Tensión en el oficialismo

Los tres proyectos de estatización K que condicionan a Alberto

La vicepresidenta Cristina Kirchner y el Instituto Patria están marcando la agenda del gobierno en temas muy sensibles para la gestión que aún no tienen desenlace

En paralelo al plan de vacunación y a los primeros gestos de una campaña electoral incipiente el kirchnerismo le marcó en los últimos días la agenda de gestión a Alberto Fernández en un tema altamente sensible: el debate por la estatización de servicios y la nacionalización del manejo de recursos naturales en la Argentina.

Desde Cristina Kirchner para abajo, el ala dura del Instituto Patria abrió el debate para establecer un plan de estatización o nacionalización del manejo del litio, el servicio de salud privado y el control estatal en las obras de dragado y balizamiento de la Hidrovía.

Según dijeron a El Cronista desde la Casa Rosada las expresiones de Cristina Kirchner y sus aliados en el Frente de Todos "son respetadas" pero aseguran que no inciden en la agenda presidencial o no tendrán peso central en la gestión.

No está definida aún la última palabra. Pero como sea, lo cierto es que varias luces de alerta se encendieron en estos días ante los gestos de la vicepresidenta y el mensaje que desde el seno del Instituto Patria se emitió en al menos tres temas de alta sensiblidad pública:

EL MANEJO DEL LITIO 

Como adelantó la semana pasada El Cronista, la intención del kirchnerismo duro es nacionalizar el manejo del litio en el denominado "triangulo de oro blanco" conformado por las provincias de Salta, Jujuy y Catamarca. Los diputados kirchneristas Marcelo Koenig y Carlos Heller, con el aval de Cristina Kirchner y del jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, empezaron a elaborar sendos borradores de proyectos de ley destinados a imponer la idea de declarar al litio como "un recursos estratégico"

Esto implicaría que haya una mayor intervención estatal en la exploración y explotación de este recurso fundamental para la confección de baterías de energía eléctrica. La idea se sustenta en el artículo 124 de la Constitución y ya abrió un debate en la industria que cuenta con importantes inversiones extranjeras de China, Estados Unidos, Australia, Canadá, Corea del Sur, Japón e Italia.

El diputado Heller deslizó a El Cronista que "se trata de un tema de mucha importancia y complejidad. Estamos recién en la fase de reunir información para comenzar a diseñar un proyecto". Y aclaró: la elaboración de ese proyecto supone la consulta y trabajo conjunto con diversos actores relacionados con el tema.

Koeing fue más allá y destacó que "la idea es empezar a ver el litio como un recurso de estratégico nacional y fijar pautas de control estatal en las etapas de exploración, explotación y procesamiento del mineral". 

El tema cosecha el aval de los ministros de Defensa, Agustín Rossi y de Medio Ambiente, Juan Cabandié. Pero choca con la idea del ministro de la Producción, Matías Kulfas, quien promueve una ley de electromovilidad para incentivar la producción mixta de baterías en el país y no exportar el litio.

Ayer, en Salta el presidente habló del tema con el gobernador Gustavo Sáenz. Este tenía muchas preguntas para el jefe de Estado para evaluar los alcances de la movida kirchnerista y planteó su postura: "se trata de un recurso provincial y continuará de esa manera, no se puede cambiar las reglas de juego, porque de esa manera se desalentará la inversión en nuestra provincia", dijo el mandatario de Salta. Alberto Fernández optó por no hablar nada del tema.

DEBATE POR LA SALUD

La vicepresidenta pidió una reforma integral del sistema de salud y desató una fuerte preocupación en el sistema privado sanitario. No es un tema menor: se trata de una fuerte embestida en donde más de 800.000 millones de pesos están en juego.

"Vamos a tener que repensar todo el sistema de salud. Las prepagas no saben dónde colocar a la gente. Dicen los que saben que tal vez vengan otras pandemias. Lo peor que nos puede pasar es negarnos a discutir la realidad", dijo Cristina Kirchner este lunes la vicepresidenta, escoltada de Axel Kicillof.

La idea de la vicepresidenta se viene gestando desde hace tiempo en el Instituto Patria. Hubo un documento que dejó a trascender la dirigencia de La Cámpora donde se promueve una reestructuración del sistema a través de una ley nacional y el surgimiento de un sistema integrado.

"Hay que recuperar la gobernanza del sistema de salud a través de la conducción global de políticas de salud de los organismos nacionales de salud bajo un criterio general de centralización normativa y descentralización operativa", precisa el documento.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán; su vice, Nicolás Kreplak y el sanitarista Mario Rovere, alineado al Instituto Patria, son los que llevan la voz cantante en el kirchnerismo ante el debate que desnudó Cristina Kirchner y que ahora condiciona la administración de Alberto Fernández.

El tema llegó a los gremios que ven con preocupación la idea del kirchnerismo de poner en marcha el sistema de recupero de las prestaciones realizadas por entes estatales a subsectores de obras sociales y de medicina prepaga.

"La pandemia dejó en evidencia que el Estado debe estar más presente en el sistema de salud y que los privados tienen cierta miopía a la hora de resolver temas sanitarios", explicó a El Cronista Giglio Prado, uno de los directores de IOMA y referente del Frente Grande que avalan la idea de marchar hacia un modelo estatal de salud al estilo Brasil, Costa Rica o en el mejor de los casos como en Gran Bretaña.

En el Instituto Patria circula un documento que señala que "la fragmentación del sistema sanitario en la Argentina requiere de un fortalecimiento del sector público del primer nivel de atención, del hospital público, del recupero de prestaciones de las obras sociales".

En esta misma línea se desliza la idea de "promover que el Estado proceda como responsable de la vigilancia de la salud de los/las trabajadores/ras a través de la identifi­cación, evaluación y mapeo de los riesgos del trabajo" donde esta nueva política pública de Salud "deberá reconocer el rol central del Estado en la ejecución de las políticas y la gobernanza del sistema integral de salud". 

No está claro aún en qué desembocará todo este debate que abrió la vicepresidenta y que Oscar Parrilli siguió con tono revanchista al sostener: "Me gustaría que los empresarios de la salud que hablan digan si tienen dinero en el exterior o blanquearon".

LA HIDROVIA

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, afirmó que el Gobierno nacional no tiene previsto estatizar la Hidrovía Paraguay-Paraná y destacó que el foco está puesto en recuperar para el Estado "un rol que hoy no tiene en el manejo".

Sin embargo, la postura del massista Guerrera colisiona abiertamente con la dura embestida del kirchnerismo en el Congreso

Ayer, el senador Jorge Taiana inauguró el ciclo de charlas "La vía fluvial Paraná / Río de la Plata y su relevancia para el desarrollo sustentable de la Argentina" y dejó en claro "la necesidad de llevar a cabo mayores dragados en zonas no desarrolladas de la vía, el cobro de los peajes por parte del Estado, la realización de mayores controles sobre las empresas que operan en la actividad exportadora".

El ex canciller de Cristina Kirchner, junto con los principales referentes del Instituto Patria, creen que "el Estado Nacional debe recuperar el control sobre la Vía Navegable Troncal Paraná-Río de la Plata y cobrar el peaje por el uso de esa vía de comunicación estratégica, hoy en manos de una empresa privada que realiza las tareas de dragado y balizamiento. Al no contar con los datos concretos de las obras que se realizan se desconocen los costos reales que tiene el concesionario. El Estado Nacional está en condiciones de ejercer el control sobre la vía navegable y las obras que realiza el concesionario privado".

El 30 de abril venció el contrato de concesión del servicio de dragado y balizamiento y el gobierno decidió prorrogarlo por 90 días más a la empresa Hidrovía S.A., que opera desde el año 1995. La dura embestida estatal del kirchnerismo finalmente se impondrá.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó que el Gobierno hará tiempo después una segunda licitación internacional con un sistema más preciso para definir el rol del Estado, a la vez que creará un ente de control con la participación de todas las provincias involucradas en el trayecto.

Los tres ejes estatistas planteados por el kirchnerismo ya hacen ruido entre los inversores extranjeros, abrieron un debate impensado en medio de la pandemia y condicionan duramente a la gestión de Alberto Fernández.

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    19/06/21

    Papa Francisco ya como lo hiciera Juan Pablo II en 1987, venite a Viedma / Carmen de Patagones para desde allí unir a todos los argentinos,y que la gente más valiosa se vea favorecida para trasladarse desde el SOBREPOBLADO Y EPIDÉMICO AMBA a la PROMISORIA PATAGONIA
    Carísimo Jorge B. observá lo que algunos ?compatriotas? ya están perfilando?: https://www.perfil.com/noticias/politica/alfredo-cornejo-cada-vez-tiene-mas-sentido-la-idea-de-mendoza-y-cordoba-de-separarse-del-pais.phtml (¿Resultaría utópico avizorar que entonces la Patagonia llegara también a querer separarse, acaso adoptando Puerto Stanley como su capital federal??.) https://www.infobae.com/economia/2021/06/04/el-sueno-de-la-independencia-de-la-provincia-de-mendoza-llego-a-la-revista-the-economist/
    Ya perdimos en tiempos de [Rivadaviia] > Dorrego vs Lavalle > [Rosas] la Banda Oriental cuando Artigas no consiguió ese traslado a otro lugar de las Provincias Unidas (¿ Paraná, Entre Ríos?); por su fracaso debió exiliarse a Paraguay y sus rivales crearon luego el actual Uruguay
    Legistadores convoquen a REFORMAR la CONSTITUCIÓN para crear la RABA (AMBA con 1 Jefe empoderando sobre intendentes de distrito, CABA INCLUIDA) y mudar la CAPITAL del país al Interior # De paso, para los años próximos que se prevea ANULAR LAS PASO ¡Vayamos todos juntos por un país unido y federal sin grieta origen de tantos odios y atrasos!

    0
    1
    Responder