La economía que viene

El FMI pide un plan de estabilización "fuerte, creíble y con apoyo político"

El organismo dijo que continuó con conversaciones técnicas con las autoridades electas e hizo hincapié en que el programa debe tener sostén. Dudas sobre vencimientos inminentes y evasivas sobre el impacto del ajuste cambiario y fiscal.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) profundizó intercambios técnicos con los equipos del presidente electo Javier Milei y espera "un plan de estabilización fuerte, creíble" y "con buen apoyo político", dijo Julie Kozack, portavoz del organismo multilateral.

Kozack empaquetó las múltiples preguntas sobre la suerte del programa económico de Argentina en un par de declaraciones en las que destacó el trabajo y los contactos con Milei, el jefe de Gabinete Nicolás Posse y el ministro de Economía, Luis Caputo. Evitó responder sobre "especulaciones", como el impacto de la esperada devaluación del tipo de cambio.

Milei completa casilleros y otro exMacri está cerca de sumarse al Gabinete

Advierten que por el combo de falta de insumos y ajuste de shock aumentará el desempleo

"En este momento, estamos concentrados en tener un plan de estabilización fuerte, creíble y con apoyo para atender los desafíos del país", dijo Kozack. Ese programa, enfatizó, debe tener "buen apoyo político", en un escenario de fragmentación en el Congreso.

Kozack recordó que la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, mantuvo una videoconferencia con Milei "constructiva", en la que "recalcó su compromiso para fortalecer las finanzas públicas, reducir la inflación y crear una economía más próspera liderada por el sector privado". En esa conversación "hablaron sobre los desafíos importantes y la necesidad de tomar acciones decisivas".

Javier Milei y Kristalina Georgieva difundieron una videollamada.

La funcionaria del Fondo no abundó sobre la posibilidad de que el organismo preste más dinero a Argentina. Georgieva había dicho que el país tiene a disposición dinero del Fondo de Resiliencia, creado para atender cuestiones vinculadas a la transición energética y otras. No respondió si se trató de una sugerencia de la directora del FMI o si, efectivamente, avanzaron sobre este financiamiento.

Estabilizar

Semanas atrás, Posse y Caputo viajaron a Washington y se entrevistaron con funcionarios del Fondo. Luego de esa reunión, dijo Kozack, continuaron los intercambios a nivel técnico. 

"Se habló de las prioridades del nuevo gobierno para restaurar la estabilidad económica, además de los planes de reformas para fortalecer las perspectivas de crecimiento de mediano plazo", dijo la portavoz. "A nivel técnico han continuado esas conversaciones positivas", agregó, sin mayores detalles.

El foco, insistió, está en el plan de estabilización para reducir la inflación y mejorar el colchón de reservas. Ese programa, promete el equipo del presidente electo, partirá de un fuerte ajuste fiscal para lograr el equilibrio de las cuentas en 2024.

Luis Caputo y Nicolás Posse, con funcionarios del FMI.

Consultada sobre la designación de Santiago Bausili, socio de Caputo, como presidente del Banco Central, y sobre si le preocupa al Fondo la independencia de la autoridad monetaria, Kozack respondió que "la inflación es uno de los desafíos y se requiere de un Banco Central fuerte para poder reducirla".

Las metas del programa con el FMI quedaron incumplidas. A mediados de agosto, una revisión del acuerdo moderó el objetivo de acumulación de reservas -aunque lo mantuvo en niveles prácticamente imposibles- y dejó sin cambios los de déficit fiscal (1,9% del PBI) y emisión monetaria. En ese entonces, el Fondo giró u$s 7500 millones para saldar vencimientos con el propio organismo y darle al Gobierno cierto colchón de reservas, que se usó principalmente para intervenir en el dólar MEP. 

Quedaba pendiente una revisión para luego del balotaje, atada a un desembolso de unos u$s 2500 millones.

Entre diciembre y abril, el país debería pagarle al FMI u$s 5412 millones, entre capital e intereses. Los pagos inmediatos son u$s 914 millones por intereses, en diciembre, y u$s 1945 millones de capital, en enero. No hubo especificaciones sobre cómo se manejarán esos compromisos. Como dice Milei: no hay plata.

Temas relacionados
Más noticias de FMI

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.