Cuenta regresiva

Por pedido de Milei, Villarruel se suma las negociaciones por la Ley Bases

La Vicepresidenta se reunió con el ministro del Interior para definir el dictamen que saldrá la semana que viene. Las concesiones y el poroteo final con los senadores.

Por pedido expreso del presidente Javier Milei y con el objetivo central de apurar la aprobación de la Ley Bases el Gobierno decidió poner en juego activo a la vicepresidenta Victoria Villarruel en las negociaciones con la oposición.

La cristalización de esta nueva jugada de la Casa Rosada se vio esta tarde cuando Villarruel recibió en su despacho del Senado al ministro del Interior, Guillermo Francos, y al vicejefe de Gabinete, José Rolandi. Estos son los referentes centrales hoy del Gobierno para negociar la letra chica del proyecto de Ley Bases y el paquete fiscal. Hasta ahora la Vicepresidenta se mantenía al margen de las negociaciones con la oposición.

En el resultado final de ese encuentro quedó en claro cuáles son los márgenes de negociación que en adelante tendrá el oficialismo para avanzar cuanto antes en la aprobación de estas leyes que necesita Milei para realizar una profunda reforma del Estado.

Poroteo y dictamen

Según confirmaron a El Cronista en la Casa Rosada, la idea es que Villarruel tome contacto activo con los senadores de la oposición con la idea de aprobar la semana el dictamen del proyecto de Ley Bases y hacia fines de mayo llevarlo al recinto. Es decir, que en el Gobierno se resignan a armar un acto en Córdoba el 25 de este mes por el Pacto de Mayo aunque no habrá firma de ese acuerdo que convocó el Presidente hasta tanto no se aprueben las leyes.

Como dato inmediato de la decisión de Milei de poner a la Vicepresidenta a negociar con la oposición, El Cronista pudo saber que Villarruel ya se reunió con la senadora del PRO Guadalupe Tagliaferri y comenzó conversaciones con radicales díscolos y referentes de partidos provinciales.

También se prevé en las próximas horas una reunión de la Vicepresidenta con los senadores radicales Martín Lousteau y Maximiliano Abad, otros críticos del proyecto del Gobierno.

En el poroteo de senadores a favor y en contra de la iniciativa oficial que hoy repasó la Vicepresidenta con Francos y Rolandi se cuenta que harían falta entre tres y cuatro senadores para firmar el dictamen. En tanto, en el Gobierno dan por descontado que para la aprobación en general en el recinto habrá suficientes votos.

De todas maneras, Villarruel le pidió a Francos y a Rolandi que la ayuden a acercar posiciones y cerrar las negociaciones con la oposición. Esto es: hasta donde hay margen para ceder en la letra del proyecto de Ley Bases y qué está dispuesto a conceder a camio la Casa Rosada.

Hasta ahora, los ejes centrales que se debaten con la oposición tienen que ver con la idea de sumar un artículo que suba el límite no imponible del impuesto a las Ganancias a trabajadores patagónicos, por ser considerados zona desfavorable. No hay consenso aún para esto.

A la vez, los senadores de la oposición y los gobernadores piden poner más límites a beneficiarios de la ley de Blanqueo. Esto sería dejar afuera hermanos de funcionarios, exfuncionarios y beneficiarios de anteriores blanqueos.

También está en el eje de debate la necesidad de llegar a un acuerdo en torno al régimen de Incentivo para Grandes Inversores (RIGI) que hoy es para los inversores de 200 millones de dólares en adelante. El gobierno también se resiste a poner mayores límites a las privatizaciones y a la extracción exportaciones de recursos naturales en detrimento de la soberanía de las provincias.

Temas relacionados
Más noticias de Senado

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.