EMBAJADOR DE JAPON

Nakamae: "Cuanto más previsibilidad y seguridad jurídica haya en Argentina será mejor"

El embajador de Japón en Buenos Aires remarcó la necesidad de que haya reglas de juego claras para que los empresarios de su país inviertan aquí; el reclamo por tratados pendientes, el rol de Tokio en el FMI y el avance de China

El embajador de Japón en Buenos Aires, Takahiro Nakamae destacó que para que haya inversiones japonesas en el país "lo más importante es que cuanto más previsibilidad y seguridad jurídica haya en Argentina será mejor".

Como todo diplomático Nakamae mide cada una de sus palabras pero no por ello dejó de dar un mensaje bien claro de Japón hacia la Argentina: "Las relaciones económicas deben sustentarse sobre la base de los valores compartidos que tienen que ver con la previsibilidad, la estabilidad de reglas y sin intervención arbitraria con intereses políticos".

Nakamae mencionó que el Parlamento de Japón ya aprobó los dos tratados "pilares" para las relaciones económicas con la Argentina. Uno de ellos es el de la promoción y protección de inversiones. El otro es el tratado de evitar doble imposición impositiva. Aún falta la aprobación del Congreso argentino de estos tratados firmados el año pasado. Y en este sentido, el embajador de Japón dijo durante una entrevista con El Cronista que "el trabajo del gobierno es cómo arreglar el mejor ambiente para hacer negocios".

La reciente visita a la Argentina del canciller japonés, Toshimitsu Motegi, generó fuertes expectativas por parte de la diplomacia nipona en relación a los futuros entendimientos entre ambos países. Pero para el embajador de Japón hacen falta más gestos.

-¿Cuál es el balance que hace de la visita del canciller japonés a nuestro país?

-La visita de nuestro canciller Motegi era para confirmar nuestras relaciones como socios estratégicos. Es decir, que nosotros construimos la cooperación sobre la base de valores compartidos que rigen a la comunidad internacional como la democracia, valores de la ley y los derechos humanos. Con el cambio de gobierno de ambas partes era importante ratificar esto. Del lado de Japón pusimos como objetivo en la agenda común la cooperación para crear el orden internacional libre y abierto basado en el principio del imperio de la ley. En ese sentido, nos pusimos de acuerdo quizás con algunos matices en la terminología. Pero nos pusimos de acuerdo. También evaluamos las relaciones económicas y hemos decidido profundizar nuestros lazos. Evaluamos cómo podemos defendernos a través de las inversiones y el comercio en un contexto mundial complicado. También enfatizamos la importancia del ambiente de negocios. Pero para las empresas privadas como regla de juego el ambiente de negocios es muy importante para la decisión de estrategias. Queríamos confirmar esto con la Argentina. El canciller Motegi se reunió con el presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá. Fue una visita muy corta pero muy intensa. Allanamos el camino para seguir adelante.

-¿Cuáles son los aspectos de inversiones que habrá a futuro y en qué medida ello dependerá de la seguridad jurídica que haya en la Argentina?

-Estuve en la planta de Nissan en Córdoba y allí están muy emocionado por los negocios. El sector automotriz está con bastante vigor en Argentina. Tengo entendido que Toyota anunció su inversión de 500 millones de dólares. Hay planes de exportar productos a otros países de la región. También veo inversiones activas en la exploración de litio en Jujuy donde Toyota invierte 400 millones de dólares para explorar y producir el carbonato de litio. También hay inversiones de generación eólica en Santa Cruz. Reconozcamos que el clima económico mundial no está en su óptima situación. Dependiendo de los sectores que se vean hay optimismo o pesimismo. Pero sabemos que hay 90 empresas japonesas operando en Argentina. Esto se duplicó en los últimos 5 años. Pero aun considerando que hay 700 empresas japonesas en Brasil, 120 en Chile y 1.300 en México hay mucho espacio para explorar aun en la Argentina. Todo el mundo está de acuerdo sobre la potencialidad económica de Argentina. La estructura económica de este país tiene un carácter complementario con la economía japonesa. Pero por otra parte es cierto que existen otros países de la estructura económica similar a la Argentina. Entonces para la gente de la casa matriz de una empresa multinacional ellos tienen la responsabilidad del uso más eficiente de los recursos. De este modo, la cuestión es que posición ocupa la Argentina. No se trata de política porque hablamos de empresas privadas. Nosotros no estamos en posición de determinar si hay seguridad jurídica o no. Es todo relativo. Aunque lo más importante de todo esto es que cuanto más previsibilidad haya en Argentina y seguridad jurídica será mejor. El rol que los gobiernos tienen es importante. Hace varios años que mantenemos un mecanismo de consultas entre las empresas japonesas y el gobierno argentino para mejorar el ambiente económico de Argentina.

-¿Qué aspectos ven allí que se deberían mejorar para ofrecer una mayor seguridad jurídica en la Argentina?

-Lo que escucho de las empresas japonesas es que les importa la previsibilidad y las reglas de juego claras. Para esto ambos gobiernos hemos elaborado dos tratados. Uno es el de promoción y protección de inversiones. El otro es el tratado de evitar doble imposición impositiva. Del lado de Japón tenemos muchas expectativas con estas reglas. Hasta ahora el Parlamento en Japón ya aprobó ambos tratados. De nuestra parte está lista la ratificación y en Argentina esperamos la aprobación del Congreso de ambos acuerdos.

-¿Esto despejaría dudas?

-No puedo abrir un juicio de valor pero seguramente dará un aspecto positivo para los que toman decisión en los negocios. Las reglas claras y para las empresas privadas es importante buscar la mayor rentabilidad con el menor riesgo. El trabajo del gobierno es cómo arreglar ese ambiente. Este tipo de tratados son importantes para asegurar esta condición.

-¿Cree que si se aprueban estos acuerdos en la Argentina mejorará el clima de negocios con Japón?.

-No lo puedo decir en términos absolutos aunque en términos relativos esto ayuda a mejorar el clima de negocios.

-¿Es probable una ayuda de Japón en el FMI para que la Argentina logre un acuerdo?

-A la Cancillería de Japón no le corresponde directamente el manejo del FMI. Comprendemos la importancia de las negociaciones de Argentina y el FMI para su futuro crecimiento económico sano. Lo importante de esto es que la comunicación sea fluida entre ambas partes y esperamos que se llegue a un acuerdo. También creemos que es muy importante un acuerdo con el Club de París. Son fondos públicos.


-Pero eso ayudaría a destrabar préstamos del Estado de Japón para empresas que invierten en Argentina...

-Esos detalles podrían ser negociados entre los representantes. En términos diplomáticos creo que es importante que haya una mejor comunicación entre ambas partes sobre la base de confianza mutua más bien que argumentos políticos.

-¿Cómo seguirá la cooperación de Japón con la Argentina en la lucha contra el Covid?

-Respecto a las vacunas debo decir que nosotros importamos las vacunas con varios laboratorios como Pfizer, AstraZeneca y Moderna. Aquí se quejan de lo atrasado que vienen en los planes de vacunación pero en Japón estamos más atrasados. Esperemos que en marzo haya vacunación al sector de la salud y en abril a los mayores de 60 años. En el G7 se trató todo este tema y nuestro primer ministro enfatizó la importancia de la distribución justa y equitativa de las vacunas. Nuestro apoyo al mecanismo internacional para la distribución de vacunas a los países con menos acceso. Japón donó 200 millones de dólares para este mecanismo. La idea es que como dijo el presidente Fernández, nadie se salva solo. Coincidimos con esa idea. Respetamos mucho a cómo los argentinos enfrentaron esta pandemia en las calles, la perseverancia, el sentido comunitario. En este tipo de dificultades aparece la cultura de la comunidad y estoy observando un aspecto muy respetable de los argentinos. Hemos firmado un canje de notas para la donación de 4,8 millones de dólares para equipos médicos para hospitales. Estos equipos son útiles para la lucha contra el coronavirus. El acuerdo está hecho y estamos trabajando para poder importar esas máquinas en los hospitales. El deseo es instalarlas lo más rápido posible. Estas son medidas de cooperación bilateral.

-Usted mencionó inversiones en litio y hay una idea del gobierno para pedir a las empresas a fabricar las baterías en el país. ¿Cree que esto puede ser una intervención estatal en el negocio que dificulte las inversiones?

-El canciller Solá mencionó su deseo de desarrollo de este proceso de fabricación de baterías de litio en el país. Las empresas con su rendición de cuenta a sus accionistas definen inversiones en esto el gobierno de Japón tiene varias herramientas de apoyo y colaboración técnica. Pero la decisión la debe llevar adelante la empresa. Pero hay que tener cuidado que las decisiones tomadas con motivos políticos tienen tendencia de ser rehén de asuntos políticos y no creo que sea sano. Las relaciones económicas sobre la base de los valores compartidos tienen que ver con la previsibilidad, la estabilidad de reglas sin intervención arbitraria con intereses políticos.

-¿Una intervención excesiva del Estado no ayuda a generar un buen clima de negocios?

-Bueno, esas es la regla general en el mundo. Pero la decisión de las actividades privadas la toman los empresarios y los gobiernos con mecanismos de ayuda de bancos oficiales, seguros de exportaciones podemos apoyar.

-¿Cree que afecta a las relaciones de Japón y Argentina los vínculos muy fuertes que está teniendo el gobierno de Fernández con China?

-Somos conscientes de las relaciones cada vez más intensas de Argentina y China. No tenemos nada para comentar de ello ni tenemos intención de disuadir. De hecho para Japón, China es su mayor socio económico. Creemos que el comercio de las actividades económicas debe basarse en reglas no arbitrarias de flujo de capital y de bienes libre sin discriminación. La solución de conflictos en base a reglas y el multilateralismo. De esto cooperamos mucho con Argentina desde el G20 para mejorar las reglas de la OMC. Lo importante es que China se mueva en función de esas reglas y así será bienvenido. Lo que vemos también referido a China es que con sus potencias militares busca modificar el status quo de la región en Asia. Esto no se sabe mucho en Argentina sobre lo que ocurre en el Mar de China. Allí se busca cambiar de modo unilateral y es un tema que tenemos con China por el aumento de su presencia militar. Los guardacostas ahora están autorizados a llevar armas de mayor envergadura y esto nos preocupa mucho. Es el interés de todos que China se mueva con las reglas de juego del mundo.

Tags relacionados

Comentarios

  • CAA

    Carlos Angel Arce

    04/03/21

    ja, ja, ja, ja....!!!!!!!!!! Querido ponja.... en Argentinita eso es imposible mientras haya un gobierno peronista/kirchnersta

    0
    0
    Responder