OCIO

Cosas para hacer en Belgrano que NO son el Barrio Chino: 3 joyas escondidas

No tan conocidas, pero imperdibles, estas son tres opciones para aprovechar en el emblemático barrio porteño.

Cuando se habla de Belgrano, lo primero que viene a la mente es el Barrio Chino.  Es cierto, es la mejor opción para pasar el día, pero también hay mucho por descubrir en sus alrededores. Sobre estos lugares, no tan conocidos pero imperdibles, habló el usuario de TikTok @revistapopurri un video que se volvió viral en la plataforma.

4 escapadas para el fin de semana largo del 17 de junio al 20

El sánguche preferido de Francis Mallmann: su receta del mejor jamón y queso del mundo

La Ventana de Willy

En Avenida Juramento 1202, desde hace más de 45 años se encuentra uno de los secretos mejor guardados del barrio de Belgrano. El cartel verde oscuro con el letrero en amarillo y blanco anticipa a los golosos: "Elaboración de tortas y helados".

Los vecinos del barrio seguramente ya descubrieron que se trata de "La Ventana de Willy", cuya historia comenzó precisamente desde una pequeña ventana en la década del 70.

Montaron el local a la calle con tanta rapidez que cuando abrieron las puertas aún no le habían puesto nombre. El nombre era representativo ya que a Willy, su dueño, le tocaban la ventana para comprarle.


Dentro de la pastelería se encuentran: los alfajores "Chatos" hecho con una masa tipo sablée (de 9 cm de diámetro), rellenos de dulce de leche y coronados con azúcar impalpable se hicieron famosos en el barrio y alrededores.

El "Bizcochuelo de chocolate", que como su nombre bien lo indica se trata de un bizcochuelo relleno con dulce de leche y bañado en chocolate. La pasta frola, torta de ricota, de manzana o mousse de chocolate son imperdibles también. Una de las preferidas de Willy es el Chajá de frutillas.

Años más tarde llegaron los helados. Willy aprendió de la mano de un maestro heladero italiano, se compró una pequeña máquina y con la práctica creó sus propias recetas.

El nombre era representativo ya que a Willy, su dueño, le tocaban la ventana para comprarle.

Sando de América

Los sando (con sus rellenos salados y también dulces, como los de frutas y crema) se imponen acá y en el mundo, es por eso que "Sando de América" pronto tendrá réplicas europeas. Puro street food, estos sándwiches japoneses también son parte del repertorio japonés para un almuerzo o merienda diferente.

Inspirado en estos sándwiches nipones nació "Sando de América" en el Pasaje Echeverría de Belgrano. Esta sandwichería asiolatina es una de las protagonistas del efervescente Pasaje Echeverría, inaugurado en el Barrio Chino de Belgrano, luego de que se elevará el andén de la estación Belgrano C.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sando de America (@sandodeamerica)

La apuesta viene de la mano del famoso bartender Tato Giovannoni y tiene varias opciones por fuera de la tradicional, como el sando helado, un pan brioche casero con helado. Otro recomendado es el sando de huevo, con salsa Huancaína, polvo de oliva y maíz en pan de molde Kustom Kalis.

Allí su tan de moda Katsu, Sando sale con una salsa tonkatsu casera de ananá y el de Tamago (huevo) con salsa huancaína, negi y Sriracha. A la hora de un buen sándwich, el pan importa mucho, lo hacen casero. Las salsas de la casa son fundamentales: tienen Sriracha Mayo Hoisin, alioli de jengibre o mostaza Sando que hace que todo dentro del sándwich funcione.


Horarios y ubicación

  • Echeverría 1677
  • Abiertos de miércoles a domingos de 12 a 16 y de 19 a 23.30hs
  • Sin reservas
  • Instagram: @sandodeamerica

La apuesta viene de la mano del famoso bartender Tato Giovannoni y tiene varias opciones por fuera de la tradicional, como el sando helado, un pan brioche casero con helado.


Museo Larreta

Fue la residencia del escritor argentino Enrique Larreta y tras su muerte, la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires la compró para destinarla a un Museo de Arte Español. El frente original de la casa estaba inspirado en el modelo del ‘Renacimiento italiano' mientras que el interior, con patios abiertos, respondía al de la casa quinta mediterránea.

Construida alrededor de 1886 por el arquitecto Ernesto Bunge, la propiedad ubicada en el centro del barrio de Belgrano, fue adquirida más tarde por Mercedes Castellanos de Anchorena, quien se la dejó como herencia a su hija Josefina Anchorena, esposa del intelectual.

Fue la residencia del escritor argentino Enrique Larreta y tras su muerte, la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires la compró para destinarla a un Museo de Arte Español.

Hacia 1916, cuando el edificio se convirtió en residencia estable de la familia. Larreta implementó una serie de cambios: transformó el exterior en una fachada de muros blancos, ventanas enrejadas y techos de tejas, y el interior en un espacio que recrea el espíritu del ‘Renacimiento español'.

Quizás el mayor atractivo del lugar es el jardín Andaluz, un espacio verde laberíntico creado por Larreta que desde hace más de veinte años se transformó en un espacio para el arte contemporáneo con el ciclo de exposiciones Esculturas en el jardín.

Horarios y ubicación

  • Avenida Juramento 2291

  • Lunes, miércoles, jueves y viernes, abiertos de 11 a 19

  • Sábados, domingos y feriados de 11 a 20

  • La entrada cuesta $ 50 y $ 250 para extranjeros no residentes.

  • Tras visitar el lugar, se puede comer o tomar algo en la sucursal de Croque Madame que se encuentra allí y está abierta todos los días de 10 a 00.



Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios