Hacia 2023: los posibles gobernadores que ilusionan a Juntos por el Cambio

Después de la victoria en las elecciones legislativas, varios referentes opositores quedaron bien parados de cara a las disputas provinciales.

Las elecciones legislativas del domingo pasado mostraron una buena performance de Juntos por el Cambio, con el 42% de los votos a nivel nacional y triunfos en 13 de los 24 distritos. Si la mayoría de los dirigentes opositores no lo reconocen en público, muchos están pensando en las estrategias de cara a 2023, cuando se realizarán las próximas elecciones ejecutivas. Y no solo se elegirá presidente, sino que habrá nuevos gobernadores, por lo que varios se proyectan para esos cargos.

En el distrito más poblado, la provincia de Buenos Aires, la elección de Diego Santilli lo coloca como un número puesto para competir como posible sucesor de Axel Kicillof. Si bien el Frente de Todos redujo la diferencia de cuatro a un punto, desde el entorno del "colo" destacan haber superado al peronismo unido, algo que María Eugenia Vidal no había logrado. Facundo Manes, otra figura que surgió en territorio bonaerense, no buscaría competir por la gobernación, ya que su objetivo está puesto directamente en la Casa Rosada.

Elecciones 2021: en el día después del triunfo, Juntos por el Cambio define su estrategia

Entre Ríos es otro de los distritos que tiene un claro apellido que buscará la gobernación: Rogelio Frigerio. El ex ministro del Interior se impuso con claridad en una provincia gobernada por el peronismo, al que le sacó 23 puntos de ventaja.

Chubut se había convertido en una de las provincias clave por la elección de senadores. Allí, Ignacio Torres, del PRO, le sacó once puntos al Frente de Todos y cuenta con una buena proyección. Tiene 33 años, por lo que también podría esperar a otros turnos electorales, pero el envión lo puede catapultar a una candidatura provincial.

La otra provincia clave para que el Gobierno pierda el quórum en el Senado fue La Pampa. Desde 1983 todos los gobernadores fueron peronistas, por lo que no será nada fácil para Juntos por el Cambio la disputa. Daniel Kroneberger, quien se impuso en la categoría senadores, podría buscar la gobernación, tal como lo hizo en 2019 luego de haberse impuesto en la interna ante Carlos Mac Allister.

Otro distrito en el que se esperanzan los radicales es Misiones. Allí se había disputado una interna con cinco candidatos, en la que se impuso el posadeño Martín Arjol ante Pedro Puerta, hijo del ex gobernador Ramón. En las generales, Arjol se impuso ante el Frente Renovador de la Concordia y al Frente de Todos, que quedó en tercer lugar.

En los distritos que actualmente administra Juntos por el Cambio también celebró victorias, aunque no existe un sustantivo propio claro de cara a 2023. En la ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y Martín Lousteau podrían tener aspiraciones; en Jujuy, a Gerardo Morales le quedan dos años y no tiene un sucesor claro; en Mendoza, existe la posibilidad de que Alfredo Cornejo vuelva a postularse a la gobernación después de su triunfo como candidato a senador. En Corrientes, Gustavo Valdés fue reelecto hace dos meses y tiene cuatro años más de mandato.

"Contundente triunfo": el mensaje de la mesa nacional de Juntos por el Cambio

Otros triunfos resonantes fueron en Córdoba y Santa Fe, aunque allí tampoco hay números puestos. En Córdoba sobran candidatos y hubo dos que realizaron grandes elecciones: Luis Juez y Rodrigo de Loredo, senador y diputado electos respectivamente. Juan Schiaretti no tiene posibilidad de reelección y tampoco tiene resuelta la sucesión. En la provincia vecina tampoco hay un panorama claro: Carolina Losada se impuso con claridad y será senadora, aunque no aparece hoy como aspirante clara a la Casa Gris.

Hubo otras dos provincias en las que hubo derrotas y que son históricamente hostiles para Juntos por el Cambio, aunque se obtuvieron más votos que en ocasiones anteriores. En Tucumán, el actual intendente de la capital Germán Alfaro quedó a solo dos puntos del Frente de Todos en la elección de senadores. En Neuquén, una de las provincias en las que Juntos por el Cambio fue dividido, Pablo Cervi quedó a siete puntos del MPN. Desde 1962, la fuerza provincial se impuso en todas las elecciones para gobernador, por lo que tampoco se avizora un panorama sencillo para la coalición opositora.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios