Elecciones 2021

El Gobierno refuerza la obra pública para cambiar el eje del debate electoral

Los ministerios de Obras Públicas y Desarrollo Territorial buscan reactivar la economía para generar empleo y dar respuestas con un millonario plan: hay más de 900 obras de infraestructura y 55.000 viviendas en marcha.

 Con el doble objetivo de levantar la alicaída economía argentina, sacar del debate público el escándalo del vacunatorio VIP  y generar empleos en medio de la pandemia, Alberto Fernández dispuso reactivar en este año electoral un ambicioso plan de obra pública que contempla un presupuesto global de más de $ 1,4 billones para los próximos tres años.

Los Ministerios de Obras Públicas y de Desarrollo Territorial son los pilares de esta estrategia política que apunta a dar respuestas a la clase media y baja con obras concretas de vivienda, infraestructura o servicios básicos. La estrategia oficial es dar respuesta habitacional a la clase media y a los sectores populares de manera inmediata. Pero al mismo tiempo con este plan se busca correr el eje de debate electoral que hoy está centrado en el escándalo de los vacunatorios VIP

De esto se habló anteayer en el gabinete de Planificación Urbana y Hábitat en la Casa Rosada donde participaron los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra. 

A la vez, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto con Katopodis y Ferraresi mantuvo una reunión con un grupo de intendentes del conurbano bonaerense para evaluar los planes de obra pública que se realizarán en los próximos meses en los municipios. La intención electoral de mostrar una gestión que ofrezca soluciones a los problemas de vivienda y hábitat está clara. También este será ele eje predominante en la campaña oficialista para contrarrestar las denuncias de la oposición por irregularidades en el plan de vacunación.

Obra pública, la 'vacuna' oficial para la crisis económica, los VIP y la elección

Buena parte de los proyectos que se empezaron a desplegar este año apuntan a ofrecer una mejora en la clase media y también atender el problema habitacional de los sectores populares en más de 4000 villas miseria.

Según datos oficiales y el detalle de informes a los que accedió El Cronista, el Ministerio de Obras Públicas que conduce Katopodis ya empezó a hacer rodar la maquinaria para desplegar 922 obras de construcción que se sustentan en un programa de $ 538.469 millones. De hecho, ya hay 1000 proyectos en marcha en casi 2300 municipios de todas las provincias. Y el Ministerio de Desarrollo Territorial empezó a trabajar en el plan de construcción de más de 55.000 nuevas viviendas del plan federal Casa Propia que durante los próximos tres años impulsará la construcción de 264.000 soluciones habitacionales con una inversión cercana a los $900.000 millones. 

Todo esto hace un monto de más de $ 1,4 billones que contempla la apuesta de la Casa Rosada para reactivar la economía y dar gestos a la gente en un año electoral clave para Alberto Fernández.

No es casual que ambos ministros pilares en el armado de la reactivación de la obra pública hayan sido intendentes antes de asumir. Katopodis desde la comuna de San Martín y Ferraresi desde Avellaneda conocen a la perfección el impacto de la obra pública en territorio, conocen el conurbano profundo y saben de la influencia que una nueva obra puede llegar a tener en términos electorales.

"Tenemos el compromiso de hacer obra pública en todos los rincones del país. Y lo hacemos con un profundo sentido federal y entendiendo la centralidad del control ciudadano", dijo Katopodis a El Cronista al explicar los alcances del plan de su ministerio.

Para desplegar este programa de obras el Ministerio de Obra Pública creó el MapaInversiones, que es una herramienta accesible y precisa para que la gente controle y audite en tiempo real las obras. Está claro que Alberto Fernández busca despegarse del fantasma de la corrupción en la obra pública que imperó durante el mandato de Cristina Kirchner.

Según datos oficiales y el detalle de informes a los que accedió El Cronista, el Ministerio de Obras Públicas que conduce Katopodis ya empezó a hacer rodar la maquinaria para desplegar 922 obras de construcción que se sustentan en un programa de $ 538.469 millones

"MapaInversiones es un piso de ciudadanía que llegó al Estado para quedarse. Ahora le toca a los argentinos y argentinas colaborar con él para que sea cada vez más completo y eficaz", dijo Katopodis sobre la plataforma online creada con el BID para facilitar el conocimiento, el acceso a la información y el control ciudadano para el seguimiento de la ejecución de las obras públicas.

Desde el Ministerio de Obras aseguran que en el presupuesto 2021 la infraestructura "vuelve a tener un lugar preponderante como motor de la economía, asociado directamente a la generación de empleo y la competitividad de las empresas argentinas con un criterio inclusivo y federal".

Así, para este año Katopodis decidió duplicar en términos reales la inversión en infraestructura respecto del último año de Mauricio Macri. A partir de una inversión proyectada se pasará del 1.1% del PBI del 2019 a 2,2% del PBI en 2021.

Para el presupuesto 2021, la selección de los proyectos de inversión del Ministerio de Obras Públicas fue realizada contemplando tres objetivos: el impacto directo de cada obra sobre el empleo; el impacto a mediano y largo plazo en la competitividad de la economía, mejorando las vías de comunicación y la infraestructura vinculada al producción; y el impacto en la dimensión regional, con la intención de colaborar en la reducción de las asimetrías territoriales del país.

El Ministerio de Obras Públicas es la quinta jurisdicción con mayor crecimiento del presupuesto, luego del Ministerio de Economía (6360% del 2020 al 2021, por el traslado de la Secretaria de Energía a esa jurisdicción) Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad (583% del 2020 al 2021), el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat (331% del 2020 al 2021) y el Ministerio de Transporte (188% del 2020 al 2021.

Tras un año de caída de la construcción del 31% por los efectos de la pandemia el gobierno se dispone a reactivar la obra pública y así, las 922 obras planificadas para los próximos años están relacionadas con el acceso al agua potable y a redes cloacales, la construcción de centros de salud, espacios de cuidados a la infancia, las problemática ambientales (la mayor apuesta es el Plan Integral de Saneamiento para la Cuenca Matanza Riachuelo a cargo de ACUMAR) y las obras viales.

Según un informe detallado del Ministerio que conduce Katopodis la provincia de Buenos Aires será la más beneficiada en términos de obra pública. La administración de Axel Kicillof contará con 453 obras por más de $230.000 millones. Le sigue Córdoba con 74 obras proyectadas; Santa Fe con 41, Entre Ríos con 36 obras, Chaco con 27 y Santa Cruz con 23. El dato no es menor. Se trata de provincias manejadas por el peronismo. A la Ciudad de Buenos Aires le corresponden 24 obras.

En el Ministerio de Obras Públicas justificaron los criterios de este reparto de obras. "Si comparamos estos porcentajes con la participación del total de habitantes de cada provincia en el total país, vemos que la Provincia de Buenos Aires, representa el 38.7%, la Provincia de Córdoba el 8,3% y la Provincia de Santa Fe el 7,8%, con lo cual existe una clara correlación entre la participación de cada una de estas jurisdicciones en la inversión total del Ministerio de Obras Públicas y la representación de su población sobre el total país, obviamente sumados también otros indicadores vinculados a necesidades básicas insatisfechas y brechas de inversión, que hacen que la correlación no sea lineal", dice el informe de la cartera que dirige Katopodis.

Los planes de Obras Públicas para estos distritos van desde plantas potabilizadoras de agua hasta redes cloacales, rutas, hospitales, colegios o viaductos. En lo referido a obras sanitarias vinculadas con el acceso al agua potable y desagües cloacales el Ministerio de Obras Públicas detalló que tiene como objetivo lograr el 100% de cobertura de agua potable y 75% de cobertura de cloacas para el año 2030.

El Ministerio de Desarrollo Territorial no le escapa a la propuesta de Alberto Fernández de reactivar la economía y dar señales de mejora en un año electoral con la "muestra de ladrillos" como señalan en el gobierno.

A tan solo cuatro meses de la llegada Ferraresi al frente del Ministerio de Desarrollo Territorial ya se firmaron los convenios para avanzar en la construcción de más de 55.000 nuevas viviendas, se entregaron cerca de 600 unidades y más de 15.000 continúan aún en ejecución para poder asignarse a lo largo de este año.

En diciembre Ferraresi lanzó el programa federal Casa Propia que durante los próximos tres años impulsará la construcción de 264.000 soluciones habitacionales en todo el país con una inversión cercana a los $900.000 millones para reducir drásticamente el déficit habitacional y garantizar el derecho a la vivienda.

Este ambicioso programa contempla construir 220.000 nuevos hogares, se generarán 20.000 lotes con servicios para aquellas familias que no cuentan con un terreno, y se brindarán 24.000 créditos para construcción de viviendas.

Hasta ahora ya se sumaron al programa como al Fondo Nacional Solidario de Vivienda las provincias de La Pampa, Tierra del Fuego, Chaco, Catamarca, Chubut, Santa Fe, Córdoba, Río Negro, La Rioja, Corrientes, Jujuy, Misiones, Neuquén, Salta, San Juan, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tucumán, Entre Ríos y Buenos Aires. Aunque en el Ministerio de Desarrollo Territorial dijeron a El Cronista que no tienen un desglosado en el reparto de obras por jurisdicción ya que aún se está terminando de firmar convenios y "cada obra se adapta a la idiosincrasia de cada lugar".

Sin embargo, está claro que el foco de la construcción de viviendas de Ferraresi está puesto en el conurbano bonaerense. Allí ya se entregaron más de 600 unidades en las localidades bonaerenses de Florencio Varela, Coronel Suarez, Moreno, Luján, Avellaneda y Navarro.

"Vinimos a poner el acceso a la vivienda como un derecho y a su construcción como parte indispensable de un proceso productivo para cambiar la historia habitacional a lo largo y ancho de nuestro país", dijo Ferraresi al evaluar el plan de acción de su cartera.

A la vez, el ministro de Desarrollo Territorial destacó que el gobierno está trabajando "para que la vivienda no sea más una cuestión de especulación financiera, sino que sea un derecho, y que ese derecho tenga que ver con generar condiciones para que podamos soñar con una Argentina inclusiva y de igualdad de oportunidades para todos y todas".

Desde el relanzamiento del programa Procrear en agosto pasado, ya se entregaron más de 2.500 unidades, se licitó la construcción de diez nuevos desarrollos urbanísticos, se entregaron más de $10.000 millones en créditos para mejoras de viviendas y se generaron más de 4.600 lotes en todo el territorio nacional. Y respecto al Plan Nacional de Suelo Urbano, creado para la generación de lotes con servicios, ya hubo más de 300 solicitudes de financiamiento por un total de 30.000 lotes, que se suman a los 25 proyectos próximos a iniciar la ejecución para generar más de 5.200 lotes.

Buena parte de los programas de vivienda y mejoramiento del hábitat cuentan con financiamiento externo, del Banco Interamericano de Desarrollo o la CAF.

Tags relacionados

Comentarios

  • PG

    Pedro Gonzalo

    25/02/21

    quien sera el nuevo lazaro???

    0
    0
    Responder