Alberto Fernández promete plata para obras y subsidios a gobernadores aliados

El Presidente recibió a 13 mandatarios para rediscutir el reparto de recursos ante el fracaso del Presupuesto 2022. Hubo críticas a los gobernadores de la oposición, que reclamaron por su parte "pautas creíbles".

Con el terremoto político que supuso la caída del Presupuesto 2022, y la amenaza cierta de perder fondos claves para financiar obras públicas y gastos corrientes, los gobernadores del oficialismo acudieron este martes a la Residencia de Olivos para discutir los pasos a seguir con el presidente Alberto Fernández, y llevarse la garantía de que no sufrirán un impacto perjudicial en las gobernaciones, en el año por venir.

Luego de recibir a los secretarios generales de UPCN y ATE, y anunciar un bono extraordinario de $ 20.000 para trabajadores estatales, Fernández convidó a un almuerzo a 13 mandatarios provinciales, todos de ellos alineados con la Casa Rosada, que quedaron sumamente preocupados desde el pasado viernes por la merma de recursos por fondos coparticipables, el financiamiento de obras de infraestructura, y los subsidios a la energía y el transporte, entre otras fuentes de ingresos, que entraron en una zona de penumbra como consecuencia de la imposibilidad del oficialismo de hacer aprobar la previsión de recursos y la ejecución de gastos que había elaborado el ministerio de Economía.

El almuerzo tuvo como casi exclusivo eje el tema presupuestario. Fernández le aseguró a los mandatarios provinciales que militan en las filas del Frente de Todos que "va a ayudar presupuestariamente a cada provincia", al decir del riojano Ricardo Quintela, quien habló a la salida del encuentro con periodistas apostados en la quinta. Esa certeza a sus preferidos no ha llegado así, ni en términos similares, a otras administraciones provinciales, lo cual es todo un gesto en medio de la confrontación creciente con la oposición.

Por su parte, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, detalló que sus pares transmitieron preocupación por la continuidad del financiamiento a obras de infraestructura, y el inminente incremento del costo de la energía y el transporte público sin el subsidio del Estado nacional. El exjefe de gabinete de Cristina Kirchner también detalló que el viernes 24 de diciembre habrá una reunión técnica para precisar los fondos disponibles, y reveló que el lunes 27 se dará firma a la prórroga del Consenso Fiscal.

Mientras la oposición buscaba  quórum -cosa que no logró- para someter a debate una reducción del mínimo no imponible del Impuesto a los Bienes Personales, que finalmente obtuvo media sanción, pero bajo las condiciones impuestas por el oficialismo, en Olivos se sintió el sacudón del pasado viernes, y de allí que el Presidente insistiera en la necesidad de avanzar en la "unidad" del espacio para no perderse en luchas intestinas, asumiendo pasos en falso en el tratamiento de la previsión de ingresos y recursos para 2022.

Bienes Personales: uno por uno, cuáles son los cambios que propuso el oficialismo

Bienes Personales: apenas por un voto, el oficialismo se impuso ante la oposición

En paralelo, otro almuerzo de gobernadores tuvo lugar el martes. Este otro fue en Parque Patricios, sede del gobierno porteño, donde Horacio Rodríguez Larreta y los mandatarios de extracción radical, Rodolfo Suárez (Mendoza); Gustavo Valdés (Corrientes), y Gerardo Morales (Jujuy), reclamaron que el Ejecutivo envié un "presupuesto realista, que pueda ser analizado y discutido por todo el arco político", con "pautas macroeconómicas creíbles" y "que no discrimine a las provincias ni en inversión ni en obra pública".

Sin embargo, desde el Gobierno y tal como lo afirmara el ministro de Economía, Martín Guzmán, descartan que vaya a presentarse otro Presupuesto en marzo, cuando comience otro período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación. Antes bien, la solución vendrá por "planes de contingencia".

Los gobernadores opositores también tuvieron su encuentro: qué le piden al Gobierno

Junto al Presidente, el jefe de gabinete; Juan Manzur; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, fueron parte del convite los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).

También llegaron a Olivos Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Melella (Tierra Del Fuego), además del vicegobernador a cargo del Ejecutivo de Tucumán, Osvaldo Jaldo. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios