Sustentabilidad

Operación futuro

Keila, de 23 años, trabaja desde hace un mes en Banco Galicia, mientras cursa Administración de Empresas en la UBA. Su primer trabajo, en Banco Santander, luego de terminar la secundaria pública, fue clave para ayudar a sostener a su familia, monomarental. Hasta ese momento su mamá era el único sostén de ella y de sus dos hermanas. Tener un trabajo formal le permitió, además, cursar una carrera universitaria y apostar a su pasión por la música. Ahora, su meta es hacer carrera en el sector bancario.

Nazareno trabaja en J.P. Morgan; Camila, en Artech. Jessi trabaja en Indaltec, además de tener su propio emprendimiento de armado de CVs en su barrio. Ellos son parte de los más de 40.000 egresados de los programas que la Fundación Pescar implementa desde 2003.

Ecoins, cómo es la moneda virtual que premia el reciclaje 

El hecho de que sean jóvenes sin un título universitario y tengan un buen trabajo no sería destacable si no fuera porque a los jóvenes sin experiencia laboral y sin una red de contactos, se les hace muy difícil conseguir un primer empleo formal de calidad.

"Los empleadores objetan que los sub-25 anteponen el balance de la vida personal/laboral al salario cuando se trata de aceptar una propuesta, a la inversa de lo que sucede con otras generaciones. Los jóvenes, por su parte, priorizan un horario que les permita estudiar, dejando al salario en segundo lugar", dice un informe que elaboró Adecco junto a Cimientos -una organización que busca la equidad educativa y la inserción laboral de calidad de jóvenes de bajos recursos.

Anuncios encadenados para alcanzar un desafiante objetivo fiscal

De las 172 empresas privadas de diferentes tamaños consultadas, más de la mitad, 55%, no cuentan con ningún tipo de programa de primer empleo. Y en 66% de ellas las personas menores de 25 años son menos del 20% del plantel.

Y para el 83% de los 184 jóvenes consultados -egresados de la escuela secundaria acompañados por Cimientos-, la principal dificultad en la búsqueda de trabajo es el requisito de experiencia previa; 52% piensa que existe incompatibilidad horaria para seguir estudiando si se trabaja y el 48% aduce como un problema la falta de oportunidades laborales.

A pesar de las super tasas, no seduce la alternativa de hacer carry trade

Por otro lado, 46% de las empresas no encuentran los perfiles jóvenes que requieren, por la falta de preparación de los jóvenes, su falta de compromiso o de "cultura del trabajo" y un desacople de expectativas de los candidatos con relación a lo que pueden ofrecer en torno al concepto de "flexibilidad". Los puestos que buscan cubrir son operarios, administrativos o de soporte, de venta o técnicos.

La importancia del capital social de que disponen las familias a la hora de lograr el primer empleo cobra especial relevancia porque el título secundario no es una condición suficiente para acceder a un empleo registrado, y esto aún más significativo en jóvenes provenientes de contextos vulnerables.

Inflación, salarios y medidas de emergencia

TRABAJAR Y ESTUDIAR

Los jóvenes buscan formarse, porque el mercado laboral requiere cada vez mayores niveles de calificación para la inserción laboral, pero se encuentran con escasez de ofertas laborales que se adapten a su realidad y necesidad de ser, a la vez, estudiantes y trabajadores.

Según Mercedes Porto, directora de Cimientos, la juventud en Argentina está inmersa en un laberinto de problemáticas socio laborales: sufre el doble de desempleo que la media nacional, son el grupo con mayor informalidad laboral y solo 1 de cada 2 logra terminar la escuela secundaria dentro de los tiempos previstos.

Un sector duplicó el crédito en apenas seis meses y se gestiona por celular

"El título secundario no es suficiente y no se logra vincular la escuela secundaria con el mundo del trabajo para solucionar la problemática de falta de experiencia, baja capacitación y desorientación vocacional", explica Porto.

En su opinión, la colaboración de todos los actores brindaría más oportunidades. "Hay que elaborar un nuevo contrato social: la institución educativa debe ejercer como faro del proyecto de vida de los jóvenes; el gobierno local, como agente articulador por excelencia debido a su visión macro del territorio y con una definición de objetivos de desarrollo; las OSC trabajando directamente con jóvenes y escuelas ajustando y definiendo estrategias de intervención; el sector privado y más específicamente el de la intermediación laboral brindando oportunidades de calidad e invirtiendo en programas de primer empleo", explicita.

Segmentación de subsidios al agua: Aysa aumenta las tarifas desde noviembre

Cimientos desarrolla cursos de formación para el empleo junto con distintas empresas que capacitan a los jóvenes sobre tareas específicas de determinadas industrias y sus puestos de trabajo -atención al cliente, asistente administrativo, logística, entre otros. También trabajan con jóvenes sobre el desarrollo de habilidades que favorecen la empleabilidad: cómo armar el CV por primera vez y cómo actualizarlo, practicar para la entrevista laboral, saber en qué empresas postularse son algunas de las acciones que ayudan a los participantes a lograr confianza en sí mismos, conocer las fortalezas propias y a defender su CV.

Su programa Red de Egresados, tiene una tasa de finalización de 85%; en cuanto a Intermediación Laboral, entre 2015 y 2020, un total de 913 jóvenes postuló a una o más de las 609 búsquedas difundidas por la Red y 318 consiguieron empleo registrado.

Cepo al dólar por gasoducto: el canje de Massa para las petroleras

TENER UN PLAN

¿Por qué las empresas no tienen un plan de primer empleo para jóvenes recién salidos del secundario? Para Alexandra Manera, directora de RR.HH. de Adecco, hay una brecha entre lo que las empresas consideran que necesitan para cubrir ciertos roles y el rodaje o experiencia con el que cuenta un joven. "Un plan que propicie ese primer contacto con el mundo del trabajo debería ser a largo plazo. Los jóvenes necesitan ese momento de adaptación para asentar las bases de lo que puede ser el inicio de su carrera profesional. Esa primera instancia conlleva cierta inversión en tiempos y recursos, donde la empresa hace de tutor que acompaña, enseña y monitorea al joven incorporado a su cultura", explica.

La falta de experiencia es el primer déficit que encuentran las firmas. "Para las organizaciones los tiempos apremian y no cuentan con el tiempo necesario para esa curva en donde deben enseñar y entrenar a los jóvenes. Por otro lado, las currículas educacionales no están aggiornadas a las necesidades del mercado", explica Manera.

Menor inflación ya se traduce en mejores precios de las acciones en EE.UU.

En su opinión, las empresas que contratan jóvenes "tienen espacio y espalda para invertir tiempo en los jóvenes para que aprendan del rol y se empapen de su cultura, valores y visión, se les da la oportunidad de aproximarse al core business y luego volver a la senda de la profesión".

"Si las empresas no invierten en las personas, no existen posibilidades. Hay que elegir ser parte del cambio", dice Silvia Uranga, directora de Pescar, que promueve y ejecuta diversos programas de alcance nacional que brindan formación técnico-profesional en diferentes rubros, en habilidades socioemocionales y en el uso de nuevas tecnologías.

Bonos y acciones argentinas empiezan una semana en verde en Wall Street

"La conjunción de estos tres pilares es la mejor manera de generar oportunidades reales de inclusión social y laboral para nuestros beneficiarios", dice. Con aliados del sector privado, público y del tercer sector implementan diferentes iniciativas en todo el país. Volvo, Santander, Corteva, PAE, son algunas de las empresas que tienen centros Pescar, donde la capacitación es de seis meses, sincrónica y mixta, virtual y presencial. "Educamos en habilidades socioemocionales transversales y más allá de lo que aprendan en una empresa específica, los chicos luego buscan trabajo en cualquier otra área o sector", cuenta Uranga. Los participantes se anotan por voluntad propia y egresan con la experiencia de haber trabajado en una empresa de primer nivel. Una vez que obtienen un empleo formal -80% de ellos lo logran a nivel país, según sus estadísticas-, los ingresos de estos jóvenes significan una mejora de por lo menos 40% el ingreso familiar, aunque hay quienes logran cuatriplicar ese ingreso, si logran trabajar en sectores como tecnología.

Dólar soja, importaciones y carne: cuáles son las soluciones que el Gobierno llevará al campo

En cuanto a las razones que explican la alta empleabilidad de los egresados, para Uranga "hay una necesidad de contar con equipos de trabajo comprometidos y motivados y esas son características que tienen nuestros egresados: se anotaron de manera voluntaria y dedicaron 15 horas semanales de su tiempo libre, sin ninguna contraprestación más que la de buscar oportunidades que les permitan diseñar un proyecto de vida realista para construir un futuro mejor", dice.

Es clave el compromiso de la fundación y de las empresas mentoras con la situación de cada uno de los beneficiarios. "Conocemos a los participantes, acompañamos su formación y lo seguimos haciendo una vez egresados. La libertad en la inscripción, el proceso de entrevistas, la capacitación sincrónica y el acompañamiento a a través de tutorías y encuentros influyen en los resultados. El beneficiario está acá porque así lo desea: quiere capacitarse, desafiarse, superarse y conseguir un empleo que le permita realizarse plenamente", explica.

Licencias de conducir en CABA: cambian el sistema con extensión de hasta 10 años y pruebas en calle

SER PARTE DEL CAMBIO

Apoyar la movilidad social y económica de jóvenes provenientes de comunidades vulnerables en Buenos Aires, que sufren de desempleo o subempleo llevó a J.P. Morgan a asociarse con la Fundación Pescar con la que tiene 13 centros en funcionamiento. "El programa equipa a los jóvenes con las habilidades técnicas y blandas necesarias para lograr un empleo formal de calidad en el sector tecnológico", dice Clara Mendiberri, managing director de la firma. "El objetivo compartido es preparar a los jóvenes de comunidades desatendidas para trayectorias profesionales de calidad. De lo contrario, ingresan al mundo laboral sin las habilidades o experiencias que necesitan para tener éxito. Equiparlos con las herramientas y los recursos para prepararse para los trabajos del futuro es fundamental para garantizar un mayor éxito profesional y movilidad económica", dice.

Los números del fin de semana largo de agosto: el turismo generó más de $ 20.000 millones

Otra de las firmas que apuesta a mejorar las oportunidades de empleo juvenil es Coca-Cola. Desarrolló junto a Chicos.net, ProgramON, un programa que ofrece capacitaciones online gratuitas para acceder al mercado laboral a jóvenes de entre 17 y 24 años de todo el país.

ProgramON Primer Envión se enfoca en la adquisición y puesta en práctica de competencias laborales y habilidades digitales, para que estén mejor preparados a la hora de aplicar o comenzar un empleo. Así llegaron a 1200 jóvenes en 2020, a 2400 en 2021 e impactarán a 1600 más este año.

Segmentación y nuevo esquema tarifario: Flavia Royón anticipó las claves de los anuncios

Otros programas son ProgramON Emprendidos, sobre conocimientos básicos para imaginar, diseñar y poner en marcha proyectos productivos, diagramar una estrategia de negocio y aprovechar las posibilidades que ofrecen el marketing digital y el e-commerce, y ProgramON Testing, que ofrece contenidos y herramientas para desempeñarse como tester de software y les ofrece oportunidades laborales en empresas vinculadas al Polo IT.

"Hacemos acciones puntuales para complementar las capacitaciones. Este año recibimos a los jóvenes de ProgramON Primer Envión en nuestras oficinas de Buenos Aires para dos jornadas de mentoreo donde ejecutivos de la compañía compartimos experiencias sobre nuestro recorrido laboral con los chicos", cuenta Fernanda Salerno, a cargo de Comunicaciones y Sustentabilidad de la firma.

ALERTA ÓMICRON: aprueban la primera vacuna contra la variante súper contagiosa de coronavirus 

El área de HR revisó sus CVs y se realizaron entrevistas laborales simuladas para sumarle un valor agregado a la experiencia de los jóvenes.

Próximo feriado en la Argentina: cuándo es y a dónde puedo ir

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios