Salud

El alimento que tiene tantos probióticos como el yogur: pocos lo conocen y es de lo más saludable

Este alimento ayuda a la cicatrización de heridas y promueve la producción de colágeno.

En esta noticia

El suero de mantequilla, un elixir tradicionalmente asociado con la cocina sureña de Estados Unidos, ganó popularidad en todo el mundo por su sabor único y sus destacadas propiedades nutricionales

Conocido también como "buttermilk" en inglés, el suero de mantequilla es bajo en grasa y calorías en comparación con otros productos lácteos, lo que lo convierte en una opción saludable para aquellos que desean controlar su ingesta calórica y reducir la grasa saturada en su dieta.

¿Qué propiedades tiene el suero de mantequilla?

Según un informe publicado por Medical News Today, el suero de mantequilla es un verdadero tesoro nutricional con diversas propiedades beneficiosas. 

  • Nutrición de Calidad: el suero de mantequilla es una fuente confiable de nutrientes esenciales. Con un contenido del 3-4% de proteínas de alta calidad y menos del 1% de grasas en la mayoría de los casos, ofrece un impulso nutricional significativo. 
  • Vitaminas: además, es rico en calcio, zinc, fósforo y vitaminas B2 y B12. Con solo 250 ml, puedes cubrir más del 25% de tus necesidades diarias de calcio y alrededor del 15% de las necesidades diarias de zinc y vitamina B12.
  • Apoyo muscular: con cerca de 4 g de proteínas por cada 100 ml, el suero de mantequilla es un aliado valioso para el desarrollo muscular. Sus aminoácidos, particularmente los BCAA, son esenciales para fomentar el crecimiento muscular y contrarrestar la pérdida de masa muscular con el tiempo.
  • Facilidad digestiva: gracias a su bajo contenido de grasa y a la transformación de la lactosa en ácido láctico, el suero de mantequilla es de fácil digestión, incluso para aquellos con intolerancia a la lactosa
  •  Hidratación: el suero de mantequilla es una excelente opción para mantenerse hidratado debido a su contenido de agua y electrolitos como el potasio y el sodio.
  • Apoyo a la salud ósea: gracias a su alto contenido de calcio y fósforo, el suero de mantequilla puede contribuir a la salud ósea. Ayuda a fortalecer los huesos y prevenir la osteoporosis.
  • Regulación del azúcar en sangre: algunos estudios sugieren que el consumo de suero de mantequilla podría ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que es beneficioso para personas con diabetes o en riesgo de desarrollarla.
  • Favorece la salud cardiovascular: con su bajo contenido de grasas y su potencial para mejorar la digestión y el metabolismo de las grasas, el suero de mantequilla puede ser parte de una dieta que promueva la salud del corazón.
  • Promueve una piel saludable: las vitaminas y minerales presentes en el suero de mantequilla, como la vitamina B12 y el zinc, son importantes para mantener una piel sana. Ayuda en la cicatrización de heridas y promueve la producción de colágeno.

¿Cómo prepararlo?

Suero de mantequilla

Ingredientes:

  • 1 taza de leche entera
  • 1 cucharada de jugo de limón o vinagre blanco

Procedimiento:

  1. Verter la leche entera en un recipiente mediano y asegurarse de que esté a temperatura ambiente. La leche fría puede afectar la acidez del suero de mantequilla.
  2. Medir una cucharada de jugo de limón fresco o vinagre blanco. Estos ingredientes ácidos son esenciales para cuajar la leche y crear la característica acidez del suero de mantequilla.
  3. Agregar el jugo de limón o vinagre a la leche y mezcla suavemente para combinar.
  4. Deja reposar la mezcla a temperatura ambiente durante aproximadamente 10 minutos. Durante este tiempo, la leche comenzará a cuajarse y a adquirir una consistencia similar a la del suero de mantequilla.
  5. Pasados los 10 minutos, verifica la consistencia de la mezcla. Debería haberse espesado ligeramente y presentar pequeños grumos.
  6. Si la mezcla parece demasiado líquida, agrega una cucharada adicional de jugo de limón o vinagre y deja reposar por unos minutos más.
  7. Una vez que la mezcla haya adquirido la textura adecuada, utiliza un colador fino o una gasa para filtrar los grumos de la leche cuajada.
  8. El líquido que queda después del filtrado es el suero de mantequilla casero. Verter en un frasco limpio y hermético y guardarlo en la heladera o refrigerador.

Indicaciones importantes

El suero de mantequilla casero se puede almacenar en el refrigerador durante aproximadamente una semana. Agita antes de usar para asegurar una distribución uniforme de los sólidos lácteos.

Temas relacionados
Más noticias de Dieta
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.