El presidente electo

Milei comenzará su gobierno sin ley de presupuesto 2024 aprobada

En el búnker de La Libertad Avanza admiten que no está en las prioridades del presidente electo aprobar el proyecto que dejó Massa al que consideran "un dibujo". Emitirá decretos y redefinición de partidas para el año entrante.

En esta noticia

Por los tiempos ajustados que quedan, las negociaciones políticas hasta último momento para definir las nuevas autoridades del Congreso y el número desfavorable de bancas, el presidente electo Javier Milei iniciará su mandato sin ley de presupuesto 2024 aprobada y buscará en adelante el atajo de prórrogas o resoluciones administrativas para redefinir partidas el año entrante.

"No será el primero ni el último presidente sin presupuesto", justifican en el búnker de La Libertad Avanza al analizar la decisión de Milei de poner como prioridad otros ejes de trabajo para su gobierno en lo inmediato en lugar de quemar energías parlamentarias en la aprobación del proyecto de presupuesto 2024.

Además, hay un tema más profundo en todo esto que remarcan los allegados a Milei: si se quiere aprobar nueva ley de presupuesto, el nuevo presidente debería redefinir todo el proyecto de ley que envió Sergio Massa al Congreso en septiembre para su aprobación ya que el libertario considera que esa iniciativa es "un dibujo alejado de la realidad", dijeron.

Los números en debate

En rigor, el ministro de Economía y ex candidato presidencial giró a Diputados un proyecto de presupuesto para el año entrante que contempla un crecimiento del 2,5%, una inflación anual estimada de 70%, un déficit fiscal primario del 0,9% del PBI y un dólar a diciembre del año entrante a $600. Hasta ahora nunca se pudo aprobar ese proyecto de ley que Milei había pedido postergar el debate parlamentario para después del balotaje.

Entre los dirigentes de La Libertad Avanza hay coincidencias en que esos números quedaron atrasados en el tiempo y "nunca fueron realistas". Por ello, no ven con preocupación la idea de que Milei empiece a gobernar sin proyecto de presupuesto aprobado y se sustente en resoluciones administrativas para reasignar partidas o prorrogar parte del presupuesto 2023 que dejará Alberto Fernández.

En los hechos tanto los gobiernos de Fernández como de Mauricio Macri en su momento asumieron el primer año sin ley de presupuesto por diferencias con la oposición circunstancial. En este caso, Milei tiene el impedimento mayor de que más allá de que el presupuesto de Massa deberían redefinirlo por completo tampoco cuentan con una mayoría en el Congreso para poder aprobarlo.

A partir del 10 diciembre, Unión por la Patria será la primera minoría en el Senado, con 33 bancas, pero podría lograr el quórum (37 votos) con el apoyo de bancadas aliadas. En tanto, Juntos por el Cambio se quedará con 21 escaños y La Libertad Avanza contará con 7. En la Cámara de Diputados, Unión por la Patria mantendrá la primera minoría con 108 bancas, seguido por Juntos por el Cambio (94) y La Libertad Avanza (38). Ningún bloque contará con quórum propio de 129 legisladores y las 3 principales fuerzas deberán negociar entre sí.

Arduas negociaciones 

En lo inmediato los referentes de Milei negocian poner al nuevo presidente de Diputados que internamente se disputa entre las figuras de Cristian Ritondo o Florencio Randazzo

El 10 de diciembre asumirán las nuevas autoridades y ya no habrá mucho tiempo para avanzar en la aprobación del proyecto de presupuesto. Se sabe que Milei quiere ampliar las sesiones extraordinarias para enero pero el foco estaría puesto en un proyecto profundo de reforma del Estado. No se prevé, al menos por ahora que el presupuesto 2024 sea parte de esa agenda inmediata en el Congreso.

Massa había contemplado sumar al proyecto de presupuesto una "separata" de gasto tributario que consta de un listado de gastos tributarios -es decir, beneficios y regímenes impositivos diferenciales- que tienen un peso de 4,72% del PBI. El oficialismo buscaba discutir y eliminar algunos de esos gastos durante el trámite parlamentario para poder recortar el déficit fiscal.

Pero Milei buscará avanzar con el recorte de gastos por otra vía. Se analizan resoluciones administrativas, decretos o una ley de reforma del Estado mucho más amplia que contemple allí el recorte de gastos que se viene.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.