GIRA POR ESTADOS UNIDOS

FMI: Guzmán vio a Lipton y Georgieva para acelerar el acuerdo después de las elecciones

Con directivos y técnicos del Fondo Monetario Internacional, el ministro de Economía y su equipo buscaron las condiciones para acelerar la firma de un nuevo programa tras las elecciones de noviembre

En un nuevo intento de acercar posiciones y ganar tiempo para apurar la firma de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) después de los comicios legislativos de noviembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se encontró ayer en Washington con David Lipton, asesor del Tesoro de los Estados Unidos, y la directora gerente del organismo multilateral, la búlgara Kristalina Georgieva.

Fueron las primeras reuniones presenciales que los funcionarios argentinos tuvieron con técnicos y directivos de la institución tras el sacudón político que atravesó el Gobierno por el mal resultado de las elecciones PASO y que obligó a Guzmán a "abrir la billetera" por el pedido de la vicepresidenta Cristina Kirchner de ejecutar todas las partidas presupuestarias.

En la continuación de las negociaciones por un nuevo acuerdo para refinanciar la deuda remanente de u$s 43.000 millones, Guzmán, junto al director por el Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos, conversaron con Georgieva, reconfirmada en su cargo luego de una investigación sobre supuesta manipulación de datos a favor de China; y la línea técnica del organismo: la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack; y el jefe de la misión para Argentina, Luis Cubeddu, funcionarios operativos que llevan el día a día de las negociaciones.

El ministro calificó como "valiosa" su reunión con Georgieva para "resolver la deuda insostenible". "Esperamos que su conducción siga dando pasos que cambien el ethos del FMI, dejando atrás aquel moldeado por el poder financiero global que contribuyó a un mundo más desigual e inseguro por otro que favorezca un desarrollo sustentable de los pueblos. Seguiremos ayudando a ello", publicó en su cuenta de la red social Twitter.

Previamente, los representantes locales se habían encontrado con el subsecretario de Relaciones Institucionales de Estados Unidos, Andy Baukol, y con Lipton, un hombre que fue clave en el fallido programa Stand By (SBA) que la Argentina firmó con el FMI en 2018, desde su puesto de subdirector gerente.

Horas antes de estas reuniones, el presidente Alberto Fernández les dijo en Buenos Aires a un grupo de empresarios que el acuerdo con el FMI estaría listo en el primer trimestre de 2022 (ver página 6). En caso de que se confirme ese plazo, el país debería afrontar en diciembre un vencimiento de casi u$s 1900 millones de principal y de más de u$s 700 millones en enero del año que viene, por lo que se agotarían los DEG que recibió la Argentina en agosto por la emisión extraordinaria para ayudar a los miembros del organismo por la pandemia; las reservas netas del Banco Central (BCRA) también podrían quedar muy comprometidas en tal situación.

Por el impacto de la emisión monetaria, que ya superó el billón de pesos en lo que va del año, la entidad no estimó cuánto sería la inflación en 2021 y 2022.

Como parte de la agenda argentina en la Asamblea Anual del Banco Mundial y el FMI, Guzmán también consiguió el respaldo de Indonesia en la negociación con el organismo y el intento de reducir los sobrecargos.

El ministro de Economía le manifestó a la ministra de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani Indrawati, su colaboración para la organización del siguiente G20, el año que viene. El diálogo también abordó "cuestiones de mutuo interés, especialmente para países emergentes", como la coordinación de financiamiento al desarrollo, "en particular los objetivos de desarrollo sostenible para financiar la acción climática", la redistribución de los Derechos Especiales de Giro (DEG) y el avance en la creación del Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad en el FMI.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios