La Fed cambia su estrategia y ya no va a adelantar su plan de suba de tasas

El presidente del banco central de Estados Unidos se mostró más reservado a la hora de dar directrices en un contexto económico complejo.

Desde que la Reserva Federal se embarcó en marzo en lo que se ha convertido el ritmo más rápido de subas de tasas de interés desde 1981, ha proporcionado detalles minuciosos sobre sus futuros planes de endurecimiento de la política monetaria.

El miércoles, eso cambió, ya que su presidente, Jay Powell, anunció que el banco central de Estados Unidos se abstendría de ofrecer un comentario oficial sobre su estrategia para terminar con la creciente inflación.

"Ha llegado el momento de pasar a una modalidad reunión por reunión y de no brindar el tipo de orientación clara que habíamos proporcionado", dijo Powell en una conferencia de prensa después de que la Fed aumentara su principal tasa de interés en 0,75 puntos porcentuales por segundo mes consecutivo.

La Fed subió la tasa 75 puntos básicos pero no despeja los temores recesivos

Hasta ahora, al mostrar sus cartas los responsables de la política monetaria han tratado de gestionar las expectativas de los inversores y evitar brotes de extrema volatilidad en los mercados. Pero la Reserva Federal se ha quemado después de dar cuenta de sus planes, para luego cambiar apresuradamente de rumbo cuando la inflación se descontrolaba aún más.

Tras subir la tasa medio punto porcentual en mayo, Powell envió una clara señal de que la Fed aplicaría alzas similares en las siguientes reuniones. Llegó a decir que una suba de 0,75 pp. "no es algo que el Comité esté considerando activamente".

La Fed redobló esa orientación a medida que se acercaba la reunión de política de junio, pero cambió bruscamente de rumbo luego de que se publicaran nuevos datos de inflación peores de lo esperado. Entonces aplicó el primer aumento de 0,75 pp. desde 1994.

A principios de este mes, la Reserva Federal se vio sometida a una nueva presión tras otro alarmante informe sobre la inflación, y los inversores apostaron por que volvería a abandonar su orientación y subiría las tasas en un punto porcentual.

El miércoles, algunos economistas recibieron con satisfacción el enfoque más restrictivo, argumentando que el banco central necesita ser ágil ante la incertidumbre sobre hasta dónde tendrá que endurecer las tasas en un contexto de alta inflación y desaceleración de la economía.

"Esta reunión fue un buen paso en la dirección de no proporcionar orientación hacia el futuro", dijo Tiffany Wilding, economista estadounidense de Pimco. "Cuando se está en un ciclo de endurecimiento, no tiene ningún beneficio real... y, francamente, me ha sorprendido que lo hayan seguido haciendo todo este tiempo".

La Fed teme que la inflación arraigada se convierta en un "riesgo significativo" para la economía de Estados Unidos

A diferencia del Banco Central Europeo, que la semana pasada se deshizo de cualquier tipo de orientación, la Reserva Federal no ha abandonado por completo los pronósticos.

El miércoles, Powell se refirió en repetidas ocasiones al muy vigilado 'gráfico de puntos' que resume las proyecciones de los responsables políticos. El gráfico más reciente, del mes pasado, indicaba que la mayoría de los funcionarios preveían que la tasa principal de la Fed aumentaría hasta casi el 3,5% a finales de año, antes de acercarse al 4% en 2023. En septiembre se publicará un nuevo gráfico de puntos.

Powell dijo que era correcto dejar de proporcionar una orientación tan detallada porque las tasas ahora están en línea con el llamado nivel neutral a largo plazo, en el que no impulsarían ni restringirían el crecimiento económico si la inflación estuviera en el objetivo del 2% de la Fed.

La Fed volverá a subir las tasas en 0,75 puntos, en medio de las dudas sobre su estrategia

A pesar de que Powell se comprometió a ser más circunspecto, dio algunas pistas sobre lo que le espera en la próxima reunión de septiembre. Los inversores aprovecharon su comentario de que "probablemente será apropiado ralentizar el ritmo de las subas", lo que provocó un aumento en las acciones y bonos.

Sin embargo, también dejó la puerta abierta a "otra suba de tasas inusualmente grande" -es decir, un aumento de 0,75 pp.- y dijo que el banco central "no dudaría" en ser aún más agresivo si los próximos datos justificaran un enfoque más contractivo [hawkish].

La Reserva Federal se está alejando de las directrices detalladas a medida que el contexto económico se vuelve más complejo. Aunque el mercado laboral es resistente, hay señales tempranas de que la actividad empresarial ha comenzado a declinar, las inversiones se están desacelerando y el mercado inmobiliario está comenzando a enfriarse.

Inflación y recesión: los riesgos de una Reserva Federal errática 

Powell tomó con satisfacción el enfriamiento del ambiente e insistió en que la estabilidad de los precios es "lo que hace que toda la economía funcione". Esto significa que el crecimiento tiene que moderarse y el mercado laboral tiene que ser menos tenso, dijo, añadiendo que el riesgo de hacer demasiado poco era peor que el de no ser lo suficientemente enérgico.

Michael Gapen, economista jefe de Bank of America en Esyados Unidos, dijo que una suda de tasas de 0,75 pp. en septiembre sería una tarea difícil, y añadió que es más probable que se produzcan alzas de medio punto y de un cuarto de punto, dado el grado de endurecimiento que se ha aplicado.

Pero no todo el mundo está de acuerdo con el cambio de la Fed a un enfoque más taciturno. Torsten Slok, economista jefe de Apollo Global Management, advirtió que podría provocar más volatilidad en los mercados.

"Si ya no quieren comunicar con claridad cuál es la trayectoria esperada de las tasas, eso sólo va a magnificar el debate actual en los mercados". Y añadió: "El mercado puede confundirse fácilmente y aferrarse a las anécdotas...[y] cifras que normalmente no tendrían tanto peso, porque la Fed está atenuando las luces sobre hacia dónde van".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios