MÁS ALLÁ DE SEPTIEMBRE

Massa consiguió dólares y tiempo, pero sigue el foco sobre las reservas del Central

Economistas creen que el Gobierno cumplirá con la meta trimestral del acuerdo con el Fondo, aunque con el costo de ajustar la actividad.

La implementación del "dólar soja" y la llegada de financiamiento desde organismos internacionales permitiría cumplir con la meta de acumulación de reservas del tercer trimestre pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Aunque habrá costos: las trabas para pagar importaciones continuarán al menos hasta fin de año.

Distintos economistas consultados señalaron que el Gobierno ganó tiempo. Algo no menor, si se compara la situación con la incertidumbre extrema que había hacia fines de julio, antes de la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía. Lo resume Juan Pablo Ronderos, socio de la consultora MAP: "Pasamos de un horizonte de días a uno de semanas; lo que se anunció alcanza para comprar una tensa calma de entre cuatro y seis semanas", dijo.

FMI: en medio de la segunda revisión, el Gobierno se ilusiona con aprobar la tercera

Massa quiere apurar más desembolsos del Banco Mundial, que ya comprometió u$s 900 millones

La venta de soja se aceleró exponencialmente desde que el Ejecutivo abrió la ventana para que el productor reciba $ 200 menos retenciones por dólar. En los primeros tres días de "dólar soja", se vendieron tres millones de toneladas, según la Bolsa de Comercio de Rosario. "Estimamos que la venta de la cosecha venía retrasada en 5,5 millones de toneladas, que a precios actuales son unos u$s 3200 millones", dijo Santiago Manoukian, jefe de Research de Ecolatina.

A eso se sumaron los anuncios que Massa hizo en Washington. Cobra especial dimensión el gesto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que enviará u$s 1200 millones para fortalecer reservas -unos u$s 500 millones, en los próximos días. El Gobierno debe acelerar proyectos para que el BID desembolse fondos adicionales y el Banco Mundial haga lo propio con los u$s 900 millones que restan ingresar hasta fin de año.

Sergio Massa y Mauricio Claver-Carone, titular del BID.

Reservas o crecimiento

"En septiembre, el Banco Central va a recomponer sus reservas. Será difícil que Massa consiga más de lo que ya consiguió, porque no parece haber novedades sobre los repo que se negociaban con los bancos", dijo Ricardo Delgado, CEO de Analytica. Al respecto, fuentes oficiales comentaron que la compulsa estaba trabada por la tasa de interés y la garantía en bonos que pedían las entidades, equivalente a cuatro veces el monto a prestar.

Ante este panorama, Economía y el Banco Central priorizarán la acumulación de reservas. Quedó claro este jueves, cuando la entidad que preside Miguel Pesce prorrogó hasta fin de año el régimen para restringir el pago de importaciones. Massa y Pesce enfatizaron que la prioridad es respetar las metas acordadas con el FMI.

Cepo al dólar: el Gobierno extendió una medida clave para las compras en el exterior

Eso tendrá impacto en la actividad económica. Lo admitió el secretario de Comercio, Matías Tombolini, en la reunión que mantuvo con la Unión Industrial Argentina (UIA). Lo mismo ocurrió en el acuerdo con las empresas fabricantes de electrónicos de Tierra del Fuego nucleadas en Afarte, donde se decidió "una sustancial reducción de los insumos importados", según se informó.

La meta clave

"Hay una clara tensión entre actividad económica y cumplir con el Fondo. Cuanto más actividad económica haya, habrá más importaciones y, por lo tanto, más lejos se estará de cumplir con el FMI", dijo Delgado. "Si las importaciones siguen a un ritmo promedio de u$s 5000 millones mensuales, estarán muy justos para cumplir", agregó.

El acuerdo revisado con el FMI suponía acumular u$s 3450 millones de reservas netas en junio y llegar a u$s 4100 millones a fines de septiembre. Sin contar los créditos internacionales, el Banco Central calculaba que debía comprar unos u$s 1700 millones en el mercado de cambios en el trimestre. A fin de año, la meta de acumulación es de u$s 5800 millones.

"La oferta de divisas entre abril y septiembre es, en promedio, 10% superior a la de octubre - marzo", dijo Manoukian. "Entramos en una época en la que la oferta de dólares, sobre todo del campo, empieza a escasear", advirtió. "Aun con una importante caída en los pagos de energía y una contención de las otras importaciones, el mercado cambiario no va a arrojar un excedente como para que el BCRA acumule reservas", advirtió.

La sequía pone en riesgo a una cosecha clave: cuántos dólares se pueden perder

Para Ronderos, "el mercado dio una tregua, no es que el Gobierno impuso condiciones". El economista mira, sobre todo, los números fiscales. "Para llegar al déficit de 2,5%, todavía falta ajustar entre 0,7 y 0,9% del PBI, y sin lo fiscal la lectura del mercado no va a ser positiva", alertó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.