Preocupación en la dirigencia

La otra violencia: crece la tensión social en el Conurbano por inseguridad, desempleo y pobreza

Los intendentes del PJ y la oposición del Gran Buenos Aires advierten al Gobierno que crecen los niveles de inseguridad, desempleo y pobreza. Fuerte impacto de la inflación y la violencia, según la dirigencia.

Es el lado B de la violencia política que vive la Argentina tras el atentado a Cristina Kirchner. La tensión social también se refleja en el conurbano bonaerense desde hace varios meses, y el resultado de este combo es una oscura radiografía: niveles de inseguridad y pobreza que crecen, preocupación por el impacto de la inflación en sectores medios, desempleo y enfrentamientos entre sectores antagónicos.

El tema preocupa a muchos dirigentes de la oposición, pero también a intendentes del PJ en el conurbano, quienes le transmitieron una alerta tanto a Máximo Kirchner como al gobernador Axel Kicillof, al ministro de Economía Sergio Massa. Incluso algunas voces llegaron al mismo despacho del presidente Alberto Fernández.

Alberto Fernández participará de la misa contra el odio en Luján convocada por la Iglesia

Operativo Gran Acuerdo Nacional: qué busca el Gobierno y cuáles son las trabas legales de la convocatoria

Paradojas de la política: dos días antes del atentado a Cristina Kirchner un grupo de intendentes de la primera sección electoral se reunió con el diputado Máximo Kirchner para pedirle que "ponga en caja" a algunos sectores violentos de La Cámpora porque temían cualquier enfrentamiento con la oposición. Dijeron que eso podría ser un desastre.

Kicillof, Alberto Fernández y Massa, recibieron quejas de los intendentes del PJ del conurbano

Después del atentado a la vicepresidenta la cuestión no quedó zanjada. La semana que viene un grupo de intendentes de la primera y de la tercera sección electoral de Buenos Aires le llevará a Alberto Fernández un amplio listado de reclamos por atender en forma urgente.

Dos días después del atentado contra Cristina Kirchner, en la sede del Partido Justicialista de La Plata se vieron pintadas insultantes y agresivas en el frente y en la vidriera de la biblioteca partidaria. "Mierdas" y tachaduras al logo del PJ aparecieron en las pintadas. El diputado provincial y presidente del partido a nivel local, Ariel Archanco, vinculó el hecho a la existencia de una "escalada de violencia".

INSEGURIDAD Y VIOLENCIA

La violencia política mezclada con la inseguridad en las calles se vive desde hace varios años en el conurbano, aunque se potenció en los últimos meses. En mayo el concejal de Merlo de Juntos por el Cambio, David Zencich, fue atacado a piedrazos en la calle por desconocidos que escaparon.

En junio pasado balearon a Rubén Sanazi, un concejal de Juntos por el Cambio en un intento de robo frente a su casa en el partido bonaerense de Avellaneda. Unos días antes al dirigente radical Facundo Manes le robaron en un acto también en Avellaneda. Y el año pasado un explosivo voló un local de La Cámpora en Bahía Blanca.

La inseguridad y violencia crece en las calles del conurbano a paso agigantado aunque el secretario de Política Social de la jefatura de Gabinete, Fernando "Chino" Navarro, diga que la inseguridad en Argentina por niveles de homicidio bajó en el conurbano y está mucho mejor que en Uruguay.

La mayor parte de los intendentes del PJ y de la oposición de los 24 distritos del conurbano no piensa igual. Los mandatarios aseguran que la delincuencia les está afectando sus calles, y no ven en el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, una respuesta. Muchos volvieron a hablar en estos días de retomar la idea de una ley para crear policías locales con presupuesto y autonomía plena.

Los niveles de pobreza aumentaron en el conurbano bonaerense

"Hay problemas muy graves y una agenda que se debe abordar rápido desde la Nación en lo que atañe a la inseguridad, el desempleo y la inflación que pega fuerte en nuestros distritos", expresó a El Cronista el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

No es el único que hace este tipo de planteos. Los intendentes Juan José Mussi (Berazategui), Alberto Descalzo (Ituzango), Julio Pereyra (Florencio Varela) y Fernando Espinoza (La Matanza), entre otros, ya le hicieron saber al Gobierno que la situación del conurbano es "explosiva" en términos de violencia social, pobreza, inseguridad y desempleo. 

No todos lo entienden en la Casa Rosada. Los que están en alerta y conocen del tema ya que fueron intendentes son los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Jorge Ferraresi (Vivienda).

POBREZA Y DESBORDE SOCIAL

La mayor cantidad de planes sociales del país está concentrada en la provincia de Buenos Aires. Así sucede con el Potenciar Trabajo, la AUH y la Tarjeta Alimentar, según datos oficiales del Ministerio de Desarrollo Social.

El viernes pasado el Ministerio que lidera Zabaleta tuvo que dar marcha atrás en la decisión del gobierno de suspender 40.000 planes Potenciar Trabajo porque eran "incompatibles" con las becas Progresar. La protesta en las calles de los grupos piqueteros amenazaba con crecer en los próximos días si no se revertía esta estrategia.

¿Servirá toda esta ayuda social para evitar eventuales desbordes sociales? Nadie se anima a responder en el Gobierno aunque admiten que la problemática de pobreza es grave y que la inflación impacta de lleno en sectores medios.

Algunos intendentes evalúan revisar el plan de segmentación impulsado por la Casa Rosada para evitar que un aumento de tarifas de gas, luz o agua signifique otro golpe más fuertes en el bolsillo de la clase media del conurbano.

El consultor político Carlos Fara, que habla con muchos jefes comunales del conurbano, destacó a El Cronista que "la situación viene muy complicada, es mala y seguirá mal por mucho tiempo".

El propio ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés Larroque, ya alertaba en mayo pasado que eran necesarias medidas urgentes y de fondo y evitar seguir suministrando "curitas y aspirinas" para controlar la problemática en el conurbano.

Los grupos piqueteros críticos amenazan con salir otra vez a la calle a protestar

A su vez, el jefe piquetero del Polo Obrero Eduardo Belliboni exigió más planes para evitar desbordes sociales. Y el titular del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, llamó a "un plan de lucha urgente" para obtener un Salario Básico Universal.

El último relevamiento de la consultora Taquion elaborado antes del atentado a Cristina Kirchner sostenía que a los argentinos la inflación les genera 10 veces más sensación de inseguridad que ser víctimas de un robo. "Esto no es un fenómeno que solo se vive puertas adentro, en la calle se perciben sentimientos de desánimo, angustia y violencia. ¿Será por eso que 7 de cada 10 creen que la salida está en Ezeiza?", decía el informe.

Un destacado intendente del PJ de uno de los distritos más poblados del conurbano admitió ante El Cronista que "si no se atiende de manera urgente los problemas de la inseguridad y la pobreza podremos ver desbordes sociales en lo inmediato".

Según los últimos datos del INDEC, en el conurbano bonaerense 4 de cada 10 personas son pobres. El indicador de población sostiene que no cubre la canasta básica el 39,8% de la población, con lo cual empeoró la situación casi 8 puntos respecto a un año atrás.

Los hogares y las personas que habitan en el conurbano bonaerense son las que evidencian mayores riesgos de pobreza extrema. Así lo advirtió el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

A la vez, el documento destacaba que la pobreza monetaria concentra sus efectos en la población localizada en hogares conducidos por personas vinculadas a segmentos bajos marginales (72,9%) e integrados (53,7%) y en el conurbano Bonaerense (51,5%). 

Si bien estos segmentos evidencian una leve recuperación luego del año 2020, al igual que en el caso de la indigencia, la pobreza afecta con más intensidad a niños, adolescentes y jóvenes (de 18 a 29 años), y en menor medida a la población activa (30-59 años) y de adultos mayores (60 años y más), dice el documento de la UCA.

"La incapacidad de alcanzar una Canasta Básica Total en el conurbano Bonaerense es mayor en comparación con el resto de las regiones urbanas", decía el informe de la UCA. La violencia política al igual que la violencia social por el aumento de pobreza amenaza inevitablemente a la pacificación en la Argentina profunda del conurbano bonaerense.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.