EL FUTURO ECONÓMICO

Empresarios y el temor del segundo semestre: las variables que la industria mira de reojo

Sostienen que buena parte del progreso que se viene dando en la economía tienen que ver con la comparación con los datos del año pasado, donde el ritmo de actividad todavía estaba golpeado por la pandema.

Inflación sin freno, consumo en la cuerda floja e inconvenientes para acceder a los dólares necesarios para pagar importaciones de insumos. El panorama que comienzan a ver los empresarios para lo que queda del año no es justamente el más alentador, y ya visualizan un freno de la actividad económica.

De hecho, un trabajo preliminar de la Unión Industrial Argentina (UIA) ya muestra una baja en el índice de actividad, una tendencia que se podría repetir el resto del año. Esto se daría luego de que, según los últimos datos del Indec, en marzo pasado se diera una mejora de 3,6%.

Según las estimaciones empresarias, esto se haría más notorio en el arranque del segundo semestre, con mayor incidencia sobre el final del año.

"Hay preocupación porque las señales que se ven no son buenas. Las variables que manejamos no arrojan signos positivos y eso nos lleva a pensar que la situación no será fácil", sostuvo un empresario consultado por El Cronista.

El Gobierno festeja datos de empleo e industria

Esto también se haría sentir en la evolución de la capacidad instalada. Los últimos datos oficiales muestran que tocó el 67,1% en marzo pasado, con lo que logró una mejora respecto del 64,5% de igual mes del año pasado.

la mira en el primer semestre

Los datos que manejan los empresarios sostienen que el primer trimestre cerró con una mejora interanual de 5%, aunque esto tiene más que ver con el mal desempeño que se registró en 2020 que con el progreso real de la economía.

La disponibilidad de dólares es hoy un factor clave a la hora de analizar tanto la evolución de la actividad industrial como de la capacidad instalada.

Si bien desde el Gobierno afirman que los dólares necesarios para importar insumos estarán disponibles, la realidad indica que varias empresas de diferentes sectores afirman que se dan algunos inconvenientes para comprar material en el exterior.

"Esto afecta a algunos sectores más que otros, pero es cierto que se ven inconvenientes. Si no se puede resolver, es lógico que también se comience a ver un freno en la producción simplemente porque faltarán insumos clave", sostuvieron desde el sector privado.

Las compras de energía presionan sobre los dólares de la actividad industrial

La evolución del consumo es otra de las variables que el mundo empresario sigue de cerca. Los altos niveles de inflación y la importante pérdida del poder adquisitivo ya hace ruido en las compañías.

En este sentido, la consultora Scentia apunta que en abril las ventas de productos de consumo masivo en supermercados y comercios de cercanía tuvieron un crecimiento de 4,7% en comparación con el mismo mes del año anterior, y cerró con un alza de 6,2% el primer cuatrimestre del año.

Y aquí también aparece el cambio de tendencia que parece marcar el segundo semestre del año. En la medida en que comience a caer la base de comparación con el año anterior, el nivel de consumo se irá desacelerando.

De hecho, se espera que ya a partir del mes que viene se comience a ver un retroceso.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios