Bruchou Legal Week

La Argentina tiene la mayor carga impositiva del mundo sobre la economía formal

Matías Olivero Vila y Fernando Guntern, especialistas en impuestos, expusieron los perjuicios para la población de mantener una fuerte presión tributaria: un elemento que alimenta la inflación

Tal como indica un informe del Banco Mundial, Doing Bussiness, la Argentina se encuentra a la cabeza en el podio de los países con mayor carga fiscal sobre el sector formal de la economía en todo el mundo, un punto que afecta ampliamente a la falta de inversión en el país.

Frente a este contexto, "se suma también el aumento del 35% al impuesto a las Ganancias para las sociedades, el cual retrocede con la reducción adoptada por Mauricio Macri durante su gestión, lo que lleva no sólo a una merma en la inversión privada, sino que también posibilita una mayor inflación".

Así lo plantearon Matías Olivero Vila, socio del departamento de Impuestos del estudio Bruchou, y Fernando Guntern, presidente del departamento de Política Tributaria de Copal además de gerente Corporativo de Impuestos de Arcor, en el reciente Bruchou Legal Week.

En principio, Olivero Vila insistió en distinguir los conceptos de presión y de carga fiscal en el sector formal, "el que paga impuestos", tal como apuntó el abogado. La presión fiscal es "la recaudación sobre el PBI, mientras que lo segundo es cuántos impuestos pagan los que pagan impuestos", detalló.

Luego de esta aclaración, pasó a centrarse en el estudio: "En el Doing Business 2020 del Banco Mundial, que estudia a 190 países, el sistema tributario argentino está ubicado en el puesto 170".

De esta forma, considerando la tasa total de imposición sobre la utilidad -la cual en Argentina es del 106%- los números del país son los más altos "sin tener en cuenta jurisdicciones de un millón de habitantes, como las Islas Comoras".

"Este porcentaje es más del doble que el promedio regional y más alto que Brasil. Estamos en standalone también en materia fiscal", agregó el especialista, haciendo referencia a la nueva categoría en la que el MSCI (Morgan Stanley Capital International) posicionó a la Argentina frente a los mercados internacionales.

Como consecuencia, y tal como analizó Olivero Vila, esta carga fiscal extrema que sufre el país "genera falta de competitividad del sistema tributario argentino para las empresas". 

Sin embargo, según el especialista, el mayor impacto lo recibe el consumidor: "No es que las empresas pagan más, sino que los precios tienen que subir para absorber esta carga tan elevada", por lo que esta situación afecta principalmente a los millones de argentinos que salen a comprar todos los días.

Por su parte, Guntern se basó en un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) para evidenciar este impacto sobre los precios de los productos y, en consecuencia, el bolsillo: "Hubo una tendencia a la baja entre 2016 y 2018, pero en 2019 con la crisis, el cambio de gestión y la pandemia, los cambios quedaron frezados o se revirtieron".

El especialista en impuestos explicó que, previamente, "se incrementó el pago a cuenta total del impuesto al cheque, hubo cambios en el mínimo no imponible, unificación de alícuotas de las contribuciones a la seguridad social y se redujo en forma gradual el impuesto a las Ganancias para utilidades no distribuidas". Sin embargo, lamentó, todas esas modificaciones se frenaron o se revirtieron.

"La alta carga impositiva no es un problema de las empresas, sino de los 45 millones de personas que viven en el país". Olivero Vila

Para Guntern, de Copal, de entre los más de 100 tributos vigentes en la Argentina, solo 11 concentran el 90% de la carga impositiva. Frente a ello, insistió en que la reducción del IVA a algunos productos de la canasta básica no es una herramienta plausible ya que no se aplica en toda la cadena productiva y, por lo tanto, no se refleja en precios más bajos para el consumidor.

Como alternativa, su propuesta es la de ampliar el mecanismo de devolución del IVA, el cual actualmente aplica a los sectores de menores recursos, a toda la sociedad a través de la bancarización, contribuyendo también a la formalización de la economía.

En conclusión, ambos oradores resaltaron en más de una oportunidad las "particularidades" de la política tributaria argentina, que ejemplificaron con el Aporte Solidario o Impuesto a las Grandes Fortunas. "Solo se aplicó en la Argentina durante la pandemia, aunque se debatió en muchos países. Y acá se aplicó con una alícuota que duplica la sugerida por Oxfam, la organización que propuso esta tasa a nivel internacional. Otra vez, standalone", concluyeron

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • RM

    ricardo mardisich

    04/07/21

    Argentina esta apestada con socialismo/progre. Por algo vive en una miseria permanente los ultimos 70 años.

    1
    1
    Responder
  • SC

    sebastian C.

    04/07/21

    Argentina tiene una gran ventaja competitiva que es la capacidad de evasión de los empresarios. Los impuestos en el exterior pueden ser más bajos pero los empresarios argentinos tienen muy claro cómo evadirlos y poder ser competitivos

    4
    1
    Responder