PROYECTO DE LEY

Ganancias: las escalas quedarán 20 meses atrasadas para el 40% de las empresas

Las escalas ajustarán con la inflación interanual de octubre de cada año. Cómo impactan los cierres de balance en la forma de determinar la alícuota de cada firma y cuál será la brecha en el momento de pago

La suba del impuesto a las Ganancias para las empresas que se tratará hoy en Diputados generó cuestionamientos por varios de sus aspectos por parte de empresarios y analistas, debido al impacto que provoca en la carga impositiva y en los incentivos para la inversión.

Uno de los aspectos cuestionados es el mecanismo de actualización de las escalas, que se aplicará desde el 1° de 2022 con la variación interanual del índice de precios al consumidor (IPC) del Indec de octubre de cada año.

Así, como las empresas tienen distintos meses de cierre de sus balances anuales, cada una tendrá un mayor o un menor desfasaje a la hora de la determinación de la alícuota que le vaya a tocar pagar debido al efecto de la inflación. En el primer año con la reforma, con las escalas fijadas en abril, las empresas tendrán un desfasaje de entre 9 meses para los ejercicios a cerrar en diciembre de 2021 y 20 meses para los que cierren en noviembre de 2022.

"Esta diferencia de cierres hace que cuando la sociedad aplique la escala tendrá mayor o menor desfasaje producido por la inflación. Las empresas con cierres diferentes a diciembre pagarán en escalas superiores por efecto de la inflación", señaló el tributarista Mariano Echegaray Ferrer.

Por ejemplo, una empresa que inicie su ejercicio en julio de 2021 tendrá que aplicar el monto de la escala que esté vigente al cierre, en junio de 2022, por lo que entre el establecimiento de las escalas y el cierre del balance habrán pasado 15 meses.

En diciembre cierran balance el 41% de las empresas, mientras que 40% lo hacen entre junio y noviembre. De esta manera, 4 de cada 10 empresas tendrán un rezago de 15 meses o más entre el establecimiento de los montos y el cierre del ejercicio.

 

Desde el segundo ciclo fiscal la situación es más grave aún, dado que las que cierren en diciembre de 2022 tendrán un retraso de 14 meses respecto a la actualización de octubre de 2021, mientras que las que cierren en noviembre de 2023 tendrán un rezago de 25 meses

De esta manera, cada año el 40% de las empresas a partir del segundo año de la reforma pagará la alícuota correspondiente sobre escalas que habrán llevado más de 20 meses sin actualizarse.

Quejas sobre montos y alícuotas

Otro foco de las críticas se cifra en que, al haber montos no imponibles de $ 5 millones para la alícuota de 30% y de $ 20 millones para la de 35%, una buena parte de las empresas pagarán cargas más altas que las que les corresponderían este año, de 25%, según la reforma tributaria del macrismo que continúa vigente.

De hecho, según los parámetros oficiales de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, los comercios con facturación de hasta $ 57 millones son considerados microempresas, mientras son considerados pequeños si tienen ingresos anuales de hasta $ 352,4 millones, con lo que ciertos márgenes de ganancia muchas pequeñas y medianas empresas podrían terminar pagando la tasa más alta.

"Lo grave de la reforma de Ganancias para las empresas es los montos de ganancias neta que establecen", señaló el tributarista Mariano Echegaray Ferrer, al tiempo que prevé que muchas empresas micro y pequeñas van a terminar pagando la alícuota de 35%.

Sobre este punto se quejó la Unión Industrial Argentina (UIA), al asegurar que el proyecto perjudicará al sector fabril y al proceso de recuperación eocnómica. "Argentina tiene una presión tributaria que supera el 40% sobre el sector formal y una alícuota a la reinversión de utilidades alta, mientras que el financiamiento al sector privado es el más bajo de la región. Por esto, las ganancias no distribuidas son de las fuetnes principales de inversión", señalaron en un comunicado.

Según la UIA, en base a los últimos datos de AFIP, las pymes industriales facturan 25 veces la ganancia neta obtenida como máximo, que en un escenario de pandemia y recesión puede ser bastante menos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios