MERCADO LABORAL

Hay 3 tipos de trabajadores, según una profesora de Yale: qué hay que saber a la hora de contratar

Amy Wrzesniewski señaló que existen tres perfiles de trabajadores que hay que considerar antes de reclutar a un empleado: ¿cuáles son?

Se dice que "algunas personas trabajan para vivir y otras viven para trabajar". Pareciera, según el popular refrán, que hay dos perfiles posibles de trabajadores. Sin embargo, la reconocida docente de Yale, Amy Wrzesniewski, amplía el espectro y habla de asegura que, en realidad, no hay dos enfoques para el trabajo y la vida, sino tres.

Según la investigación que Wrzesniewski realizó junto a Katherine Brooks, que publica el sitio especializado Quartz, estas orientaciones se relacionan con la actitud hacia el trabajo y no con los títulos obtenidos por los puestos: 

Los 10 trucos psicológicos para "romperla" en una entrevista laboral: qué tener en cuenta

Tesla busca empleados: cómo postularse desde acá y ganar la visa de trabajo en EE.UU.

"Se puede encontrar conserjes que ven su trabajo como una vocación, o un asistente administrativo ambicioso que tiene una mentalidad completamente profesional", señalan las autoras.

LOS TRES PERFILES QUE HAY QUE TENER EN CUENTA

Es por esto que Wrzesniewski y su colega señalan que, a la hora del reclutamiento, es fundamental que los empleadores sepan distinguir entre estos tres tipos de perfiles laborales:

  • Orientación laboral

En primer lugar, se encuentran los que trabajan para vivir. Quienes forman parte de este universo son los que tienen como objetivo recibir el pago y/o los beneficios para mantener sus pasatiempos, su familia o su vida fuera del trabajo. Buscan tener comida en su mesa y contar con un techo para vivir y prefieren trabajos que no interfieran en su vida personal. 

Es probable que no tengan una fuerte conexión con el lugar de trabajo o con sus deberes laborales. En este caso, el empleo sirve como una necesidad básica en la vida; vendría a ser un medio para llegar a un fin.

  • Orientación de carrera profesional

De acuerdo con este enfoque, las personas consideran al trabajo como un rumbo que los conduce al éxito, al prestigio y a obtener importantes sumas de dinero. 

Este perfil trabaja para ascender y prosperar en su profesión. A su vez, busca recibir aumentos y obtener nuevos títulos. Para aquellos que tienen una orientación profesional, las carreras que tienen una clara "escalera" ascendente resultan atractivas.

  • Orientación de llamado o vocación

Las personas de esta categoría describen -de manera frecuente- a su trabajo como parte integral de sus vidas y su identidad, puntualizó Brooks. Y en ese eje, añadió: "Ven su carrera como una forma de autoexpresión y realización personal".

Cabe resaltar que estos perfiles no son necesariamente exclusivos. Es decir, alguien con una orientación de vocación también puede desear obtener un buen sueldo y beneficios.

Esta carrera es una de las más buscadas del país: paga $ 700.000 y se estudia gratis

Entrevistas de trabajo por Zoom: cómo prepararse y cuál es el error más común

La investigación encontró que las personas con una orientación de vocación tienen más probabilidades de encontrar su trabajo significativo y modificarán sus deberes y desarrollarán relaciones para hacerlo más significativo -especificó la consultora en orientación profesional-. Se encuentran más satisfechos en general con su trabajo y sus vidas".

LA IMPORTANCIA DE SABER EL PERFIL A LA HORA DE CONTRATAR

En este contexto, la docente de Yale asegura que "conocer el perfil de uno puede contribuir a elegir una profesión adecuada", es decir, si se conoce cuál es la orientación laboral, por ejemplo, se puede poner el foco en la búsqueda de satisfacción fuera del empleo remunerado con pasatiempos, actividades comunitarias o familiares.

En tanto, quienes tengan una orientación de llamado/vocación deben considerar que, a pesar de realizar un trabajo que les resulta satisfactorio, también implica un riesgo de agotamiento.

Finalmente, hace hincapié en que no solo es importante conocer la orientación hacia el trabajo de uno mismo; sino también es fundamental conocer la orientación de las personas que uno quiere contratar. De lo contrario, pueden haber problemas si las expectativas no explicitadas de un lugar de trabajo para los empleados se diferencian de su orientación real.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios