LA PELOTA SÍ SE MANCHA

Messi, otra vez genio: pero algo huele a podrido en Qatar

Messi lo hizo otra vez. Cuando promediaba el segundo tiempo contra México, recibió el pase de Di María cerca de la media luna del área y sacó un latigazo inatajable. Un estruendoso grito bajó de las tribunas con los hinchas argentinos festejando a corazón abierto el gol albiceleste.

"¡Lionel Messi! El hombre mágico. Un momento más de Messi y Argentina está viva. Oh, para eso vinieron", exclamó el comentarista Peter Drury de la cadena norteamericana NBC Sports describiendo la escena del gol que pronto se viralizó. En pocos minutos la selección logró salir de su letargo dando muestras que su potencial es confiable.

Tras la inesperada derrota frente a Arabia Saudita (1-2), el capitán argentino nos había anticipado: "Que la gente confíe: no los vamos a dejar tirados". Y en alusión al récord de 36 partidos sin perder dijo: "Estamos en una situación que nunca vivimos y que hacía mucho tiempo no pasaba la Selección. Por eso tenemos que demostrar que somos un grupo de verdad para salir adelante".

Desde el mundial de Uruguay en 1930 no ocurría que al seleccionado argentino le dieran vuelta el resultado en el segundo tiempo.

Hace tiempo, el legendario exfutbolista y entrenador Johan Cruyff nos regaló una formidable definición: "Leo es como un niño, él sólo juega... y lo maravilloso es que cambia de opinión tres veces en un metro".

"Leo es como un niño, él sólo juega... y lo maravilloso es que cambia de opinión tres veces en un metro", dijo Johan Cruyff

ALGO RARO ESTÁ PASANDO

En un contexto exótico para los mundiales de la FIFA, donde los aficionados extranjeros casi duplican a la población estable, los qataríes se esfuerzan por mantener el orden prestablecido ante el aluvión de otras culturas.

Los mensajes críticos sobre la elección de la sede mundialista fueron mutando. Diferentes expresiones contra la discriminación y la violencia de género fueron ocupando espacios de mayor centralidad. Una primera demostración pudo verse en el partido Inglaterra versus Irán.

Los futbolistas iraníes se negaron a cantar el himno nacional en repudio por el asesinato de Mahsa Amini. La joven de 22 años había sido apresada en septiembre por "la policía de la moral" bajo el cargo de no respetar el código de vestimenta iraní al no llevar bien puesto el velo. En una entrevista con la BBC Persa, Amjad Amini sostuvo que no le permitieron ver el informe de la autopsia de su hija y negó que padeciera alguna enfermedad previa tal como indicaron las autoridades iraníes.

Los testigos del hecho aseguran que la joven fue golpeada por la custodia policial. Mahsa, quien había visitado a su familia, fue detenida el martes 13 de septiembre a la salida de una estación de metro de Teherán por la policía religiosa iraní conocida oficialmente como Gasht-e Ershad (Patrullas de Orientación). Tras conocerse el asesinato, el caso provocó una ola de manifestaciones contra del gobierno ultraconservador iraní.

Antes del inicio del Mundial, el entrenador Carlos Queiroz declaró que sus jugadores "eran libres" de protestar si así lo deseaban. Mientras los jugadores permanecían en silencio, los aficionados iraníes desde las gradas les respondieron con aplausos.

Luego de las presiones recibidas y antes de enfrentarse el viernes pasado con Gales, los futbolistas iraníes cantaron el himno aunque continuaron las señales de protesta en el estadio de los simpatizantes iraníes. El delantero Mehdi Taremi que también milita en el Porto, declaró: "Estamos aquí para jugar al fútbol".

LA REVOLUCIÓN ISLÁMICA PROHIBIÓ A LAS MUJERES CONCURRIR A LOS ESTADIOS

A partir de 1979, el movimiento liderado por el ayatolá Ruhollah Musavi Jomeiní estableció una política de la segregación de sexos, que entre otras restricciones, les impidió a las mujeres su entrada a los estadios.

Sahar Jodayari, una joven de 29 años es considerada una mártir al prenderse fuego frente al Tribunal Revolucionario el 1°de septiembre de 2019. Falleció a causa de las quemaduras que cubrían el 90% de su cuerpo. Sahar, había permanecido prisionera después de ser arrestada durante un intento de ingresar disfrazada de hombre a un partido de fútbol.

"Detuvieron a mi hermana el 12 de marzo de 2019, cuando intentó entrar en el estadio Azadi para ver el partido de fútbol entre el Esteghal (uno de los principales equipos iraníes) y el Al Ain de Emiratos Árabes Unidos", explicó su hermana Sara.

Aquel trágico día, la joven había salido excarcelada bajo fianza tras casi seis meses y concurrió al tribunal para conocer el estado de proceso y retirar su teléfono móvil. Allí supo que la acusaban de "dañar la decencia pública" y por "insulto a la autoridad" por no llevar velo y que la pena aplicable era de seis meses de cárcel. "La mujer salió del tribunal gritando y quejándose de algo, se roció de gasolina y se prendió fuego", informó el sitio web de noticias Rokna.

Según comentaron familiares de la víctima al sitio iraní, los maltratos y condiciones infrahumanas de la temible prisión de Garchak habrían agravado su cuadro de bipolaridad: "Ella sufría muchos problemas mentales, estaba aterrada y había intentado suicidarse".

Recién el 10 de octubre de 2019 pudo romperse un histórico cerrojo, cuando a 3500 mujeres les permitieron concurrir al partido entre Irán y Camboya (14 a 0), disputado el estadio Azadi de Teherán, con una capacidad para 78 mil espectadores.

Tal franquicia pudo concretarse tras la advertencia de la FIFA a la federación iraní de vetar su continuidad en las eliminatorias para el Mundial 2022 en caso de no levantarse la prohibición (una regla rigurosa pero no escrita).

En febrero pasado, según el portal Al Arabiya, el sitio de noticias Rokna fue clausurado por una junta de supervisión de medios al publicarse la imagen de un acusado de asesinar a su esposa, quien en una mano sostenía una cabeza y en la otra, un gran cuchillo.

Unas horas atrás, la Federación de Fútbol de Irán elevó su queja ante la FIFA por declaraciones del alemán Jürgen Klinsmann por considerarlas lesivas, exigiendo un pedido de disculpas y su renuncia como miembro del Grupo de Estudios Técnicos de la entidad.

Gianni Infantino, polémico: para defender a Qatar atacó ferozmente a varios países europeos

Las paradojas de Qatar: entre lo majestuoso, lo prohibido, el legado, dólar y figuritas

"No es casualidad. Es a propósito. Es parte de su cultura, así juegan. Trabajan al árbitro, al juez de línea, al cuarto árbitro. Te hacen perder la concentración", había declarado a la BBC el ex DT de Alemania y los Estados Unidos, rival de Irán en la última fecha de la fase de grupos.

Tras enterarse de la denuncia iraní, Klinsmann aclaró: "Nunca he criticado a Carlos (Queiroz) ni al banquillo iraní. Algunos incluso pensaron que estaba criticando al árbitro, porque no hizo nada por la forma en que se estaban comportando en el banquillo. Todo lo que describí fue su forma emocional de hacer las cosas, que en cierto modo es admirable. Todo el banquillo vive el juego".

Según la ONG "Iran Human Rights", a causa de las manifestaciones de protesta a favor de las mujeres, el saldo estimado es de al menos 378 muertos y más de 15 detenidos.

ALEMANIA E INGLATERRA TAMBIÉN DESAFIARON A LA FIFA

Los futbolistas alemanes se taparon la boca ante la advertencia de la FIFA para que no usaran el brazalete multicolor LGTB+ con el mensaje "One Love".

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) publicó en sus redes sociales un duro mensaje acompañado de una imagen: "Con nuestro brazalete de capitán queríamos dar ejemplo de valores que vivimos en la selección: la diversidad y el respeto mutuo. Sea ruidoso junto con otras naciones. No se trata de un mensaje político: los derechos humanos no son negociables. Eso debería ser evidente. Desafortunadamente todavía no lo es. Por eso este mensaje es tan importante para nosotros. Prohibirnos la cinta es como prohibirnos la boca. Nuestra postura se mantiene."

Alemania le declara la guerra a Qatar: los jugadores se rebelan en la cancha y la Ministra del Interior en la tribuna

Brazaletes OneLove: qué significan, quiénes las fabrican y por qué hubo polémica en el Mundial de Qatar

Manuel Neuer, arquero y capitán de Alemania, finalmente no pudo salir al campo de juego con el brazalete multicolor en apoyo a la comunidad LGTB y en su reemplazo utilizó uno donde se leía: "No a la discriminación". Lo mismo ocurrió con el Harry Kane, capitán y referente del seleccionado inglés.

Los futbolistas de Inglaterra, antes de jugar frente a Irán y Estados Unidos, apoyaron una rodilla al piso en medida de protesta contra la prohibición de la FIFA de usar el brazalete arcoíris.

Antes de iniciar su participación en el mundial, Países Bajos, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Dinamarca, Gales y Alemania, habían emitido un comunicado conjunto: "Como federaciones nacionales no podemos poner a nuestros jugadores en una posición en la que puedan enfrentar sanciones deportivas, incluidas tarjetas".

Por su parte, un mensaje del grupo de trabajo de Derechos Humanos de la Confederación Europea de Fútbol (UEFA) precisó también su queja: "Estamos muy frustrados por la decisión de la FIFA, que creemos que no tiene precedentes. Le escribimos a la FIFA en septiembre informándoles de nuestro deseo de usar el brazalete "One Love" para apoyar activamente la inclusión en el fútbol, y no obtuvimos respuesta".

Con el paso del tiempo cada mundial sirve como espejo de la realidad. Los prejuicios sociales se dejan ver más allá del juego y la pasión que conmueve a varios miles de millones de espectadores globales.

A poco de comenzar y traspasando lo deportivo, el Mundial de Qatar se ha convertido en un espacio emergente donde los símbolos y mensajes de protesta se tornan cada día más visibles, audibles y contundentes.

En esta suerte de "gran hermano" que todo lo ve y escucha, se vienen confesando -una tras otra- vanidades, miserias y atrocidades humanas escondidas bajo la alfombra mágica de las virtudes futboleras. El certamen tiene final abierto y en mucho dependerá de los talentos deportivos pero es muy probable que la dinámica de los hechos extradeportivos nos depare aún más sorpresas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.