Tasas de interés y la Fed: por qué pausar sería lo más lógico

Con una Fed más dovish que empieza a asegurar que el escenario hawkish extremo está terminado y con la piña que se vienen comiendo las valuaciones desde diciembre 2021, una noticia mediocre será festejada.

La noticia de julio, y probablemente de todo el primer semestre de 2022, es que finalmente la Fed dijo: "Ojo, que empezamos a mirar una economía real que se nos viene debilitando". Es la primera vez en 7 interminables meses que la Reserva Federal empieza a mirar la otra cara de la moneda y deja como único (y aburrido) foco al de la inflación. 

También dijo: "Ya hicimos mucha restricción monetaria. Y gran parte de lo ya hecho todavía no se siente en la economía real". Estos comentarios significan lo que el mercado de futuros de eurodólar viene anticipando desde hace 2 mes: la pausa en la suba de tasa de referencia está cerca

Alerta en Wall Street: Estados Unidos entró en recesión técnica en el segundo trimestre

"Mucha agitación": el alerta de Morgan Stanley por una próxima caída que pocos ven

O sea, se empieza a cocinar el próximo "put gratis". Y eso fue música clásica para los oídos de Wall Street que cerraron la última semana de julio con un rally violento de tecnológicas.

Se empieza a cocinar el próximo "put gratis". Y eso fue música clásica para los oídos de Wall Street que cerraron la última semana de julio con un rally violento de tecnológicas

A lo dicho por la Fed debemos sumar los sucesos acontecidos en los últimos 7 días hábiles: 

La recesión/desaceleración por un lado es una mala noticia en el sentido que implica achicamiento de activad, de ventas y entonces menores cash flows para las compañías. Pero la recesión/desaceleración por otro lado viene acompañada del mejor amigo de Wall Street: baja en tasas de interés a lo largo de toda la curva

Con una Fed más dovish que te empieza a asegurar que el escenario hawkish extremo está terminado y con la piña que se vienen comiendo las valuaciones desde diciembre 2021, una noticia mediocre será festejada

En enero 2022, las noticias mediocres generaban selloffs violentos. Hoy con P/Es que ajustaron muchísimo, lo mediocre comienza a celebrase, como pasó con los reportes de resultados de Google y Microsoft, un poco más que mediocres.

Mensaje en Wall Street: ¡nadie toque el botón de borrar en WhatsApp!

Suba de tasas de la Fed: el mercado escuchó lo que quería escuchar

Además, la earning season viene zafando bastante bien con Apple y Amazon, sorprendiendo al mercado, lo cual neutraliza la gran esperanza que tenían los bears para romperlo todo en Q3. Y, recuerden: es muy probable que en Q4 con un resultado republicano en las elecciones de medio término muy favorable y con bancos obligados a pintarle de rosa la cartera a sus clientes tengamos un cierre de año probablemente positivo.

Con una Fed más dovish, se empieza a vislumbrar que el escenario hawkish extremo está terminado

A los bears parecería acortárseles el tiempo. Y eso les va a generar muchísima ansiedad: estar short en el momento equivocado es lo peor que te puede pasar en finanzas. A los bears les queda un mes y medio para romperlo todo. Y no quiero ni imaginar lo que los bulls les pueden llegar a hacer si el próximo CPI headline empieza a sorprender a la baja, como debería ocurrir en algún momento de estos 3 próximos meses a la luz de la deflación en commodities que venimos viendo desde hace 2 meses y medio.

Los inversores se aferran a las señales de la Fed para no perder la esperanza

A pesar del mensaje "laxo" de la Fed, los analistas no ven impulso positivo para la Argentina

Es cierto que la recesión es mala noticia, pero en este entorno desaceleratorio hay buenas noticias que se están empezando a observar: 

  • Deflación de commodites
  • Inminente baja en CPI headline
  • Bajas de tasas en el spot
  • Fuerte baja de tasas forward en el sentido que el mercado de futuros de eurodólar anticipa un fuerte sendero de baja de tasa de referencia
  • Una Fed que comienza a insinuar su "put gratis".

Se nos fue la semana más dovish del año. Y esto les va a dar oxígeno a los bulls por largo tiempo: no es un detalle que será olvidado el lunes próximo. La verticalidad y locura probablemente seguirá en Q3, por lo que tendremos días verticalmente verdes y otros verticalmente rojos para un mercado que seguirá esquizofrénico hasta que comience el Q4. Lo rescatable de esta semana es que, con lo dicho por la Fed, tenemos probablemente techo en tasas cortas y largas para el 2022.

Hoy con P/Es que ajustaron muchísimo, lo mediocre comienza a celebrase, como pasó con los reportes de resultados de Google y Microsoft, un poco más que mediocres

La sensación es que la 30yr yield va a seguir desbarrancando hacia el sur operando cómodamente debajo de 3%. Todas las historias de los mil hikes siempre fue una mentira y parecería que a la hora de romperlo todo la Fed se planta y dice: "Pará, estoy llegando a un límite". 

Por los próximos 12 largos meses vamos a tener que vivir con la noción de recesión inminente pero neutralizada por fuerte baja de tasas. Esto último le encanta a Wall Street

Si no explota alguna nueva tragedia, este entorno vuelve a ser relativamente más favorable para tecnológicas que siguen recortando terreno versus cíclicas. Y esta tendencia probablemente se mantenga por los 5 meses que le restan al 2022. 

Todavía la tasa de 30 coquetea con el 3% y no se anima a quebrarlo decididamente, cosa que podría ocurrir en las próximas semanas. Los delirios que pronosticaban una tasa de 30 en 4% a fin de año siempre fueron eso: delirios articulados por piratas mentirosos como siempre es este eterno juego de Wall Street.

"Esta pesadilla recién comienza": la preocupante advertencia que hizo un multimillonario sobre el mercado cripto

Negociaciones secretas de Sergio Massa con bancos para lograr que baje el dólar 

Como conclusión: queda claro que esta estrategia de "romperlo todo" para desinflacionar resulta en una formidable tontera y parecería que la Fed lo acaba de entender. Quizá lo más razonable a esta altura de los acontecimientos sería pausar y observar todo el daño ya hecho y el impacto desinflacionario que seguramente tendrá en un futuro muy cercano, tal como insinuó Powell en la conferencia de prensa del miércoles pasado.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios