvió de insumo para la campaña que hoy el PRO lanzó por las redes: "Las profecías".

Allí, en varios videos que fueron posteados por los diputados Sabrina Ajmechet (CABA), Silvia Lospennato (provincia de Buenos Aires) y Federico Angelini (Santa Fe), los ex ministros Gustavo Santos (de Turismo) y Guillermo Dietrich (de Obras Púbicas), más el actual ministro de Gobierno porteño Jorge Macri, entre otros, el ex presidente exponía lo que le sucedería al país con el regreso del kirchnerismo. Una proyección que, según el macrismo, se confirma a tres años de esa elección. "Si volvemos al pasado, después vamos a tener que volver a empezar de cero todo, porque vamos a perder todos los esfuerzos que hemos acumulado estos tres años y medio", dijo entonces. 

El PRO se reúne una vez por mes para analizar la coyuntura y discutir los planes al futuro. También para contener la compleja interna que vienen protagonizando Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, en la que todavía no hay acuerdo acerca de cómo dirimirla. La última vez, en el mismo lugar, la posibilidad de hacer o no unas PASO donde compitan ambos, fue motivo de una dura controversia. Hoy pasó exactamente lo mismo.

Se trata de una discusión de expectativas. El PRO está seguro de que está mejor posicionado que los otros partidos de la oposición para competir en las PASO de Juntos por el Cambio, por lo que los tironeos entre Bullrich y Rodríguez Larreta son un anticipo acerca de quién será el presidente de la Argentina. Una pelea que, lejos de moderarse, está llamada a crecer. Y eso que todavía Macri no decidió candidatearse. 

En ese contexto de desconfianzas internas hoy llegó a discutirse sobre un encuentro de expertos de relaciones exteriores que Rodríguez Larreta convocó en el Centro Cultural Recoleta. Esa convocatoria "fue una picardía menor de Horacio", dijo uno de los comensales. Pero el Jefe de Gobierno porteño y la presidenta del PRO también discuten por quién usa los recursos intelectuales partido.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios