Sábado  07 de Marzo de 2020

Renta Financiera: un impuesto que todavía respira

El gravamen, que pretendía alcanzar con el Impuesto a las Ganancias a las rentas obtenidas por las personas humanas, a pesar de que los rendimientos hayan estado por debajo de la inflación, pronto dejará de existir.

Renta Financiera: un impuesto que todavía respira

El conocido gravamen sobre la Renta Financiera, que pretendía alcanzar con el Impuesto a las Ganancias a las rentas financieras (impuesto cedular) obtenidas por las personas humanas, a pesar de que los rendimientos hayan estado por debajo de la inflación, pronto dejará de existir.

La última reforma tributaria, realizada por la ley de emergencia (27.541) en su artículo 32 derogó, a partir del ejercicio fiscal 2020, dos artículos del la ley vigente (95 y 96) que habían sido incorporados hace tan solo dos años atrás por la anterior reforma (ley 27.430).

Y todo esto, que parece un ir y venir de las normas, sucedió en sólo dos años, ya que la derogación fue votada por muchas de las mismas manos que se levantaron en el momento en que se aprobaron oportunamente.

En ese momento se gravaron las colocaciones de capital que dieron rentas a las personas humanas por intereses por plazos fijos, títulos públicos, obligaciones negociables, cuotas partes de fondos de inversión; e intereses (rendimientos) y descuentos o primas de emisión, etc.

Se gravaba con las tasas del 5% ó del 15%, dependiendo de si la inversión había sido realizada en pesos, o en dólares y con cláusulas de ajuste, respectivamente. Las tasas se aplicaron sobre el importe que superaba el mínimo no imponible ($ 66.917,91, por el año 2018).  Para el año 2019 el nuevo mínimo, que fue corregido por Ganancias en los sueldos, llega a $ 103.018,79.

Simultáneamente, se modificó el artículo 26 de la ley del Impuesto a las Ganancias, a los efectos de que no contradiga la derogación realizada del impuesto cedular, quedando nuevamente exentos los intereses obtenidos por plazos fijos en pesos, títulos de la deuda, por obligaciones negociables, etc. Pero la modificación de este artículo no tiene una vigencia expresamente establecida, por lo que estaría rigiendo a partir de la publicación en el Boletín Oficial, que fue el 23 de diciembre pasado.

En consecuencia, hay un choque de vigencias, por un lado se elimina el impuesto cedular a partir del 2020, con vencimiento de presentación y pago en el 2021; y por otro lado, la exención general está rigiendo ya desde el año 2019, que vence en el próximo mes de junio. Quedará por ver cuál será la postura del Fisco; aunque sin dudas por la “endeble” legalidad podrá ser reclamada, si es le es contraria, luego por el contribuyente.

Otras operaciones gravadas

Con esta disyuntiva entonces por el año pasado quedan alcanzados los depósitos en plazos fijos en moneda extranjera y los que son con cláusulas de ajuste (UVA), quedando la incógnita sobre lo que pasará con los rendimientos en pesos de esas inversiones. Asimismo, también queda la duda si habría que pagar por los rendimientos obtenidos por títulos públicos, las obligaciones negociables, etc. Para el 2020 están claras las cosas, porque en este caso sí estarán exentas estas inversiones que fueron eximidas.

Por otro lado, continúan alcanzadas por el impuesto a las Ganancias las operaciones de transferencia de participaciones societarias, que no cotizan en bolsa, con la tasa del 15% que se aplica sobre el resultado obtenido. El costo de incorporación al patrimonio sólo se podrá actualizar por inflación (IPC), en los casos que se trate de adquisiciones realizadas a partir del 1 de enero de 2018. Para las incorporaciones anteriores, para determinar la “supuesta” utilidad se compara el precio de venta actual con el valor de costo histórico.   

Asimismo, continúan alcanzados con el 7% los dividendos que las empresas distribuyan a sus socios, por utilidades obtenidas desde los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2018. La ley de solidaridad (27.541), hizo que no se reduzca la alícuota que pagan las sociedades por el Impuesto a las Ganancias; por ese motivo, se mantiene en el 7% la imposición sobre los dividendos. El conocido como impuesto de igualación, sigue vigente para las distribuciones realizadas sobre utilidades generadas en ejercicios iniciados antes del 1 de enero de 2018.

Presunciones de dividendos   

Además de las distribuciones formales que aprueban las asambleas, considerando los balances ajustados por inflación (contable), la reforma realizada por la ley 27.430, introdujo determinados supuestos que la AFIP puede considerar como si fueran distribuciones de dividendos.

Se podrá presumir que se ha configurado la puesta a disposición de los dividendos o utilidades, incidiendo en el impuesto que deberá abonarse, cuando se verifique alguna de las situaciones que se enumeran a continuación:

  • Los titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios de las sociedades realicen retiros de fondos por cualquier causa, por el importe de tales retiros. Dentro de este punto estarían los saldos de los socios que figuren en la contabilidad de la empresa.
  • Los titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios de las empresas tengan el uso o goce, por cualquier título, de bienes del activo de la entidad, fondo o fideicomiso. En este caso se presumirá, admitiendo prueba en contrario, que el valor de los dividendos o utilidades puestos a disposición es el 8% anual del valor corriente en plaza de los bienes inmuebles y del 20% anual del valor corriente en plaza respecto del resto de los bienes. Si se realizaran pagos en el mismo período fiscal por el uso o goce de dichos bienes, los importes pagados podrán ser descontados a los efectos del cálculo del dividendo o utilidad. Por ejemplo, si un accionista utiliza para vivir un inmueble que pertenece a la empresa.
  • Cualquier bien de la entidad, fondo o fideicomiso, esté afectado a la garantía de obligaciones directas o indirectas de los titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios de las firmas y se ejecute dicha garantía. De verificarse esta situación, el dividendo o utilidad se calculará respecto del valor corriente en plaza de los bienes ejecutados, hasta el límite del importe garantizado. Sería el caso en que un bien de la empresa se coloque como garantía de una deuda personal del socio.
  • Cualquier bien que las sociedades vendan o compren a sus titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios, por debajo o por encima, según corresponda, del valor de plaza. En tal caso, el dividendo o utilidad se calculará por la diferencia entre el valor declarado y dicho valor de plaza. Un ejemplo podría ser que la sociedad le venda un automóvil al accionista a un valor menor del de mercado.
  • Cualquier gasto que las empresas realicen a favor de sus titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios, que no respondan a operaciones realizadas en interés de la empresa, por el importe de tales erogaciones, excepto que los importes fueran reintegrados. Ejemplo: gastos realizados por consumos personales de los socios con dinero de la sociedad.
  • Los titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios de las sociedades perciban sueldos, honorarios u otras remuneraciones, en tanto no pueda probarse la efectiva prestación del servicio o que la retribución pactada resulte adecuada a la naturaleza de los servicios prestados o no superior a la que se pagaría a terceros por servicios similares.
  • Asimismo, se considerará que existe la puesta a disposición de dividendos o utilidades asimilables cuando se verifiquen los supuestos antes mencionados respecto del cónyuge o conviviente de los titulares, propietarios, socios, accionistas, cuotapartistas, fiduciantes o beneficiarios de las sociedades o sus ascendientes o descendientes en primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad.

Como se puede observar, algo que debería ser muy claro a la hora de tener que pagar impuestos en Argentina es cada vez más complicado y confuso.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,750079,7500
DÓLAR BLUE-0,6897140,0000144,0000
DÓLAR CDO C/LIQ51,1420-145,9102
EURO0,021788,689588,7240
REAL0,038013,432413,4353
BITCOIN0,740510.858,400010.860,4900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,068429,5625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-12,820517,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-12,195118,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-5,555685,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,85711,801,75
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,084042.042,4500
BOVESPA-2,410096.999,3800
DOW JONES1,510027.173,9600
S&P 500 INDEX1,61113.298,4600
NASDAQ1,870010.913,5620
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,7481365,5999368,3557
TRIGO CHICAGO1,0106201,9985199,9776
MAIZ CHICAGO0,5476144,5808143,7934
SOJA ROSARIO0,0000284,5000284,5000
PETROLEO BRENT1,264342,450041,9200
PETROLEO WTI0,795040,570040,2500
ORO0,00001.857,70001.857,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology