Cambio climático

Inundaciones y sequía: el Banco Mundial estimó pérdidas multimillonarias para Argentina

Un informe del BM marca que desde 1980 se perdieron u$s 22.500 millones por inundaciones. Por la sequía se pueden perder hasta 5 puntos de PBI en los próximos años. Cómo impacta en la pobreza estructural y las medidas para mitigar los riesgos

Por las inundaciones hay pérdidas anuales promedio de u$s 1000 millones que podrían aumentar un 125% a fin de siglo debido al cambio climático. Por la sequía, en tanto, se podría resignar hasta 5 puntos del PBI hasta 2050, según las estimaciones del Banco Mundial, que alertó sobre cómo estos factores impactan en la pobreza.

"Hay relación entre las inundaciones, sequías y la pobreza pero hay muchos focos de impacto del cambio climático que puede ser en infraestructura o salud, por ejemplo", explicó la economista del Banco Mundial, Julie Rozenberg en la presentación del informe "Los impactos de los shocks climáticos en la pobreza y la macroeconomía en Argentina".

El 60% de las exportaciones argentinas se basa en el sector agrícola primario y de manufacturas agropecuarias. "Cuando hay una sequía, los ingresos del gobierno bajan por el impacto de las exportaciones y los ingresos a través de los impuestos (retenciones). Eso puede generar impacto en el crecimiento porque el Gobierno tiene menos capacidad de responder a las crisis", remarcó Rozenberg.

La pobreza, la desigualdad y el cambio climático son los problemas que definen nuestra era

En las provincias que basan sus ingresos en productos agrícolas, una caída del 10 puntos en el sector implica una caída del 0,7% del Producto Bruto provincial (PBG). "A futuro, las previsiones climáticas indican que las sequías van a aumentar. Por el efecto del cambio climático se estima que a 2050 el PBI podría perder un 5% y los ingresos fiscales un 10%", remarcó la economista.

En el caso de las inundaciones, el Banco Mundial estima que las pérdidas costaron desde 1980 u$s 22.500 millones. "Argentina pierde u$s 1000 millones por año por inundaciones", detalló Rozenberg como promedio.

Esto tiene impacto en las condiciones de vida de la población. "El 0,14% de la población nacional cae en la pobreza por inundaciones. En el caso de los eventos más importantes, en algunas provincias puede llegar al 1,5% de la población que ingresa a la pobreza", remarcó la economista. 

"Las inundaciones generan "pérdidas de bienestar", equivalentes a una caída de entre u$s 1500 y u$s 3900 millones que impactan directamente en las familias más pobres". 

El impacto por inundaciones podría aumentar al 125% a fin de siglo por el cambio climático, advierte el organismo multilateral. "Hay una relación fuerte entre pérdidas por inundaciones y pobreza crónica. Es importante tomarlo en cuenta en las políticas de mitigación y de transferencias sociales. Hay que identificar a los hogares más vulnerables que van a necesitar más ayuda", advirtió Julie Rozenberg.

Consultada por El Cronista sobre la inversión necesaria para hacer frente a ese escenario, la economista reconoció que "es muy difícil cuantificar el costo de la adaptación. En el sector agrícola hay inversiones en riego, tipos de cultivo, técnicas agrícolas, que no necesariamente son mucho más caros que las técnicas actuales. En el caso de la infraestructura de transporte, la inversión tiene más impacto. Pero Rozenberg advirtió que "no va a ser posible reducir todos los riesgos con infraestructura así que también se necesitan políticas para los sectores más vulnerables".

G20 y cambio climático: piden canje de deuda por clima mientras siga la pandemia


DEUDA POR NATURALEZA

Para Gabriel Blanco, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen) en las áreas de energías renovables, cambio climático y sustentabilidad, es necesario "definir el modelo de desarrollo" y pensar en factores como la descentralización de producción, diversificación de recursos, desarrollo territorial, soberanía energética y alimentaria, además de la integridad socio-ambiental.

Blanco advirtió que "la concentración hace que se mantenga el modelo economicista". Frente a las iniciativas que proponen bajo el costo de la deuda a cambio de mejoras en la gestión ambiental o la conservación de la naturaleza, aseguró que "ponerle precio a los recursos y la naturaleza, una vez que le ponés precio entraste en un camino de ida. El canje de deuda por naturaleza es fatal", remarcó.

"Surge del reporte una conclusión inevitable: enfrentar el cambio climático no es un desafío de largo plazo, sino una medida urgente ante el impacto fiscal, el crecimiento perdido, y los costos a los hogares más vulnerables que ya ocurren y son sustanciales", sostuvo Jordan Schwartz, director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • FJDA

    Francisco Javier de Amorrortu

    29/06/21

    El ciclo de secas comenzó en el 2003 y se extiende hasta el 2033

    0
    0
    Responder