Obra pública

Hay 3000 proyectos en peligro de cierre por la decisión de Milei de cortar el gasto

El presidente electo ya dijo que "no hay más plata" para financiar los proyectos de obras y la ejecución en marcha. Preocupación en el sector empresarial. Reunión de Ferraro con Katopodis por la transición.

En esta noticia

"No hay plata. Lo deben entender, no hay más plata". La frase que impartió el presidente electo Javier Milei fue tajante y en el caso de la obra pública ya se empezó a ejecutar: implicará desde el 10 de diciembre la paralización de un total de 3005 proyectos de infraestructura en todo el país.

En el equipo de Milei destacaron a El Cronista que el presidente electo se mantendrá "muy firme" en este punto y que "no le temblará la mano". El mismo Milei explicó públicamente que para crecer, salir de una hiperinflación y recortar el gasto se deberá frenar, entre otras cosas, las obras que impliquen gastos de fondos a futuro.

El designado ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro se reunirá hoy con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis para ordenar la transición. Allí se pasará revista de todos los temas, pero en el equipo de Milei ya adelantaron que el mensaje será el mismo: la obra pública en ejecución o los proyectos hacia futuro se frenarán hasta tanto se recupere la economía.

El designado ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro

A la vez, en los diálogos que mantuvo Milei con Ferraro se reafirmó la idea de que sólo si hay apoyo pleno del sector privado podrían activarse algunas obras de infraestructura. En caso contrario, el Estado que viene no contempla un dispendio de fondos para obra pública.

Obras y empleo

El resultado concreto de esta decisión de Milei implicará que las 2.329 obras en ejecución y los 676 proyectos a futuro se paralizarán por completo. La mayor parte de esas obras están concentradas en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Río Negro, Neuquén, Chaco y Tucumán.

Allegados a Katopodis dijeron a El Cronista que esta parálisis de obras ya comenzó con el giro de telegramas de despidos y anuncios de finalización de obras el día después del balotaje en muchos puntos del país. En el Ministerio de Obras Públicas calculan que habrá unos 250.000 empleos que se verán afectados directamente por esa parálisis de la obra pública.

También alertaron que en muchas provincias la paralización de la obra pública implicará un "profundo problema" para el desarrollo de economías locales ya que se trataría de rutas, puentes y otras obras necesarias para el traslado de productos.

Preocupación empresarial

En paralelo a todo esto, en el empresariado también hay inquietud ante la decisión de Milei de frenar por completo la obra pública por falta de fondos.

Desde la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss dijo a El Cronista que "hay mucha preocupación por la decisión de cancelar a cero la obra pública" y en el ambiente empresarial califican esta situación como "una catástrofe" que generaría la pérdida de unos 350.000 puestos de trabajo.

En la Cámara de la Construcción creen que la realización de obra pública con aporte exclusivo del sector privado como pretende Milei sólo se puede dar en un 10% de la totalidad de las obras. Un informe detallado de los empresarios de la construcción revela esta situación que adelantó El Cronista y destaca que en el mundo la obra pública tiene una injerencia del Estado inevitable.

Gustavo Weiss de la Cámara Argentina de la Construcción

Según se pudo saber en las próximas horas se darán dos reuniones calve del gobierno entrante con referentes del empresariado y los gobernadores por este tema.

El designado ministro Ferraro se reunirá con los referentes de la Cámara de la Construcción la semana que viene a fin de analizar la situación. En el empresariado confían que podría darse una continuidad de una parte de la obra pública con las líneas de créditos del BID o del Banco Mundial. Pero no hay seguridad alguna de esto.

A la vez, el designado ministro del Interior, Guillermo Francos, se reunirá el martes con los gobernadores del PJ también para analizar el tema.

De todas maneras, Francos ya adelantó a los mandatarios provinciales tanto del PJ como de Juntos por el Cambio que la decisión de Milei de frenar la obra pública no es caprichosa: "es verdad que no hay más plata. Y no vamos a meterle a maquinita de hacer billetes como hacía el gobierno de Alberto Fernández", dijeron.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.