INTEGRANTE DE LA "COMISIÓN BERALDI"

El Presidente dilata la sucesión de Losardo y aparece una "tapada"

Alberto Fernández mantuvo ayer un inédito silencio. El Presidente participó de una recorrida por un vacunatorio de Avellaneda junto al gobernador Axel Kicillof pero evitó el discurso. 

Después recibió en la Casa Rosada al ministro de Educación, Nicolás Trotta, y la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, pero tampoco hizo declaraciones. Apenas tuiteó sobre los incendios en Chubut. Por una situación personal del mandatario Omar Perotti, se canceló el viaje a Santa Fe de la comitiva oficial previsto para hoy.

Entonces, a 48 horas de haber revelado la pronta salida de Marcela Losardo del ministerio de Justicia, el Jefe de Estado aún dilata el nombramiento de su sucesor o sucesora. Pasó todo un día en que, incluso, ya se sabía el próximo destino de su ex socia del estudio jurídico: aceptó mudarse a París para ocupar la embajada argentina ante la Unesco, silla que está vacante desde el fallecimiento de Fernando "Pino" Solanas.

Una situación llamativa. Ayer, fuentes oficiales especulaban que no se conocería durante la jornada el reemplazante de Losardo, lo que generó nuevas versiones de negociación entre el Presidente y Cristina Fernández de Kirchner por ese futuro nombramiento. En el Instituto Patria se desentendían. Hasta ahora, cada despacho que quedó vacío fue ocupado por figuras más cercanas a la Vicepresidenta que al mandatario. Tratándose de la Justicia, para la renovada etapa en la relación que se viene, podría esperarse que ella tenga aún más interés en continuar esa tradición.

Sucede que el número dos de la cartera de Justicia ya es un hombre de la ex Presidenta, Juan Martín Mena, y las versiones indican que continuaría en su cargo. En el armado original del gabinete hubo un reparto intercalado en las estructuras ministeriales entre las tres partes societarias del Frente de Todos.

A los nombres del peronista Martín Soria, cercano ahora a la línea de pensamiento K sobre el Poder Judicial, y el massista Ramiro Gutiérrez, ayer apareció la "tapada" que se estaba esperando. "Pueden buscarla en la Comisión Beraldi", daban como pista en la Casa Rosada, al referirse al grupo de juristas que juntó Fernández para pensar modificaciones en la Justicia. Tomó fuerza así la figura de Marisa Herrera, experta en derecho civil que participó de aquel consejo consultivo.

Pergaminos no le faltan: importante abogada feminista es, además, investigadora del Conicet. En agosto, la Cancillería de Felipe Solá la propuso como candidata para integrar el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer. "No sólo tiene la formación requerida sino que también ha demostrado su capacidad para aportar a modificar la realidad, con acciones concretas que han mejorado sustantivamente la vida de las mujeres", la destacó la ministra Elizabeth Gómez Alcorta

Tags relacionados

Compartí tus comentarios