Sputnik V

Inversiones, apoyo en el FMI y alianza clave con Moscú: todo lo que puso en juego la carta de Nicolini a Rusia

En la Cancillería desconocían el envío de la carta de la asesora presidencial para reclamar vacunas; los proyectos de inversión en marcha y el papel de Cristina Kirchner

El mail de la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, dirigida a Rusia para apurar los trámites del envío de vacunas reveló un complejo entramado de desinteligencias internas en la diplomacia argentina y al mismo tiempo pone en juego los amplios proyectos previstos en torno a la relación de Vladimir Putin con la administración de Alberto Fernández.

Según pudo reconstruir El Cronista de fuentes diplomáticas y de la Casa Rosada, el canciller Felipe Solá desconocía por completo el envío de la carta de Nicolini y la afrenta que implicó la misiva. "No sabía nada", dijo un vocero del canciller al ser consultado puntualmente por el tema.

Tampoco el embajador argentino en Moscú, el kirchnerista Eduardo Zuain estaba al corriente del mail de Nicolini y se enteró en las últimas horas del tono del mensaje de la asesora presidencial que incluso llegó a desafiar al Kremlin en optar por las vacunas de Estados Unidos si no se enviaban cuanto antes las dosis de la Sputnik V necesarias para avanzar con el plan de vacunación en la Argentina.

En estas horas Zuain estaba en una cena en Moscú donde le preguntaban insistentemente del tema que desconocía. El dato es extraño si se tiene en cuenta que Zuain fue vicecanciller de Cristina Kirchner y quedó involucrado en la causa del memorándum con Irán por la AMIA que también acecha a la vicepresidenta.

En medio de todas estas desprolijidades de la diplomacia se ponen en juego varios proyectos pensados por Putin y Fernández para sustentar la relación bilateral que Cristina Kirchner había fortalecido durante sus dos mandatos hasta darle el tono de "relaciones estratégicas integrales".

En la enumeración de temas que el embajador ruso en Buenos Aires, Dmitry Feoktistov mencionó durante una entrevista reciente con El Cronista figuraban: inversiones en infraestructura, aumento del comercio bilateral, el apoyo de Moscú a las negociaciones de Argentina con el FMI, un acuerdo por inversiones de la gigante Gazprom en Vaca Muerta y un amplio abanico de fondos para el desarrollo ferroviario en el país.

Según pudo saber El Cronista, en el horizonte inmediato había una idea de desembolso nuevo de fondos de Moscú para el desarrollo de la línea ferroviaria San Martín por más de 300 millones de dólares. También hubo un diálogo del ministro de Economía, Martín Guzmán, en Moscú para avanzar en un eventual fondo de Resiliencia. Y Gazprom tenía fuerte interés en desembarcar este año en Vaca Muerta.

La posibilidad de invertir en la represa Chihuido en Neuquén, en una central nuclear o en infraestructura portuaria hasta ahora eran proyectos para el largo plazo para Moscú.

Sin embargo, todo esto parecería haber sido puesto en severo cuestionamiento tras la carta de Nicolini y la administración de Putin seguramente evaluará en adelante el vínculo con la Argentina bajo severa lupa. 

Ricardo Lagorio, el ex embajador argentino en Rusia durante la gestión de Mauricio Macri, dijo a El Cronista que "sin dudas la carta de Nicolini afectará las relaciones bilaterales. A los rusos no les agrada el manejo de temas sensibles por canales informales y mucho menos la afrenta".

Desde este punto de vista, la jugada de Nicolini desnuda una suerte de diplomacia paralela de la que no acostumbra andar Rusia y revela también que los canales diplomáticos del canciller y el embajador al menos en este caso no funcionaron. No ocurrió lo mismo con China, Estados Unidos o la Unión Europea a la hora de negociar la entrega de vacunas. En esos casos fueron los embajadores que acompañaron de cerca las gestiones del Ministerio de Salud a cargo de Carla Vizzotti.

El embajador de Rusia había expuesto recientemente a El Cronista: "Los vínculos entre ambos países están en alza. Y confiamos plenamente que con la llegada de la vacuna Sputnik V se fortalezcan aún más las relaciones entre la Argentina y Rusia", dijo.

El embajador de Rusia en Argentina está convencido de que ambos países deberían dar "un impulso adicional para seguir avanzando". Aunque dejó en claro que Moscú "no ayuda a la Argentina para sacar provecho sino para sacar a un amigo de una situación difícil. La cooperación por las vacunas acercó a nuestros pueblos y ese puede ser un fundamental", dijo. Habrá que ver qué opina en estas horas tras la carta de Nicolini. No quiso hablar por ahora.

Tampoco habló Cristina Kirchner que es la artífice central de las relaciones estratégicas con la Rusia de Putin. Según se supo, la vicepresidenta tampoco estaba al tanto de la carta de Nicolini y todo indica que fue remitida por decisión de Alberto Fernández. En este caso, lo que se pone en juego en adelante también será el peso de la geopolítica que busca imponer el jefe de Estado en detrimento de la vicepresidenta.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios