Claves del acuerdo

El plan con el FMI es enfriar la economía en el 2023 electoral: la letra chica

El FMI pide más políticas de ajuste y anticipa que las jubilaciones perderán peso. La caída de salarios y la evaluación de planes sociales. La meta es moderar la demanda para bajar la inflación: hasta dónde puede llegar en medio de la avanzada K.

Argentina aprobó la revisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y se giraron los fondos por u$s 3800 millones, a la vez que se encaminó la negociación para tener los más de u$s 5000 millones que restan antes de fin de año para sortear el último trimestre de mayor tensión cambiaria. Pero la evaluación de los técnicos del Fondo está plagada de advertencias sobre la fragilidad del programa y reconoce que los riesgos de incumplimiento aumentan a medida que se acercan las elecciones de octubre 2023

Pese a eso, el organismo que dirige Kristalina Georgieva apunta a desacelerar la economía para hacer frente a la inflación. En las palabras del staff report del FMI -encabezado por el brasileño Ilan Goldfajn y el venezolano Luis Cubeddu- se reconocen las explicaciones que dejó el viceministro Gabriel Rubinstein sobre la inercia inflacionaria y la falta de ancla para las expectativas, con una brecha que oscila entre el 90 y el 110%. 

Los 'desobedientes' de Alberto Fernández, un milagro en el Congreso y la gran incógnita: ¿qué hará Cristina? 

Claudio Moroni deja el Ministerio de Trabajo: quiénes suenan para reemplazarlo 

Así, se prevé que en diciembre de 2023 se pueda llegar a un IPC mensual del 3,5%. La receta apunta a moderar la demanda doméstica y la demanda de dinero para que el ritmo de inflación baje del 6 a 7% mensual actual a cerca de la mitad en doce meses.

En medio de la avanzada de los sectores que responden a Cristina Kirchner y los cambios en áreas clave como Desarrollo Social y Trabajo, con la consiguiente salida de Juan Zabaleta y Claudio Moroni, la pregunta hoy es si Sergio Massa, accionista del Frente de Todos, tendrá espalda para seguir adelante con el plan. Buena parte del trabajo ya está hecho

el ajuste en salarios y jubilaciones

Las jubilaciones pesarán menos en 2023 sobre el PBI, admiten los analistas del Fondo "por el bajo crecimiento de los salarios". El indicador que lo marca es el Ripte, del Ministerio de Trabajo, que mide la evolución de los salarios: en agosto estuvo casi 2,5 puntos por debajo de la inflación y la tendencia se mantiene. En el año, los salarios perderán 5 puntos según las estimaciones privadas.

Temporada de paritarias: cuáles son los sindicatos que buscan ganarle a la inflación 

Paritarias: los Moyano van a Trabajo para romper el techo de la negociación salarial 2022 

Atrás quedó la premisa de que los salarios le ganaran a la inflación, que seguirá alta el próximo año. El 4% de crecimiento del PBI de este año pasaría a 2% el año que viene según la evaluación, pero la OCDE ya pronosticó alto más cercano al estancamiento, con un 0,5% para el PBI de Argentina. ¿El oficialismo intentará ganar las elecciones con estanflación?  

El Fondo aboga por una mejor distribución de los subsidios y la segmentación de los planes sociales, con medidas focalizadas. Eso le puede dar aire al gasto para obra pública y atender a los sectores vulnerables, sostienen en las 109 páginas del informe donde evalúan el desempeño económico de Argentina y sientan las bases para los próximos meses. "Las demoras para implementar la segmentación de subsidios requerirá compensación", aclara de todas formas el Fondo sobre la postergación por un mes más del esquema de tarifas. 

Importaciones: nace el SIRA, cómo es el nuevo sistema de control y cuándo empieza a regir 

Tarifas: el Gobierno ya tiene un plan para 2023, ¿se vienen nuevos aumentos? 

Sigue siendo un juego de equilibrio. Algunos objetivos no estructurales ganan tiempo la evaluación sobre los planes sociales se corrió hasta marzo del año que viene -tenía fecha de presentación para diciembre-. 

La carta de intención que envió Massa a Georgieva, también firmada por el titular del BCRA, Miguel Pesce, tiene cuatro puntos para "asegurar un crecimiento más inclusivo". Allí cita "restaurar el orden fiscal" con el ordenamiento de subsidios para asegurar la ejecución de proyectos críticos de inversión y la protección de los más vulnerables y "hacer frente a la alta inflación persistente" con política fiscal, baja del financiamiento monetario y tasas reales positivas.

Los puntos restantes son la cobertura de reservas y la agenda estructural para aumentar la recaudación, con revisión de incentivos, el aumento de exportaciones y medidas contra la evasión. En el detalle de políticas que acompaña, no hay menciones a medidas que puedan contrarrestar el deterioro del poder adquisitivo más allá del marco general para intentar que baje la pérdida por la inflación.

Desde Washington DC se advierte que la capacidad de repago del programa de Facilidades Extendidas es frágil. El Fondo también acepta más medidas para el control de cambios y tipos de cambio múltiples que generan waivers porque el foco es captar dólares y acumular reservas. La estabilidad macro sigue en juego pero puertas adentro, las políticas del Frente de Todos también y con ellas, el acuerdo con el FMI. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.