Innovación

Psiquiatras argentinos crean el "ChatGPT de la salud mental": cómo funciona

Su desarrollo podría ayudar a tratar la depresión y otras enfermedades. Ya hicieron los ensayos clínicos y están prontos a comercializarlo. La empresa fue fundada por una psiquiatra y un ingeniero -que además de socios, son marido y mujer-, y cuentan con el apoyo de otros expertos en la materia.

Cuando se habla de salud mental hay un problema recurrente: dar con la medicación indicada para tratar una enfermedad muchas veces implica un proceso largo de prueba y error que puede ser muy desgastante para el paciente. No solamente es difícil lograr de entrada llegar a la medicación adecuada, sino que también hay que tener en cuenta los efectos secundarios que pueden producir. A esto se le suma la complejidad que conlleva su diagnóstico y tratamiento: las enfermedades mentales son multifactoriales y muchas veces también involucran a la genética. Frente a esto, un equipo de argentinos está trabajando en una innovadora solución.

Se trata de Neomente, una startup de base científico-tecnológica fundada por el ingeniero industrial Ariel Yahia (hoy CEO de la empresa) y su esposa y socia, Gabriela Nielsen, médica psiquiatra, con una maestría en Neurociencias y Trastornos Afectivos.

Apoyado en avances en neurociencias y tecnología de última generación, idearon un Sistema de Soporte a la Decisión Clínica (SSDC) que permite a los profesionales de la salud tomar decisiones clínicas personalizadas. Su solución proporciona a los expertos una herramienta para mejorar tanto el diagnóstico como el tratamiento de patologías como la depresión.

Trabajan con IA generativa para la parte conversacional de la herramienta (en la que los médicos cargan la información de los pacientes). Mientras que para elaborar el reporte final, se apoyan en machine learning.

Utilizando biomarcadores genéticos, clínicos y sanguíneos, su solución ofrece una perspectiva más profunda y precisa a la hora de proporcionar un medicamento. Funciona combinando los datos del paciente con información detallada sobre cada fármaco y que luego procesa un algoritmo creado por Neomente. Este muestra, al final, una lista de recomendaciones de tratamiento altamente preciso. Según los emprendedores, esto no solo optimiza la eficiencia del tratamiento, eliminando la necesidad de ensayos prolongados y errores, sino que también minimiza los riesgos de efectos secundarios.

La empresa ya llevó adelante la etapa de ensayos clínicos en los que se evaluaron dos grupos de pacientes: uno recibía un tratamiento tradicional y el otro recibía la información del software de Neomente. "Vimos es que el grupo que recibía la información había una reducción significativa de la sintomatología. Esos resultados se llevaron al Congreso Mundial de Psiquiatría de Viena, y se hizo una presentación", explica Yahia.

Los socios comenzaron con el emprendimiento un poco antes de la pandemia, cuando desarrollaron una plataforma de telemedicina especialmente pensada para los profesionales de la salud mental. Pero en 2021 comenzaron a trabajar con otro tipo de problemáticas que los llevaron a desarrollar este software. Para hacerlo, levantaron US$ 290.000 de parte de inversores ángeles, muchos de ellos con perfil médico que decidieron apoyarlos.

Luego de dos años de desarrollo y más de 200 variaciones genéticas relevadas, el primer prototipo estuvo listo. Trabajan con IA generativa para la parte conversacional de la herramienta (en la que los médicos cargan la información de los pacientes). Mientras que para elaborar el reporte final, se apoyan en machine learning. "Apuntamos a que sea como un ChatGPT en el cual el médico ingresa la información y recibe un dashboard con la información", ejemplifica el CEO. Por parte del paciente, solo debe aportar una muestra de sangre que se analiza en un laboratorio en Milán.

En base a los recientes resultados, el equipo se encuentra, además, investigando para extender el uso de la herramienta más allá de la depresión y cubrir un amplio espectro de patologías como el trastorno bipolar, ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, epilepsia y psicosis.

También sumaron al equipo a reconocidos profesionales argentinos de la salud e investigadores, como el Dr. Ricardo Corral (Médico Psiquiatra, Presidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras) y la Dra. Alicia Lischinsky (Médica Psiquiatra, Depto. de Salud Mental y Psiquiatría de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Favaloro).

Gracias a una presentación que hicieron frente al gobierno del País Vasco, están en proceso de hacer más ensayos clínicos en España y eso servirá como puerta de entrada para, próximamente, llegar al mercado europeo.

Ahora, están en proceso de levantar una nueva ronda de inversión de US$ 1,2 millones con la que podrían apalancar su salida al mercado latinoamericano. "La demo está funcionado y creo que para marzo o abril ya tenemos que estar comercializando. El panel genético ya está. Estamos en proceso de pasar a multipatología, que es más complejo", concluye el emprendedor.

Temas relacionados
Más noticias de startups
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.