Ciudad

Macri arranca su gestión con anuncios sobre un área caliente y ajuste en la administración

Seguridad y austeridad son las prioridades del nuevo gobierno porteño acorde a lo que dejó en claro ya el nuevo jefe de Gobierno en público y en privado. Qué pasará con la coparticipación federal. Presentaciones en la primera reunión de Gabinete

En esta noticia

Jorge Macri arrancará su gestión anunciando el cambio de cúpula de la Policía de la Ciudad, una medida que considera imprescindible para dar inicio a la gestión en el área más caliente, la política para evitar los cortes de calles. Lo hará en una conferencia de prensa que dará a las 18.

De hecho, seguridad y austeridad serán los dos ejes que impulsará Jorge Macri en el Ejecutivo porteño. En un caso, porque es la principal preocupación del electorado de la Ciudad. En el otro, porque se imponen gestos concretos de ajuste de la política para llevar adelante los planes de austeridad que exigen los nuevos tiempos, a tono con la grave situación macroeconómica.

La Ciudad dejó de recibir por coparticipación 312 mil millones desde el 22 de diciembre de 2022, hace casi un año, cuando la Corte Suprema dictó un fallo cautelar en el que dispuso que el Gobierno nacional transfiriera el 2,95% de la coparticipación y no los 1,4% que decidió en forma unilateral la gestión de Alberto Fernández.

 Como se recordará, el Gobierno porteño demandó al Nacional para volver al porcentaje anterior de 3,5%, y aún no hubo fallo al respecto. Pero, por lo que se sabe, hasta ahora el costo fiscal está a cargo de la Ciudad, que incluso eliminó un impuesto a las tarjetas de crédito que fue la primera medida que tomó Horacio Rodríguez Larreta para paliar la fuerte caída de los ingresos.

Hoy la situación sigue como entonces y Macri está especialmente preocupado por dejar claro que no va a presionar a Javier Milei para reparar este otro problema que la gestión anterior dejó sin resolver. En su discurso de asunción dijo que "el fallo de la Corte que restituyó a la Ciudad los fondos de coparticipación fue ignorado por el gobierno kirchnerista" y "tengo confianza en que el nuevo Presidente va a cumplir con la ley y le va a dar a los porteños lo que les corresponde".

Sin -todavía- funcionarios designados en el Ministerio de Economía ni de Interior para avanzar siquiera informalmente sobre el tema, la consigna es realizar un fuerte ajuste interno, a tono con los anuncios que está encarando el Gobierno nacional para los próximos meses. Se supo que Macri pidió que se implementen fuertes medidas de ahorro y que incluso pidió que "sean creativos en los recortes".

Qué se va a recortar en la Ciudad

Cada área se abocó a la elaboración de un primer paquete de reducción de gastos, auditando gastos en celulares, autos y personal no imprescindible. Macri ya anunció que no usará el auto oficial, sino su propio vehículo, como un gesto simbólico hacia adentro de Uspallata, la sede del Gobierno porteño.

 Quienes no tengan funciones asignadas irán a otra dependencia que requiera recursos humanos. Un primer diagnóstico, que todavía no se hizo oficial, es que hay mayor personal del necesario en muchas oficinas. Si bien las cuentas están saneadas, un primer objetivo sería provocar una reducción del gasto que se refleje en una reducción de impuestos. Habría un equipo dedicado específicamente a esa tarea.

La primera reunión de Gabinete, según describieron desde Uspallata, "permitió que se hiciera una presentación de cada uno, muchos nos conocemos pero no tenemos muy en claro de dónde vienen los demás, así que el Jefe de Gobierno aprovechó para trabajar en la integración del equipo, porque hay algunos que vienen de antes trabajando con Jorge desde hace años, otros que vienen de experiencias más nacionales. Creo que se puede hacer una cruza de personajes que pueden hacer un volumen político bien relevante".

Ministerios y secretarías, mientras tanto, analizan planes de gobierno por área para presentar al nuevo Jefe de Gobierno. Macri avanza bajo un sistema de prioridades que diseñó antes de asumir y reuniones con cada responsable. Su idea es analizar las alternativas que se presentan y poner en marcha la gestión.


Seguridad, en el tope de la agenda

Pero los primeros anuncios serán sobre seguridad, la agenda más demandada por el electorado porteño, y también la más sensible. Porque si bien exige redoblar los esfuerzos en una sucesión de delitos menores que impactan en la vida diaria (robo de celulares y carteras a toda la población, incluídos turistas) y la eliminación del narcomenudeo en barrios álgidos, el punto que concentra mayor preocupación es el de los cortes de calle.

Macri se juega a fondo con su política en la materia. Debe coordinar con las fuerzas de seguridad nacionales -ahora bajo la conducción de Patricia Bullrich- y preparar a la Policía de la Ciudad para medidas drásticas que estén en línea con lo que a su vez plantea el Gobierno nacional: "Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada".

Es lo que espera el electorado que votó al Jefe de Gobierno porteño y también el de La Libertad Avanza. "Será una prueba de fuego que, si sale bien, entrará por la puerta grande en la nueva era. Pero si sale mal, será el anticipo de los límites que plantea la dura realidad", dijo un experto en la materia en diálogo con El Cronista

En su visión, "una Ciudad sitiada por los piquetes no le hace bien a la imagen de Argentina en el mundo y va a provocar que tarden más en llegar las inversiones". Por el contrario, "una Ciudad despejada va a facilitar el rápido crecimiento del turismo y la economía". 

El ministro porteño de Seguridad, Waldo Wolf, aseguró en declaraciones radiales que "no vamos a permitir nada fuera de la ley y nuestro objetivo es recuperar la normalidad en las calles de Buenos Aires", en lo que se interpreta como un cambio drástico de política que llevó adelante la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

Antes, hay otro desafío, que serán las movilizaciones que se inician el 20 de diciembre que realizará el Polo Obrero en reclamos vinculados a los planes sociales, un anticipo de las que se realizarán más adelante en homenaje a la memoria de Maximiliano Koskeki y Darío Santillán, los militantes asesinados hace 21 años en el Puente Pueyrredón por efectivos bonaerenses.

Porque hoy, lo que nadie va a reconocer, es que todavía no está despejada la duda acerca de cómo va a actuar la Policía de la Provincia de Buenos Aires ante esta nueva política que muchos imaginan un "antes y después definitivo" en la materia. 

Temas relacionados
Más noticias de Jorge Macri

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.