ELECCIONES 2023

Con bajo perfil, Máximo Kirchner volvió del Sur y prepara en silencio la estrategia 2023

Mientras que el jefe del PJ bonaerense envió a sus espadas a empujar la candidatura de Cristina Kirchner y reforzar la embestida contra la Corte Suprema, organiza una reunión para febrero en Santa Teresita para ordenar el territorio

En esta noticia

En silencio y con bajísimo perfil, fiel a su estilo, volvió del sur el ex presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos y jefe del PJ de Buenos Aires. Instalado en su despacho del Congreso Máximo Kirchner mandó a los dirigentes más cercanos a empujar la candidatura presidencial de Cristina Kirchner y a reforzar la embestida contra la Corte Suprema. En paralelo organiza para principios de febrero una reunión del peronismo bonaerense en Santa Teresita.

El diputado pasó casi un mes en Santa Cruz y volvió a Capital la semana pasada, como también lo hizo su madre, la Vicepresidenta. Sin embargo, él apenas se deja ver por los pasillos del Palacio legislativo aunque ya se instaló de regreso en su despacho.

La revelación de Axel Kicillof sobre su futuro y el plan para aprovechar una temporada récord - El Cronista

Cristina Kirchner contra la Corte y contra el Presidente: habló de "la agrupación amague y recule" - El Cronista

Los más cercanos, los de conversación cotidiana con el diputado, levantaron el perfil y le pusieron voz al operativo clamor:  los ministros bonaerenses Andrés Larroque; Martín Insaurralde; Walter Correa; los intendentes Mario Secco y Pablo Zurro; el senador Oscar Parrilli; el sindicalista Roberto Baradel; el funcionario de Desarrollo Social Lauro Grande y hasta el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, uno de los más leales al presidente Alberto Fernández pero que para La Cámpora "juega bien".

El primer capítulo de la estrategia es "romper la proscripción" o al menos mostrar respaldo. Como ya contó El Cronista se traducirá en una movilización probablemente en coincidencia con el Día de la Memoria, el 24 de marzo.

En ese contexto la línea K es no discutir todavía las candidaturas lo que congela temporalmente las aspiraciones de Eduardo ‘Wado' de Pedro, de algún gobernador y especialmente la aspiración reeleccionista de Alberto Fernández. La decisión genera cierta incomodidad y mucha preocupación: la oposición camina por el país mientras el kirchnerismo no define candidato y condiciona incluso otras candidaturas como la de Axel Kicillof en Buenos Aires.

Cristina Kirchner en el acto de La Plata, ¿será o no será candidata?

¿SER   MASSA O SER   CRISTINA?

La lectura para algunos es simple: Si no va Cristina podría ir Massa. "Máximo está esperando a Sergio Massa, fundamentalmente espera ver si logra bajar la inflación y encaminar la economía", señalan unos mientras otros insisten en una retórica cuya efectividad habrá que probar: "Como con Perón el pueblo la va a hacer volver, será presidenta y generala", se animan cerca del jefe del PJ.

El análisis no está alejado de lo que sucede detrás de escena: Massa y Máximo mantienen el buen diálogo y también el ministro de Economía alimenta su vínculo con Cristina Kirchner. También, animales políticos, se miden.

Elecciones 2023: quiénes son los 8 presidenciables del Frente de Todos en línea de largada tras la renuncia de Cristina Kirchner - El Cronista

¿Se diluye la ventaja opositora en Provincia de Buenos Aires? Nuevos números pueden alterar la campaña 2023


LA REBELD A DE GRABOIS

No todos coinciden. Un aliado y amigo kirchnerista como Juan Grabois salió a confrontar y pidió ya mismo discutir candidaturas. "No vamos a militar ni a Massa ni a Alberto Fernández en las PASO", avisó el líder del Frente Patria Grande. 

Es más, si la fórmula fuera compartida entre Massa y un dirigente de La Cámpora, Grabois mismo sería precandidato en su contra seguro de que Cristina Fernández no va a pedir el voto para el ministro. Sólo acompañaría a un precandidato puramente K como Kicillof o De Pedro, aclaró. La pregunta es si Grabois habla sólo en su nombre o con permiso de Máximo Kirchner.

En ese clima de ebullición y después de que Insaurralde cancelara una reunión con la Liga de Intendentes -jefes comunales de la Primera y Tercera sección-, Máximo Kirchner prepara un encuentro del PJ para principios de febrero.

Varios de los llamados ‘barones del Conurbano' se quejaron de la falta de conversaciones, lo que motivó el armado de la Liga para pedir un candidato propio con vistas a la elección de gobernador. Ahora, con las encuestas en la mano, aceptarían a Kicillof pero insisten en una estrategia ofensiva para no correr riesgos  en el principal distrito electoral. 

En diez días, en Santa Teresita, tendrían ocasión de unificar posiciones si efectivamente se arma el encuentro como en los mejores tiempos del partido.

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • EDB

    Enrique de Biedma

    Hace 10 días

    Quedarse callado, totalmente mudo, es lo mejor que le pueden haber recomendado.

    0
    0
    Responder