DE OLIVOS A VILLA CRESPO

Nuevos restaurantes, bares y cafés en Buenos Aires: 5 para conocer el fin de semana

Cuáles son los nuevos restaurantes, bares y cafeterías que abrieron en los primeros meses del año (o en los últimos de 2021). Dónde están y qué pedir en cada uno.

El 2022 viene cargado de aperturas gastronómicas. Restaurantes, bares y cafeterías que abrieron en los primeros meses del año -o en los últimos de 2021- y que ya dieron mucho de qué hablar

Desde el primer restaurante de la cocinera Ximena Sáenz en Belgrano hasta una parrilla que reivindica las clásicas cantinas de barrio en Villa Crespo, las flamantes propuestas que se suman al mapa foodie de Buenos Aires.

Mercado de los Carruajes: abrió el nuevo patio gastronómico en Buenos Aires

Abrió Bocha, un polo gastronómico con 15 restaurantes al aire libre en Palermo

1-Casa Sáenz

Luego de 12 años en el equipo de Cocineros Argentinos, el programa de la TV Pública que la hizo famosa, Ximena Saénz dejó la tele para abrir su propio restaurante en lo que fue una de las aperturas más recientes y resonantes de la Ciudad de Buenos Aires: Casa Sáenz, en Belgrano.

Casa Sáenz, en Belgrano

"Siempre soñé con tener un restaurante donde volcar todo lo que aprendí en estos años y trabajar con gente que ama la cocina como yo, tener un equipo de cocineros donde cada uno pueda traer su impronta", cuenta la cocinera sobre la inauguración de su primer restaurante.

La idea se materializó en marzo de 2021 junto a sus socios, quienes tenían un local ubicado en la esquina de Echeverría y Arcos. Empezaron la obra en agosto y la terminaron a mediados de diciembre, para finalmente abrir el 5 de febrero.

Siguiendo la última tendencia, el restaurante tiene una barra de 9 metros donde se exhiben algunos platos del menú de cocina y la pastelería, y un ventanal bien grande en la ochava que le da mucha luz durante el día. Por la noche, la iluminación se vuelve más tenue con velas, pero el ambiente y la propuesta sigue siendo informal, describe Saénz.

"Ofrecemos una comida muy simple, basada en productos buenísimos de todo el país, y reconfortante, porque tenemos platos que son muy tradicionales y que da placer comerlos todos los días", explica sobre la propuesta gastronómica de Casa Sáenz.

¿Qué probar? Entre los imperdibles destaca el pollo ahumado, hecho en horno de barro con una salsa verde; las berenjenas rellenas con ricota, cous cous y hierbas, con un topping de almendras; la ensalada de quínoa roja y blanca, con palta, brócoli, arvejas, hierbas frescas y un aderezo de lima y los buñuelos de espinaca. De postre, un flan de leche condensada con caramelo de banana asada y entre las opciones de pastelería una torta -que confiesa sería la única que comería en un cumpleaños- de chocolate y dulce de leche.

  • Dirección: Echeverría 2102, esquina Arcos. Horarios: abre todos los días de 12 a 00 horas.

2-Asadero

Asadero es una de las últimas aperturas de Olivos y el último proyecto de Guadalupe García Mosqueda y Juan Carlos García, socios de MEZCLA y dueños de otros restaurantes como Orno, Casa Cavia y 1636.

Asadero, en Olivos

El restaurante y su equipo de cocineros, con Julieta Caruso a la cabeza (Casa Cavia), revaloriza el trabajo de la huerta a la mesa y pone el acento en el producto de estación con diferentes tipos de cocción: una parrilla, un horno de barro y un ahumadero que trabajan carnes y vegetales por igual.

Asadero cuenta con una huerta urbana donde cada temporada se definen cuáles son los cultivos que se usarán y se buscan variedades de semillas para encontrar cultivos no tradicionales. Las estrellas son tomates, hojas verdes, hortalizas y aromáticas, que le aportan a los platos la frescura de un producto recién cosechado.

Entre las entradas se distinguen una fainá con txistorra y orégano fresco o una humita con galleta. Para seguir, entraña o T-bone a la parrilla con una ensalada de verdes de la huerta o de chauchas, jamón crudo y queso de cabra. Para terminar, el clafoutis de frutas de temporada al horno de barro.

La carta de vinos merece una mención especial. Está curada por la sommelier Mariana Torta, pensada para poder probar un vino de cada región productora de la Argentina. Se trata de una carta federal, que recorre cada rincón del país poniendo en valor el producto autóctono y los productores locales.

El restaurante cuenta con un winebar en el piso superior donde se pueden probar vinos por copa, acompañados por embutidos y quesos artesanales que vienen de pequeños productores de Córdoba y Tandil.

  • Dirección: Corrientes 400. Horarios: abierto de martes a sábados de 19 a 00 horas y domingos de 12 a 17 horas.

3-Oli

Oli, en Palermo, es la primera apertura de Olivia Saal, más conocida como "la chica pájaro" en el mundo de la pastelería. Luego de muchos años trabajar por el mundo y de formarse en la cocina junto a grandes referentes como Fernando Trocca, la joven chef de 27 años se instaló en la Ciudad de Buenos Aires para abrir su primer local.

Oli, en Palermo

"Oli viene gestionándose hace muchos años en mi cabeza, pero sin tener un nombre o una idea concreta. Empezó a tomar forma cuando en marzo de 2021, en el medio de una crisis emocional y personal, comencé a buscar locales. Encontré este espacio en Costa Rica y Arévalo y sentí que todo fue muy fácil, que se concretó rápido", cuenta la cocinera.

Antes de encarar el proyecto, Saal consultó con muchas personas qué le convenía hacer: si asociarse con alguien o abrirlo por su cuenta. "Todas me dijeron 'abrilo sola o con tu familia, tu primer proyecto va a tener tu nombre y te va a representar de acá en muchos años'. Confié y lo abrí con mis viejos, que ya tenían experiencia en el rubro", explica.

En su cuenta de Instagram, Oli se define como "Bistrot. Panadería. Café", pero su dueña va un paso más allá: "Es un espacio que reúne todo lo que a mí me gusta, por eso se terminó llamando con mi nombre. Podés vivirlo como a vos te guste: te podés sentar con la computadora, venir a leer un libro, tener una cita, juntarte con un amigo, tener una reunión, venir solo... es un lugar muy versátil".

El local cuenta con un mostrador de pastelería de 2 metros y un menú que funciona todo el día de 9 a 19 horas, el cual va cambiando según el producto de la temporada para aprovechar lo más rico y fresco de cada estación.

"El menú consiste en mucho eclecticismo: desde un pastrón con papa y huevo hasta un omelette con ensalada griega y pan brioche. También hay bagels de pesca ahumada y curada, tostadas francesas, un yogurt que es de los ítems más vendidos de toda la carta y una tostada con ricota y arvejas que funciona muy bien", resume la emprendedora.

  • Dirección: Costa Rica 6020. Horarios: todos los días menos martes, de 9 a 19 horas.

4-Madre Rojas

Madre Rojas es la nueva propuesta de Juan Manuel Bidegain, Roberto Cardini y Gonzalo Fleire, dueños de Sede Whisky y Sifón, quienes se asociaron con el chef y productor ganador Juan Barcos para crear un restaurante que reivindica a las clásicas cantinas porteñas.

Madre Rojas, en Villa Crespo

Ubicado en una tranquila esquina de barrio en Villa Crespo, tiene un salón con parrilla a la vista y una amplia vereda con mesas. Debajo, en un pequeño sótano, una cava que resguarda una cuidada carta de vinos ligeros, tintos, blancos, rosados, naranjos y espumantes.

La propuesta gastronómica está regida por la estacionalidad, con el foco puesto en la calidad del producto y la materia prima, y busca ser un punto de encuentro entre lo clásico de una cantina y un restaurante contemporáneo.

"El diferencial está relacionado con la búsqueda y selección de materia prima, productores y productoras, que hicimos previo a encarar el proyecto, y cómo eso convive con el barrio. Quisimos encontrar lo mejor de cada área para traerlo a Madre Rojas", destaca Bidegain, uno de los creadores de esta nueva propuesta gastronómica.

Entre los platos se pueden encontrar desde papas fritas con provenzal hasta unos puerros asados con puré de papas, avellanas y romesco, o desde asado del centro a una burrata con durazno, tomates orgánicos y huacatay.

Un punto destacado de Madre Rojas es la charcutería wagyu elaborada por César Sagario (Frigorífico Sello de Oro, Corte Comedor) y salame chacarero de Emiliano Belardinelli (Adora, General Rodríguez). Vale la pena probar la Bresaola Wagyu, que viene con una focaccia para acompañar.

  • Dirección: Rojas 1600. Horario: de martes a domingo de 19 a 00.30 horas.

5-Vini

Vini es la última apuesta del empresario gastronómico Aldo Graziani junto al sommelier Lucky Sosto. El dueño de Aldo´s Restaurant abrió en el barrio porteño de Palermo un bar de vinos naturales, con platitos para acompañar, basándose en las últimas tendencias que vio en las grandes capitales europeas.

Vini, el nuevo winebar de Palermo

"Hace muchos años viajamos con Luli -Lucila Zeballos, su pareja que también es gastronómica- recorriendo diferentes ciudades del mundo para ver qué está pasando, inspirarnos, tomar ideas... Desde hace tiempo veía que los bares de vinos de ciudades importantes como París, Londres y Nueva York se enfocaban en vinos naturales, de baja intervención, orgánicos y/o biodinámicos. A la vez, venía leyendo cada vez más libros al respecto y tenía ganas de abrir un winebar así, con predominio de esa categoría de vinos", cuenta Graziani sobre su último proyecto.

Vini se presenta como un bar moderno y canchero, pero sin pretensiones, dedicado a ofrecer vinos 100% naturales. Este concepto se basa en vinos de baja intervención, modernos y jóvenes, provenientes de bodegas no convencionales o tradicionales.

La carta está curada por la dupla Graziani-Sosto y cuenta con entre 50 y 60 etiquetas que fueron elegidas de manera rigurosa, contemplando que sean vinos "limpios, puros y precisos", de buena calidad y de buenos productores. Los vinos varían constantemente y cada semana 6 de ellos pueden probarse por copa, con la idea de que haya dinamismo en la carta para darle la posibilidad a los clientes de descubrir diferentes sabores.

El mismo concepto maneja la carta de comidas, creada por el chef Leo Lanussol (ex Proper) con diversos platitos para acompañar los vinos. Entre las opciones se pueden encontrar aceitunas negras, carnosas y marinadas, ricota de almendras, spianatta, burrata, paté de cerdo, caponata, jamón horneado, plato de quesos y mucho más.

El local es pequeño y tiene dos pisos. En el de arriba hay una antigua cava, un enorme sillón de pana bordó y varias mesitas distribuidas que generan un ambiente íntimo. En la planta baja, una gran barra desde donde salen los platos de cocina y algunas mesas en el interior y la vereda, con tapa de mármol y clásicas sillas de madera.

  • Dirección: Jorge Luis Borges 1963. Horarios: abierto de martes a domingo de 18 a 00 horas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios