ENERGÍA

Segmentación de tarifas: el Gobierno apunta a los que mintieron para tener subsidios

Los hogares de ingresos bajos superan a los de ingresos medios inscriptos en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), para la segmentación de tarifas. El Gobierno sale a la caza para encontrar errores.

El Gobierno está cruzando las bases de datos de la segmentación de los subsidios a las tarifas de energía.

Sin ninguna precisión aún, dada la complejidad de la tarea y la falta de recursos del Estado en materia de gobernanza de datos, la sospecha que tienen en los despachos oficiales es que millones de hogares mintieron, omitieron o subdeclararon ingresos para acceder a los subsidios a la luz y el gas y mantener la ayuda estatal.

Cuánto suben las tarifas de luz en septiembre

Cómo renunciar al subsidio para poder comprar dólares

Por el momento, las fuentes oficiales no se atreven a hablar de algún tipo de sanción si las distintas áreas del Gobierno logran encontrar a los usuarios residenciales que no declararon todos sus ingresos. En principio, únicamente les quitarían los subsidios, comentaron a El Cronista.

Más ágil y efectiva, entienden en las inmediaciones de la Casa Rosada, es la prohibición de comprar dólar a precio oficial ("ahorro" o "solidario", teniendo en cuenta el 65% de impuestos agregados).

La advertencia del Gobierno, por ahora no oficializada a través de una resolución del Banco Central (BCRA), ya hizo efecto: se procesaron más de 68.000 solicitudes de baja (renuncia) de usuarios que ante el temor de perder la libertad de comprar dólares más baratos, prefieren pagar el valor real de la energía.

El dato más llamativo que arroja el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) es que hay más hogares de ingresos bajos que de ingresos medios. "Hay mucha gente que mintió u omitió datos, o no declaró lo que tiene en negro", consideran dentro del Gobierno.

Ingresos bajos y medios

Según los últimos datos actualizados que tiene el Gobierno, unos 5.592.585 de hogares fueron categorizados en la segmentación bajo "Tarifa 2 - Ingresos bajos", mientras que solamente 3.750.307 de usuarios residenciales quedaron en la "Tarifa 3 - Ingresos medios".

Dentro de la categoría de "ingresos bajos" se considera a los hogares con ingresos netos menores a la Canasta Básica Total (CBT, que determina la línea de pobreza) para un hogar tipo 2 ("familia tipo", conformada por dos adultos y dos menores), según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que en julio era de $ 111.298.

Hay más familias de ingresos bajos que ingresos medios, según el registro

Otras condiciones para esa categoría es tener hasta 1 inmueble, no tener vehículos con menos de 3 años de antigüedad, contar con algún certificado de vivienda en barrios populares, tener al menos un ex combatiente de Malvinas, que resida un integrante con Certificado Único de Discapacidad (CUD), o los domicilios donde funcionan comederos o merenderos comunitarios.

En cambio, los hogares de ingresos medios admitían ingresos entre 1 y 3,5 CBT, que en julio equivalía a $ 389.543, que no tengan más de 2 inmuebles, no más de un vehículo con menos de 3 años de antigüedad, y no tener aviones o embarcaciones de lujo.

Estos 9,3 millones de hogares mantienen los subsidios a la energía, pero los de ingresos medios tendrán además una segmentación por consumo, que todavía no se publicó en el Boletín Oficial.

Por otro lado, hay casi 6 millones de usuarios residenciales que no se anotaron en el RASE, ya sea por tener ingresos altos, porque se olvidaron o no conocían la segmentación, porque prefirieron hacerlo en las oficinas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y no los atienden o debido a que renegaron de renunciar al secreto fiscal para no entregar datos al Estado.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.