EX MINISTRO APUNTADO

"Efecto arrastre Guzmán": la lectura del Gobierno sobre el pico de inflación

En la casa Rosada adjudican el 7,4% de inflación que dio el INDEC a los rebotes que dejó la salida intempestiva del ex ministro de Economía Martín Guzmán. Confían en una baja para el mes que viene.

En una reacción casi en cadena, el espinel más alto del Gobierno adjudicó el dato de un pico de inflación de julio del 7,4% al "efecto arrastre Guzmán". Es decir, que la salida intempestiva del ex ministro de Economía, sumada a la llegada fugaz de Silvina Batakis y la asunción reciente de Sergio Massa no lograron frenar la ola de aumento de precios en la Argentina.

Tanto los allegados a Alberto Fernández como al superministro de Economía coincidieron en sostener que el nivel de aumento de inflación era previsible este mes. No sólo eso. Creen que es muy probable que permanezca en ascenso al menos un mes más.

En lo coyuntural, todos en el Gobierno leyeron el dato del 7,4% de inflación, que en los primeros siete meses del año ya acumulan una variación de 46,2% según el INDEC, al "efecto arrastre Guzmán". Es decir, que entienden que las medidas adoptadas por el ex ministro de economía no lograron surtir efecto alguno para frenar el alza de precios.

"¿No corresponde a julio el índice que se dio a conocer?", se preguntaron con picardía ante El Cronista los funcionarios cercanos a Massa en relación al momento en que Guzmán dejó el Gobierno. También repetían algo similar los albertistas puros. 

Es decir, que desde el 2 de julio en el que Guzmán dejó el Gobierno hasta hoy, los males de toda la escalada inflacionaria se le cargan al ex ministro de Economía.

Además, en la Casa Rosada admiten que entre la salida de Guzmán y la fecha de hoy no hubo tiempo para que se reacomode la economía. La llegada fugaz de Batakis no ayudó demasiado, admiten. Ni siquiera tuvo tiempo de armar equipos, poner a prueba algunas de las medidas y evaluar eventuales efectos.

"SENSACION DE ALIVIO"

Desde la Casa Rosada aseguraban anoche que hay una "sensación de alivio" y de que la corrida cambiaria se frenó, como dijo la misma portavoz Gabriela Cerruti. No obstante, esa "sensación" no se notó en el índice de inflación alta que creen se mantendrá al menos un mes más.  

 La cifra es la más alta de los últimos 20 años, tras registrar 10,36% en abril de 2002. Este dato alarma en el Gobierno aunque se muestran confiados en que las medidas de Massa traerán más calma en la escalada de precios. Se puso mucho énfasis en un eventual acuerdo, todavía sin fecha clara, entre gremios y empresarios para contener los precios. 

Massa, junto con el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, y la secretaria de energía, Flavia Royón se encontraban en Neuquén cuando se dio a conocer el índice de inflación del INDEC. Allí difundieron anuncios para el sector energético con inversiones millonarias. Fue casi un antídoto ante la mala noticia del INDEC.

En tanto, el Presidente estaba de viaje en Chaco. Pero desde ambos puntos del país coincidieron sus allegados en hacer la misma lectura, culpando a Guzmán por los aumentos de precios.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios