Helado icónico

Crearon un cucurucho de 1 metro que salió en El Robo del Siglo: la historia de Via Flaminia

Fundada en 1965 por el italiano Antonio Capraro, hoy la heladería de Acassuso es reconocida por sus 'pinitos' de por lo menos 60 centímetros.

En la esquina de Avenida del Libertador y General Justo José de Urquiza, con una amplia vereda en la ochava, se encuentra una de las heladerías más emblemáticas de Buenos Aires. No solo es reconocida por el sitio de encuentro de celebridades, políticos e incluso el lugar donde se pergeñó uno de los robos más recordados de la historia argentina, sino también por sus inigualables helados de casi 1 metro. Via Flaminia es un ícono del rubro que aún bajo el mando de la familia fundadora lleva más de 50 años en el negocio.

Durante su época como censor, en el 220 a.C., Cayo Flaminio construyó una calzada que comunicaba Roma, el epicentro del imperio, con el norte de Italia. Y, por supuesto, para bautizarla utilizó su propio nombre. Hoy es un camino de alrededor de 300 kilómetros, pero también fue la inspiración de Antonio Capraro, inmigrante de la región del Véneto, para abrir su heladería en la localidad de Acassuso en 1965.

En realidad, Capraro se había dedicado a trabajar como chofer de micros de larga distancia tras arribar al país. Su incursión en el mundo heladero se dio en 1960 cuando instaló su primer local en Villa Ballester, al cual nombró ‘Venecia' en honor a la capital de su región natal. Cinco años más tarde compró un espacio sobre avenida del Libertador y levantó la heladería que actualmente es visitada por turistas, jóvenes y niños para disfrutar (y captar en vivo) su clásico cucurucho "pinito" que tiene como mínimo unos 60 centímetros de altura.

El cucurucho más alto

Esta creación surgió de la cabeza del propio Capraro con la intención de llamar la atención de los clientes más pequeños. Llevó varias pruebas y experimentaciones hasta dar finalmente con la técnica exacta para que la montaña de helado no se derrumbara. Para hacerlo, según detallaron a Infocielo, se colocan unos 300 gramos de producto en el cucurucho y luego se lo estira dando palmadas. La torre pasa por un baño de chocolate fundido tibio y se petrifica en un balde congelado.

Si bien en su momento estuvo en la mira de la cadena de heladerías Munchi's, cuando intentaba expandirse a través de la adquisición de rivales, Via Flaminia se mantuvo en manos de la familia Capraro. La encargada de continuar con el legado de Antonio es su hija, Sandra Capraro. La marca llegó a tener otro local ubicado sobre la peatonal Florida, sin embargo hoy solo cuenta con la sucursal donde nació el "pinito".

Los casi 50 gustos de helado que tienen en su vidriera son elaborados de manera artesanal en el fondo del negocio. Pero, además del largo cucurucho, también tiene otra particularidad: sus paletas de despacho. No son las mismas que utilizan otras heladerías y por eso, aseguran, uno de los requisitos para contratar a alguien es que no tenga experiencia previa en otras cadenas para poder aprender su uso más rápido.

Robo del Siglo y Soda Stereo

A tan solo tres cuadras del emprendimiento se encontraba el banco Río de Acassuso, que en enero de 2006 fue protagonista del llamado ‘Robo del Siglo'. La heladería habría sido uno de los puntos de encuentro entre Fernando Araujo y el uruguayo Luis Mario Vitette Sellanes para planear el golpe. Incluso en la película, dirigida por Ariel Winograd, Via Flaminia es la sede de una charla entre el personaje de Diego Peretti y Guillermo Francella.

En la escena de El Robo del Siglo se reconocen los tonos pastel de las paredes de Via Flaminia

En su autobiografía, el bajista de Soda Stereo, Zeta Bosio, cuenta que el nombre de la heladería era utilizado también por los integrantes de Sumo para nombrar a la banda liderada por Gustavo Cerati durante su rivalidad. El libro ‘Soda Stereo: la biografía total' relata que el trío solía frecuentar la heladería. 

Tags relacionados

Comentarios

  • MHRR

    Marcos Heral Rosembuj Rosembuj

    Hace 1 minuto

    La clasica esquina de Libertador y Uequiza,en Martinez es un Faro de Luz,durante mayormente en verano y el invierno.i: En 1960 nacio Villa Flaminia Heladeria.
    Hay que acostumbrarse a las largas esperas,para ser atendido,el premio es el helado,que mas se puede pedir.Solo pensar en volver otro dia. y recomendar el lugar.

    0
    0
    Responder