Polémica medida

La línea roja que trazó Milei para no vetar la Ley Bases del Senado: cuál es su condición

El Presidente deslizó la idea de anular alguna parte de la norma que atente contra el déficit y en el Gobierno ya hablan de amputar parte de lo que apruebe el Senado. El debate en la Cámara alta que se frustró y hay malestar opositor

En esta noticia

En medio de las duras negociaciones en el Senado por avanzar con la Ley Bases y el paquete fiscal sobrevuela la amenaza del veto presidencial de Javier Milei en el caso de que la iniciativa oficialista sea aprobada con tan elevado número de cambios que no sea tolerable en términos fiscales para el gobierno.

Milei lanzó la primera amenaza de veto al anunciar sin vueltas: "Yo les aviso, por si les interesa, que cualquier proyecto que manden desde el Congreso, que quieran romper el equilibrio fiscal, romper la caja y hacer volar este país por los aires, se los voy a vetar, me importa tres carajos", dijo en su discurso de cierre del 41º Congreso Anual del IAEF.

En la Cámara de Diputados dijeron que esa amenaza apuntaba al proyecto del kirchnerismo para financiar las universidades y restituir el Fondo de Incentivo Docente (Fonid), que serán tratados hoy en comisión.


Amenaza extendida

Sin embargo, en la Casa Rosada aseguran que la herramienta del veto presidencial parcial o total a una ley será "una herramienta que se ajustará a toda ley que atente contra el déficit fiscal, la marcha de la economía o los planes originales del Presidente". Es decir, que el veto parcial a una ley no sólo se ajustará el tema educación sino también a la ley Bases o al paquete fiscal en caso de que sea necesario.

Un detalle no menor sobre la jugada de Milei: el secretario Legal y Técnico, Javier Herrera Bravo evitó hasta ahora involucrarse en cualquier debate legislativo para que en el caso de tener que opinar sobre un veto presidencial no sea juzgado de imparcial.

El veto presidencial es una herramienta legal que tiene el Presidente. Podría vetar parcialmente, es decir uno o más artículos de una ley o totalmente la norma aprobada por el Congreso. En ese caso si la oposición del Poder Legislativo quiere insistir con la redacción original deberá juntar una mayoría especial que hoy la oposición no la tiene ni en Diputados ni en el Senado.

En la Casa Rosada no todos están de acuerdo con la idea de vetar una ley aprobada por el Congreso. 


Qué piensan dentro del Gobierno sobre el veto a la Ley Bases

Vuelve a surgir en el Gobierno el debate interno entre Halcones y Palomas. El ala más dialoguista liderada por el ministro del Interior, Guillermo Francos o el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, creen que si hay voluntad de acordar con la oposición una Ley Bases consensuada no sería una buena señal que luego sea vetada. 

La vicepresidenta Victoria Villarruel que se involucró de lleno en las negociaciones en el Senado para avanzar en un acuerdo con la oposición también se muestra reacia a la idea del veto presidencial. "Si logramos consensuar con el Ejecutivo y la oposición es para que no haya veto", dijeron a El Cronista allegados a la vice.

No obstante, hay otro sector más duro de la Casa Rosada entre los que se ubica el propio Milei, su hermana Karina y el asesor estrella, Santiago Caputo que se inclinan por la idea de vetar algunos artículos de la norma si eventualmente se aprueba con cambios que se alejan de la idea original de refundación del Estado.

La mínima amenaza del veto presidencial generó dudas y objeciones internas en el debate en comisión en el Senado. Ayer, las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales del Senado postergaron hasta la semana que viene la aprobación de un dictamen por falta de acuerdos con el Gobierno en torno a la Ley Bases y el paquete fiscal. 

El articulado referido al plan de promoción de inversiones RIGI, el blanqueo de capitales y los montos de restitución de Ganancias son los temas más conflictivos para llegar a un acuerdo. También son los ejes por los cuales Milei teme que si sufren excesivas modificaciones podrían atentar contra las arcas del Estado y por ende habilitar un eventual veto a la ley aprobada.

Por lo pronto, Milei no está de acuerdo con la idea de retroceder en la privatización de Aerolíneas Argentinas y el Correo. Ese es un pedido de la oposición que el Gobierno se resiste a aceptar.

El senador radical Martín Lousteau fue uno de los que alertó a sus pares sobre la amenaza del veto. Ayer deslizó una pregunta al resto de los senadores: "¿Para qué le vamos a votar la ley si después la va a vetar?", les habría dicho a sus pares del Senado. No fue el único que puso un llamado de alerta.

El senador peronista Mariano Recalde alertó en diálogo con El Cronista que si sale la ley con facultades delegadas sería inconsistente la aplicación de un veto presidencial a la Ley Bases. Pero avanzó un paso más: "El Gobierno no va a vetar la ley porque no habrá ley. Estamos trabajando para que no haya Ley Bases", dijo.

Bajo esta tesitura la pulseada por la Ley Bases y el paquete fiscal cada vez se torna más complicada: si no es por las trabas que impone la oposición será por la amenaza del veto presidencial. 

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • AB

    Adrian Blanco

    23/05/24

    COMPLETAMENTE INENTENDIBLE E INACEPTABLE QUE LA CASTA POLITICA CONTINUE CON SUS PRACTICAS HABITUALES DE PONER PALOS EN LA RUEDA A UN GOBIERNO QUE VOTO POR AMPLIA MAYORIA EL PUEBLO ARGENTINO. ESO DEMUESTRA QUE HABRIA QUE CERRAR EL CONGRESO PARA QUE TODAS LAS RATAS QUE AHI SE ESCONDEN VAYAN A LABURAR COMO CUALQUIER CIUDADANO Y DEJEN DE VIVIR DE TODOS LOS QUE LABURAMOS PARA HACER GRANDE ESTE PAIS.

    Responder