ENTREVISTA

Bestia: el detrás de escena de una marca irónica y alegre: "Queremos mostrar a la gente tal cual es"

MALEVA conoció el corazón de esta nueva marca de ropa, en el Bajo de San Isidro y conversó con sus fundadoras: Melina Karagozian y Catalina Villarraza, dos amigas que se conocieron estudiando diseño en la UBA/¿Por qué para ellas es básico hablarle a una diversidad de cuerpos? ¿Por qué quieren contar historias que no sean típicas? Su colaboración con la comunidad trans y una cápsula nada evidente con la marca industrial Ombú/Además: ¿qué es lo que más les gusta transmitir?

Ellas son Melina Karagozian y Catalina Villarraza, se conocieron en la carrera de Diseño de Indumentaria en la Universidad de Buenos Aires y, por una suerte de telepatía, se vestían igual. "Era insólito", se ríen. Juntas crearon una marca irreverente, que le habla a la bestia interior de cada uno y busca contagiar alegría. MALEVA recorrió el corazón de la marca, un triplex en pleno bajo de San Isidro.

En los inicios, se juntaban después del laburo a cranear, y de ahí nació la razón social de su emprendimiento, 18:59: "presentamos una cápsula de vestidos de fiesta para el BAF Week y quedamos", recuerda Meli. "Al principio arrancó más como un juego, y después pensamos que podía funcionar, y decidimos apostar; empezamos a vender, y todo se volvió más serio", hila Cata.

Si bien al principio nació como una marca más "ready to wear", el público y ellas fueron virando hacia algo mucho más urbano. Tienen su propio piso en "Yey House", uno de los multimarcas más cool de Palermo, y en pandemia aumentaron exponencialmente las ventas online. Las remeras, buzos y jeans, son algunos de los productos estrella.

"A este espacio llegamos porque mi mamá nos echó de su casa", se ríe Meli, rememorando esas épocas en las que Bestia iba emergiendo después de las 19 hs. Ella, además, dirige la también marca de moda Ciudadela y se crió entre textiles.

¿Por qué aparecen tan recurrentemente los huevos como símbolo de Bestia?

MK: es nuestro isólogo. Cuando empezamos a hablar de Bestia, no queríamos personificar una bestia porque nos parecía un poco burdo. Bestia es un sentimiento, es algo abstracto, y la idea es que cada uno piense qué puede haber adentro de ese huevo misterioso.

CV: Bestia también viene de "bête noire", que en francés significa "bestia negra". Era como el álter ego, o una forma de mostrar a las personas tal cual son.

Se han posicionado como una marca sumamente inclusiva. ¿Se les dio de forma natural?

MK: sí, para nosotras se dio natural y de forma genuina. Nos interesa hablar de minorías. En la oficina, por ejemplo, somos casi todas mujeres. Creemos que el mundo está medio atrasado; la primera vez que pusimos una modelo "curvy", fue un shock. En esa época, teníamos un local en Cerviño, y nos dimos cuenta de que el público al que le hablábamos no nos representaba y empezamos a ir para otro lado.

CV: creo que también es una responsabilidad y un deber. Bestia no levanta ninguna bandera, me parece que es algo que hay que hacer, y fin. Si vos tenés una marca, y sos una comunicadora, es tu responsabilidad hablarle a una diversidad de personas. Para mí, poner personas con distintos cuerpos es básico. También creo que las marcas más chicas estamos avanzando, y eso hace que las marcas más grandes, tengan que pegar un volantazo.

Han hecho muchos eventos, entre ellos el de Voguing, que fue explosivo. ¿Cómo surgió?

CV: nos metimos de lleno en la cultura del "Ball Room"; siempre que hacemos colaboraciones, lo hacemos con mucho respeto y sin adueñarnos de nada. Somos una marca pero nos interesa la cultura. Respetamos sus códigos y sus formas, y tampoco es que hacemos el evento y después nos olvidamos; seguimos en contacto con elles y les donamos remeras para otros eventos, por ejemplo.

MK: exacto, los invitamos a participar, pero siendo ellos las estrellas. Nos interesaba que la gente pudiera ver la realidad de otras personas. Y también por eso pudimos cortar la calle en pleno Palermo; el Gobierno lo aprobó porque le pareció interesante desde el punto de vista cultural.

También hicieron una colaboración con "Contratá Trans" (una plataforma de empleo travesti y trans).

CV: sí, desarrollamos una remera con la idea de donarles un porcentaje de las ventas. Lo lanzamos para el Día de la Mujer, porque nos interesa contar historias que no sean las típicas. Y seguimos en contacto, el año pasado hicieron un festival y también donamos remeras.

MK: y así como tenemos esta pata social, tampoco usamos plástico en ninguna de nuestras prendas. Nos pasó que nuestra primera tirada de cien remeras vino en cien bolsas individuales, y tuvimos que retrasar el lanzamiento porque no queríamos arrancar así. Tampoco lo andamos contando con un megáfono, pero hacemos todo lo que podemos puertas adentro; bolsas de friselina, paquetes de e-commerce compostables, etc.

Una de las últimas cápsulas que hicieron, fue con la marca Ombú, que es súper de trabajo e industrial. ¿Cómo logran esa sinergia?

MK: estuvo muy buena, lo linkeamos con la Fórmula 1 y un imaginario medio noventoso. Tenía que ver también con que nosotras estábamos yendo a toda velocidad, y ellos tienen una forma de trabajo mucho más burocrática. Tardó pero salió increíble.

¿Y cuál es la próxima?

MK: Ciudadela. Yo soy la Directora Creativa ahí. Vamos a lanzar una remera, negra y rosa, con una estampa colaborativa y 100% reciclada; cuando uno corta tela para hacer una remera, lo que sobra, se puede des-fibrar y volver a hacer hilo y se manda a tejer, otra vez.

¿Cuál es el producto estrella de la marca?

CV: DXT (línea deportiva), jeans y buzos.

¿Algún producto nuevo, a punto de ver la luz?

CV: hicimos una carterita por primera vez. ¡Es divina!

¿Cuál es el piropo más lindo que se le puede decir a Bestia?

MK: que le queda bien a todo el mundo.

CV: que se sintieron cómodes con toda la experiencia; nos gusta transmitir alegría, lo practicamos puertas adentro y nos encanta que se proyecte. Desde un primer contacto por Whatsapp, hasta el cartel con el que te llega la prenda. De hecho, si alguien tuvo una mala experiencia, lo llamamos nosotras por teléfono.

¿Una prenda que nunca harían, o una tendencia a la que no se subirían?

CV: lentejuelas y encaje.

Tres palabras para describir Bestia.

Juntas: irreverente, irónica y alegre.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios