Nuevo paradigma

Finanzas descentralizadas, la revolución del mercado de capitales

Las DeFi eliminan la centralización de la información y el control por instituciones reguladoras transportando esas tareas a los propios usuarios en el mercado financiero y de capitales

Con tecnología Blockchain y contratos inteligentes de por medio, las Finanzas Descentralizadas son una gran alternativa a los servicios financieros tradicionales. Llegaron para quedarse y actualizar, mejorar y globalizar las finanzas.

Hasta el momento hemos vivido en un mundo centralizado ya que la emisión de moneda y el acceso a los mercados de capitales estuvieron y siguen estando en manos de instituciones. Pero el mundo está cambiando y las finanzas descentralizadas vinieron a cambiar el paradigma para siempre. Pero empecemos por el principio...

Cuando hablamos de mercado de capitales tradicional, para acceder a él, las personas deben hacerlo mediante una institución financiera autorizada, como una entidad bancaria. Será esa misma entidad la que luego centralizará toda la información y tendrá el poder sobre los activos de sus clientes.

Por "centralizar la información" nos referimos a que será ese banco quien nos indique cuánto dinero tenemos y cuántos títulos hemos comprado o vendido, es realmente quien custodia nuestros activos.

La entidad mediante la cual hemos accedido al mercado de capitales también se encuentra inscripta en un registro centralizado que le permite acceder al mercado de capitales. Ese registro centralizado es generalmente controlado por la entidad de contralor (valga la redundancia) del mercado de capitales.

Es decir que todo el sistema financiero en este proceso está centralizado. Incluso cuando hacemos una compra en cualquier plataforma de compra y venta de bienes o artículos, la información se encuentra centralizada y lo mismo ocurre cada vez que hacemos un pago por cualquier aplicación de medios de pago.

En el mercado de capitales tradicional, todo el sistema financiero está centralizado, la información, los pagos, las compra ventas de bienes o de artículos, en registros de los organismos de contralor.

Vamos con un ejemplo práctico de esto: En el mercado tradicional, cuando Carlos quiere transferir u$s 100 a Juan, Carlos le da la orden a su banco y este le transfiere el dinero al banco de Juan.

Luego el banco de Juan le avisa a su cliente que ya tiene su dinero en custodia. De esta manera fueron ambos bancos los que aprobaron y ejecutaron la operación, compartiendo así la información sobre desde y hacia dónde va el dinero. Luego, cada banco es quien conoce el saldo final de sus respectivos clientes y se lo comunican.

Pero lo importante de esto es que fueron los bancos los que les dieron el permiso a Carlos y a Juan de enviarse dinero entre sí. Son las entidades bancarias las que centralizan la información, la tenencia de dinero y quienes aprueban o no dichas transacciones. 

Pero esto está cambiando con la llegada de las nuevas DeFi o finanzas descentralizadas.

Alternativas

Las finanzas descentralizadas son una gran alternativa a los servicios financieros tradicionales que se apoyan en contratos inteligentes y que llegaron con la intención de actualizar, mejorar y globalizar los servicios financieros clásicos. Las mismas no son más que sistemas financieros sin la necesidad de intermediarios.

Las DeFi, como se las conoce en el rubro, son un conjunto de reglas y protocolos que, gracias a la tecnología blockchain, descentralizan el sistema financiero tal y como lo conocíamos en el pasado.

En este caso, la información fluye sin la necesidad de que una institución tenga que dar su visto bueno, sino que los usuarios mismos son los que custodian sus activos.

Las seis principales ventajas que presenta esta alternativa por sobre las finanzas tradicionales son:

No es necesario confiar en una entidad central que custodie tus activos, ya que al ingresar a estas aplicaciones, todo se canaliza por contratos inteligentes y de manera automática;

Son protocolos de código abierto, por lo que cualquier persona de cualquier parte del mundo puede construir nuevos productos financieros sobre los ya existentes y aportar valor;

Proponen un sistema financiero sin intermediarios;

La información fluye sin la necesidad de que una institución intervenga;

Es posible colocar dinero en un pool de liquidez y obtener retornos por ello;

Ya no es necesario hacer pagos a través de entidades bancarias o compañías que brinden servicios de pago. Tampoco es necesario prestar dinero o invertir mediante entidades que centralicen estas actividades.

Así, la tecnología DeFi llegó para quedarse, generando mayor libertad a los usuarios para utilizar y custodiar su dinero

Además, gracias a las distintas plataformas de inversión, las personas pueden acceder a este tipo de servicios de forma más sencilla y en tan sólo un click.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios