Alimentación saludable

El pescado que te conviene comer 2 veces por semana: es rico en Omega-3, proteínas y calcio

Conocé los beneficios del pescado económico, alto en nutrientes e ideal para incorporar en el menú semanal.

En esta noticia

Incluir pescado en la dieta semanal puede marcar una gran diferencia en la salud general, especialmente cuando se trata de fuentes ricas en Omega-3, proteínas y calcio. Estos nutrientes esenciales mejoran la función cerebral, fortalecen los huesos y contribuyen a un envejecimiento saludable.

Un ejemplo destacado de este tipo de pescado es la sardina. Ya sea en su versión fresca o enlatada, este pequeño pez ofrece múltiples beneficios nutricionales. Su bajo contenido de mercurio y su accesibilidad la convierten en una opción ideal para consumir al menos dos veces por semana.

Cómo afecta a tu organismo tomar café en ayunas todas las mañanas

El alimento que mejora la salud hormonal y que las mujeres de 50 años tienen que sumar a su dieta

Sardina: el pescado ideal para incorporar a la dieta semanal

La sardina es un pescado accesible y económico que se encuentra fresco durante varios meses del año y por ello es ideal para el consumo semanal.

Este pescado, ya sea natural o enlatado, es una alternativa segura por su bajo contenido de mercurio en comparación con otros. Al ser peces pequeños, pueden ser consumidas enteras, con espinas incluidas y sin peligro alguno.

 Las sardinas contienen zinc y hierro, minerales que apoyan el sistema inmunológico y la producción de energía. (Foto: Freepik) 

¿Cuáles son los beneficios que aportan las sardinas a la salud?

Según un artículo del sitio Vitónica, la sardina es una excelente fuente de proteínas de alta calidad y grasas saludables. Contiene Omega-3, un ácido graso esencial que tiene un efecto antiinflamatorio probado en el cuerpo humano. Además, el Omega-3 de las sardinas ha sido relacionado con una mejor salud cerebral y conexiones neuronales más eficientes.

La vitamina D presente en este pescado juega un rol clave en el funcionamiento cognitivo. Sumado a su alto contenido en calcio, lo convierte en un alimento ideal para mantener huesos y dientes fuertes.

Su gran aporte de proteínas, vitaminas A, B  y minerales esenciales como  fósforo, potasio, zinc, hierro y magnesio, fundamentales para la salud del cuerpo, son también bondades de este noble pescado.

Chau avena: el supercereal que baja el colesterol, tiene nutrientes esenciales y es recomendado por la OMS

La ciudad sudamericana que está en el podio de los mejores destinos de turismo gastronómico: dónde queda y qué podés comer

Sardinas frescas o enlatadas: cuál elegir para nuestra dieta

Un artículo reciente de Harvard Health Publishing, el portal médico de la Universidad de Harvard, ha generado debate sobre el consumo de sardinas enlatadas.

Las sardinas frescas y enlatadas ofrecen beneficios similares, por lo que la elección depende de la disponibilidad y preferencia personal.  (Foto: Freepik)

Según Harvard, las sardinas enlatadas son una opción nutritiva, siempre y cuando su consumo sea moderado por su contenido de yodo. Es fundamental también revisar la fecha de vencimiento y la cantidad de conservantes en las latas para asegurar su calidad.

Tanto las sardinas frescas como las enlatadas son alternativas saludables y accesibles, cada una con sus propias ventajas. La elección entre una u otra dependerá de las preferencias personales y la disponibilidad en el mercado.

Antes de realizar o modificar un plan alimenticio, se recomienda consultar con un especialista.


Temas relacionados
Más noticias de pescado
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.