La inversión más rentable del planeta

De acuerdo a la John Hopkins University, la pandemia ha alcanzado las desoladoras cifras de 176 millones de casos y 3,8 millones de víctimas fatales. Entre los múltiples costos económicos y sociales, según el FMI, más de 150 millones de personas han sido arrojadas a la extrema pobreza. Según una encuesta Gallup en 103 países, el 41% de los ubicados en el 20% de menores ingresos han perdido sus trabajos.

Hoy se sabe claramente que las vacunas logran enfrentar al coronavirus. Hay 16 países que han logrado inocular a más del 40% de su población y las cifras del mismo han bajado sensiblemente. Encabezándolos con la mayor cobertura de vacunaciones aparecen Israel, USA, Inglaterra, los nórdicos, Singapur. Por otra parte, las capacidades de producir vacunas están subiendo fuertemente, y ya se han aplicado 2350 millones.

Richmond anunció que finalizó la producción de las primeras dosis de Sputnik V

Pero como lo plantea el ranking Bloomberg, hay un gravísimo problema. Más del 84% de las vacunas administradas lo fueron en países ricos, los países en desarrollo reciben cantidades muy limitadas. A los países pobres según la Organización Mundial de la Salud, solo llegan el 0,3% de las vacunas.

Acorde a Bloomberg, a fines de mayo 2021, en algunas naciones densamente pobladas los porcentajes de vacunación eran muy bajos, como entre otras las siguientes: Nigeria 4%; Egipto 0,7%; Sudáfrica, 1%; Bangladesh 2,9%; Indonesia 4,6%; Pakistán 1,2%; África en su conjunto 1,3%.

El COVAX ideado por la ONU para dar vacunas a los países más carentes, no ha recibido las donaciones y contribuciones prometidas. Entre enero y abril del 2021 proyectaba enviar a los países pobres 235 millones de dosis, solo pudo conseguir y mandar 54 millones.

A este ritmo, muchos países tendrían vacunas significativas en el 2023, y el 2024. En el ínterin habrá muchísimos millones más de víctimas, y quedaría el terreno libre para la aparición de nuevas cepas que pueden complicar todo el panorama mundial.

El FMI ha hecho un cálculo econométrico muy contundente. Vacunar en los próximos meses de este año al 70% de la población mundial costaría 50.000 millones de dólares. Con ese porcentaje se frenaría el virus salvando ya infinidad de vidas, pero además los beneficios macroeconómicos acumulados en términos de crecimiento del producto mundial serían 9 trillones de dólares. El costo requerido representaría nada más que el 0,13% del producto bruto de los países del G7.

The Economist estima que el retorno sobre la inversión sería del 17.900% en 4 años. Ironiza al respecto: "¿Quién en el planeta dejaría pasar una oportunidad de esta envergadura?".

The New York Times entrevistó a un médico experto en vacunas de Malawi (2% de vacunados), Boston Zimba. Señaló: "Lo de las vacunas es una cuestión moral. Es una cuestión sobre la que los países ricos deberían reflexionar. Es acerca de su conciencia. Tiene que ver con cómo se definen a sí mismos".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios