Cerezas a China y helados a Israel: las empresas que miran afuera

Cerezas a China y helados a Israel: las empresas que miran afuera

Las empresas Ceco y Cerezas Argentinas, de Río Negro, y la neuquina Vista Alegre enviaron recientemente ocho contenedores con 160 toneladas de cerezas frescas a China. La marplatense Traum, que fabrica lámparas de diseño, exportó a Chile a través de la plataforma online Exporta Simple. Las galletitas Tía Maruca, las mermeladas de Cuyen y el dulce de leche San Ignacio, entre otros productos de firmas argentinas, ya están disponibles en 17 sucursales de la Galería Kaufhof, en Alemania. Estos son solo algunos de los resultados que evidencia el trabajo de promoción que viene realizando la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici), para impulsar el posicionamiento de las pymes locales en los mercados externos. No por nada, en 2018, según datos difundidos por el organismo, se asistieron a 3700 empresas para ayudarlas a exportar: a hacer su primera exportación, abrir mercados, abrir oficinas en un nuevo país o aumentar sus volúmenes exportables; se realizaron más de 200 acciones de promoción y capacitación; se inauguraron cuatro hubs (Shanghái, Dubái, Amberes y Panamá) y ayudaron a 300 empresas exportadoras a conseguir financiamiento. Más de 650 empresas participaron de sus programas.

La Aaici trabaja junto a las empresas que quieren desarrollar sus negocios en la Argentina, brindando servicios de consultoría, información y facilitación, asesorando a inversores y exportadores para entender cuáles son las oportunidades de negocios, identificar los obstáculos que enfrentan a la hora de invertir y exportar.

"Conviene alojar los recursos en dos grandes cortes: el gran entramado pyme y los sectores de valor agregado. Ahí tenés un mundo de 40.000 empresas. De ellas, exportan 10.000. Y de los sectores priorizados que, son unos 40 sectores de la economía, divididos en las 4 grandes ramas: industria, alimentos, servicios basados en el conocimiento e industrias creativas y medios culturales", comparte Alejandro Wagner, director General de Comercio Internacional de la Agencia.

"El año pasado hubo alrededor de 300 nuevos exportadores en la Argentina, de los cuales, por lo menos la mitad, pasaron por la agencia", sostiene Wagner.

Para el directivo, no hay sectores inviables, sino que hay empresas más viables que otras, de acuerdo al management que tengan, la visión de largo plazo. "Tenemos la pata de generar cultura exportadora y tenemos las herramientas para ayudar", afirma.

¿Hay mercados que estén más en la mira, no tan tradicionales?

Este año hicimos un gran trabajo de comunicación para contar lo que China y, si querés, atrás de eso viene todo lo que es el Sudeste Asiático, que consume cada vez más alimentos. Hoy, de hecho, Vietnam, que hace 10 años casi no existía en nuestros rankings exportadores, es nuestro quinto o sexto destino de exportaciones y lo será Indonesia en breve. Y Singapur. Y Tailandia.

¿Qué se exporta a esas plazas?

Principalmente, commodities. Entrás por ahí. Así pasó con China. Hace unos años, China compraba nada más que cereales y soja. Hoy China ya es el principal destino de nuestra carne. Y atrás de eso están los vinos, la miel y los lácteos. Con el Sudeste Asiático hay que copiar el mismo camino.

Después, en industria, el 50% de los fierros se exportan a Brasil. Otro problema que tenemos. Brasil estornuda y la Argentina se enferma con fiebre. Hay muchas pymes que exportan herramental, máquina y pasa lo mismo. El objetivo tratar de diversificar la cartera de mercados. No hace falta pensar en plazas exóticas, sino en dos economías inmensas de la región, como México y Colombia, que pueden consumir perfectamente productos de valor agregado de industria. En servicios es mucho más amplio. Un videojuego se puede exportar Alemania. Tenemos una empresa que hace cámaras hiperbáricas que exporta 25 países, como Israel y Kuwait. Tenemos una heladería que hace helados artesanales en el sur, que le vende a Israel el helado. El sudeste asiático es el futuro, porque son cientos de miles de millones de habitantes que cada vez consumen más. Estados Unidos, mercado que consume servicios. España también es otro mercado.

Hay que ver el caso por caso. Por ahí en un mismo sector hay empresas con diferentes mercados. Y después ver a qué ferias vamos para generar una estrategia de mediano plazo.

Cámaras hiperbáricas en Kuwait, helados del sur en Israel, ¿qué otros casos novedosos?

Pampa's rice exporta arroz orgánico a Europa, Estados Unidos y Japón. Hilandería Warmi vende a Estados Unidos. Histo, que ofrece tecnologías médicas, tiene una tienda en Alibaba.

Hay una bodega que hace mermeladas con vino que vende a China. Hacemos un seminario de cómo exportar productos orgánicos a determinado mercado. Cómo sacar certificaciones o adaptar tu producto. Y después es´ta la adaptación del producto, como packaging. Adaptar tu producto, incluso, hasta del tamaño del pollo que vende. En los países árabes consumen un pollo chiquito. Es algo cultural que te explican los especialistas. La agencia es un sistema. Y la otra pata de la mesa es el sistema de embajadas y consulados, que nos traen y reciben empresas que quieran invertir.

La agencia trabaja en varias acciones de promoción y acompañamiento, como consultoría, poniendo a disposición de las empresas un equipo de consultores sectoriales que las acompañan durante el proceso exportador, en aspectos como diagnóstico, inteligencia comercial, adecuación de producto, promoción, logística.

Entre las herramientas, ofrece:

Hubs logísticos: centros de distribución en los principales mercados del mundo para facilitar la logística y gestión comercial de los productos argentinos, con financiamiento exclusivo del BICE.

BuyArgentina: primera plataforma online y gratuita para facilitar el acceso a inteligencia comercial y unir la oferta exportable de productos y servicios argentinos con importadores y oportunidades de negocio en todo el mundo.

Desarrollo de e-commerce: acuerdos con plataformas globales como Alibaba y Amazon para que las pymes argentinas puedan llevar sus productos a cualquier parte del mundo aprovechando las ventajas del comercio electrónico.

Exporta Simple: plataforma online para exportar a cualquier parte del mundo, hasta 300 kilos o u$s 15.000.

Formación: cursos gratuitos, presenciales y online, y programas de capacitación para ayudar a las empresas a desarrollar capacidades técnicas y de gestión que mejoren su salida al mundo.

Acciones de promoción: ferias, misiones y rondas de negocios para que las empresas promuevan los productos o servicios argentinos cara a cara con compradores de todo el mundo.

Financiamiento: ayudaa las empresas a identificar y acceder a oportunidades financieras según sus necesidades y los requerimientos de cada sector y mercado.

Entre los programas, se encuentran:

Gerenciamiento Asociativo: junto a la Fundación ICBC alentamos al asociativismo, coordinando grupos de empresas complementarias para que trabajen juntas y potencien su oferta exportadora.

Buenas Prácticas Exportadoras: mejora las capacidades de PyMEs del sector Alimentos y Bebidas en áreas como estrategia, identificación de mercados y adaptación de productos, entre otras.

Internacionalización: ayuda a las empresas a abrir oficinas e instalarse en otros países para que puedan expandir sus negocios en nuevos mercados.

Exportar Buen Diseño: destinada a las empresas distinguidas con Sello Buen Diseño que están interesadas en exportar sus productos a mercados externos, este programa genera o consolida su perfil exportador.

Comentarios1
Luis Oscar Cardelino
Luis Oscar Cardelino 21/03/2019 08:04:24

Las exportaciones son necesarias. Conviene recordar a don Arturo Jauretche, "hay que exportar el excedente, no el faltante"